La agenda de Garro: entre la campaña, la ciudad sitiada y el alarmante rebrote de COVID-19 - Política y Medios
12/04/2021 - Edición Nº4819

COYUNTURA

La agenda de Garro: entre la campaña, la ciudad sitiada y el alarmante rebrote de COVID-19

El jefe comunal se debate entre las internas de la oposición por el liderazgo y una capital bonaerense que atraviesa días más que agitados entre el pico de contagios y el conflicto con cooperativistas.

La ciudad de La Plata se vio atravesada en los últimos días por diversos conflictos que ocuparon al intendente Julio Garro, en medio del armado electoral iniciado meses atrás pensando en discutir la candidatura a la gobernación dentro de la oposición.

Es así que la agenda del dirigente del PRO se debate entre el grave conflicto con un grupo de cooperativistas que se trasladó a las calles, un vertiginoso repunte de los contagios de COVID-19 y la continuidad de la rosca política electoral.

Entre las problemáticas de la capital bonaerense que obligaron al mandatario municipal a reducir el ritmo de actividad electoral, se encuentran las manifestaciones de trabajadores, que comenzaron el martes de la semana pasada con un acampe frente a la Municipalidad y múltiples cortes y piquetes en las principales arterias del microcentro.

Como informó semanas atrás PolíticaYMedios, los reclamos giran en torno a la precariedad de los contratos, susceptibles de no ser renovados en lapsos de tres meses; el magro ingreso de $13.000 mensuales -que además le impide a los trabajadores acceder a políticas de ayuda social del Estado- y diversos tipos de discriminación en los criterios de inclusión de los trabajadores.

Este miércoles, los cooperativistas continuaban con sus protestas en las calles y preveían unos 60 cortes temporales a lo largo de la jornada.

Al respecto, el concejal del Frente de Todos, Ariel Archanco, presentó en la última sesión del Concejo Deliberante un pedido de informe al Poder Ejecutivo municipal “para conocer en detalles las condiciones del pase a planta de los cooperativistas”.

En esa línea, el edil expresó que “resulta casi una burla que no se sepan las condiciones, que haya límites de edad para el traspaso o cualquier tipo de burocracia sin sentido que ponga restricciones, además de representar una baja sensible en lo que hoy percibe cada cooperativista”.

Además, consideró que se trató de un “anuncio para la tribuna” que “lógicamente generó muchas expectativas”.

El concejal opositor, Ariel Archanco.

No obstante, aclaró: “Creímos necesario saber de antemano de qué manera se iba a dar ese cambio para que sea de manera clara y transparente tanto para los trabajadores y trabajadoras como para la ciudadanía platense, y no quede envuelto en sospechas de discriminación o exclusión a dedo”.

Entre los puntos que pidió esclarecer Archanco, se encuentran la procedencia de los asociados que pasarían a planta; la modalidad de contratación; el monto del salario básico que percibirán; si se modificarán las tareas a desempeñar; el plazo estimado de confirmación del pase a planta, y el criterio de selección empleado -en particular, si hubo un límite de edad-.

[“Rehenes de los punteros políticos”]

Al consultar a fuentes municipales sobre si existen instancias de diálogo con los manifestantes, expresaron que ese espacio “se abrió antes de iniciar el proceso de pase de los cooperativistas a la planta”. En ese sentido, evaluaron que estas manifestaciones buscan “doblegar una decisión que tomó el municipio”.

Además, aseguraron: “Las cooperativas que prestan servicios al Municipio tienen dos opciones: el pase a planta temporal, o en todo caso seguir trabajando en otro tipo de convenio de trabajo con el Municipio. Lo que pasa acá es que los cooperativistas que emplea esta organización están siendo apretados para que no firmen con la comuna, porque sino pierden poder político”

Julio Garro, que hasta ahora se había manifestado en las redes sociales cuestionando los cortes de “especuladores que increíblemente no quieren que cooperativistas pasen a la planta municipal” y la metodología, dialogó este miércoles con Radio La Redonda para referirse a esta situación.

“El conflicto que estamos viendo en las calles de nuestra ciudad, sobre todo en la Municipalidad, tiene que ver con una decisión que hemos tomado de reconocer el trabajo de los cooperativistas”, expresó.

Las críticas de Garro a los métodos de protesta.

En ese sentido, contó: “Nos hemos juntado con los presidentes de las Cooperativas y les hemos anunciado que deseábamos que esos cooperativistas pasen a ser trabajadores municipales. Para dignificar su trabajo, reconocerlos y darles el lugar que se merecen como empleados públicos del municipio”

No obstante, el intendente platense explicó que “del 100% de los cooperativistas que invitamos a que pasen, pasaron el 97%”, y consideró que “no pasaron los que son rehenes de punteros políticos”, a quienes acusó de perder “su negocio” con esta medida.

[Entre la agenda electoral y el apremio epidemiológico]

El vertiginoso rebrote de COVID-19 en el país -y particularmente en el AMBA- de las últimas semanas, no fue ajeno a la ciudad de las diagonales, donde en las últimas 24 horas el número de nuevos contagios ascendió a 691, casi duplicando el récord marcado durante la primera ola en 2020.

En este marco, la provincia de Buenos Aires rápidamente dispuso la restricción de todo tipo de actividad nocturna, exceptuando la productiva manufacturera o agropecuaria, también adoptó la modalidad de teletrabajo para el personal administrativo no esencial y redujo a 10 personas el número permitido de asistentes a las reuniones sociales.

Por su parte, las autoridades de la capital bonaerense se alinearon rápidamente a estas resoluciones, en contraste con las diferencias que habían tenido con la gestión de las restricciones durante el año pasado.

En ese sentido, Garro informó en redes sociales: “Instruí al equipo (del Municipio) a que se reúna con sectores empresariales e instituciones, para comunicarles las medidas sanitarias que adoptamos ante el crecimiento de casos en la región”.

A su vez, en un encuentro que también podría interpretarse como partidario, el intendente se mostró reunido con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “para analizar esta nueva etapa del coronavirus en CABA y La Plata”. Según detalló, intercambiaron “información sobre estrategias sanitarias que estamos implementando que ayudan a mitigar el impacto del COVID”.

Sin embargo, este no fue el único encuentro con actores de relieve de la escena política de la oposición. Este martes, el mandatario platense se mostró reunido con el Grupo Dorrego, integrado por diferentes intendentes del PRO de la región metropolitana bonaerense, nada más y nada menos que junto a Mauricio Macri.

A esta altura, la interna de Propuesta Republicana entre el ex presidente, la titular del partido, Patricia Bullrich, y el mandatario de la Ciudad de Buenos Aires, es por todos conocida.

En Juntos por el Cambio las disputas por el liderazgo de cara a 2023 están que arden, ya que sólo el partido fundado por Macri parece perfilar tres precandidatos presidenciales, y todavía falta dirimir las intenciones de la Unión Cívica Radical (UCR).

La imagen de la reunión de Macri junto a integrantes bonaerenses del PRO.

En ese marco, y ante la anunciada intención de Garro de encarar un proyecto provincial consolidando una fuerza proveniente desde las diferentes intendencias del conurbano, el Grupo Dorrego puede llegar a ser un espacio clave para las figuras de la oposición que pretendan encarar un proyecto presidencial.

La colaboración cada vez más estrecha del Gobierno porteño con el platense de un tiempo a esta parte parecía sugerir la aproximación hacia una alianza clave en el armado opositor, pero la reaparición de Macri con el lanzamiento de su sugerente libro, titulado “Primer Tiempo”, puede propiciar sorpresivos acuerdos en Juntos por el Cambio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias