Cornejo y Morales presionan para jubilar a Macri e introducir un candidato del riñón radical para 2023 - Política y Medios
28/10/2021 - Edición Nº5018

INTERNA OPOSITORA

Cornejo y Morales presionan para jubilar a Macri e introducir un candidato del riñón radical para 2023

Los dirigentes de la Unión Cívica Radical evaluaron que una nueva candidatura del ex mandatario no sería conveniente, y pujan por un incremento de la influencia del partido centenario en Juntos por el Cambio.

Tras el lanzamiento del libro del ex presidente Mauricio Macri, “Primer Tiempo”, las especulaciones en torno a un tercer intento presidencial del fundador de Propuesta Republicana (PRO) fueron creciendo.

El título del escrito, que repasa y analiza su gestión al frente del Gobierno de Cambiemos entre 2015 y 2019, impulsó las suspicacias sobre una presunta pretensión del ex jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de iniciar un “segundo tiempo” como jefe de Estado.

En esa línea, algunos de los referentes de mayor envergadura de la Unión Cívica Radical (UCR) a nivel nacional rápidamente tomaron posición, advirtiendo que el otro gran protagonista de la coalición Juntos por el Cambio ya perfila varios precandidatos a presidente en 2023.

Tal fue el caso del presidente mismo del partido, diputado nacional y ex gobernador de la provincia de Mendoza, Alfredo Cornejo.

“En el 2023, no creo que Macri vaya a ser candidato. Si el título del libro genera conjeturas, yo diría categóricamente que en el segundo tiempo tiene que haber nuevos jugadores, tiene que haber cambios”, indicó el sábado pasado el líder del partido centenario, siguiendo el juego de la analogía futbolera tan característica de Macri.

En ese sentido, en diálogo con Radio Continental, el legislador expresó: “Me parece bien que un presidente escriba su experiencia en el gobierno. Cómo lo vivió nos sirve al resto de la coalición”, aunque aclaró que no lo interpreta “como un lanzamiento electoral”, sino como una “contribución”.

Cornejo incluso se permitió una crítica al libro, señalando que “responsabiliza a algunos terceros” por cuestiones que “no funcionaron”, y ejemplificó mencionando el capítulo dedicado a Hugo Moyano.

El ex gobernador de Mendoza consideró que, si bien el dirigente gremial “no contribuyó”, no se le puede asignar todas las culpas, y habló de “responsabilidades compartidas”.

[Declaraciones sincronizadas en tiempo y contenido]

El gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, realizó una lectura similar a la del líder del partido este domingo, exhibiendo una alineación desde la UCR en lo que refiere al rol del partido dentro de la coalición opositora.

“No apoyaría a Macri en una posible nueva candidatura a Presidente. Soy autocrítico de las cosas que hicimos mal. No tuvimos el mejor equipo de los últimos 50 años”, expresó en declaraciones a Radio Rivadavia.

El referente radical no se quedó en una frase, y enumeró algunas diferencias con el ex mandatario, así como los contrastes entre los paradigmas desde los cuales parte el PRO y los de la Unión Cívica Radical.

Al respecto, aceptó que “dejamos de plano las políticas de viviendas sociales durante el gobierno de Macri”, en una declaración que osciló entre el sincericidio y la abierta responsabilización del empresario y su voluntad política durante la administración de Cambiemos.

Además, aseguró que “nosotros creemos en el Estado y el PRO no cree tanto. Nuestra aspiración es que Juntos por el Cambio haga las cosas con responsabilidad”, al tiempo que sentó posición: “Yo prefiero más política, que el radicalismo tenga un rol mucho más importante en la toma de decisiones”.

Es que, a poco más de 5 años del ascenso de la coalición -en ese entonces Cambiemos-, el histórico partido ha aportado fuerza política y caudal electoral; situación que poco se ha visto reflejada a la hora de repartir el liderazgo, sobre todo a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires.

En esa línea, no titubeó en dejar en claro que quiere “un presidente que venga del radicalismo”, y volvió a cargar contra “sectores” dentro de Juntos por el Cambio “que tironean para que continúe la grieta”.

Desde el PRO, se divisan claramente al menos dos voluntades de proyectos presidenciales a las claras: uno, representando al ala opositora más dura y confrontativa, con Patricia Bullrich a la cabeza; el otro, planteando una alternativa que se sale por la tangente de la famosa grieta, y apuesta a generar la imagen de una fuerza abierta al diálogo y el trabajo conjunto, encabezado por Horacio Rodríguez Larreta.

Morales aseguró que la ex ministra de Seguridad le dijo “personalmente” que será candidata, ante lo cual consideró: “No comparto que extreme algunas medidas, pero la respeto mucho”. Respecto al jefe de Gobierno porteño, aclaró: “No es mi candidato, es el del PRO” y agregó que “falta mucho, pero van a ir varias figuras importantes a las PASO”.

Lo cierto es que, si a estos dos referentes claramente visibles se le agrega un último intento de Macri de capitalizar los resabios de liderazgo -construido con solidez hasta el 2015-, no quedan muchos espacios para integrar una alternativa del riñón radical.

En ese marco, la UCR busca poner un freno a la reducción de un partido de semejante trayectoria y dimensión a furgón de cola del PRO -que ni siquiera arrima a la ‘mayoría de edad’ desde su fundación- dentro de la alternativa al peronismo.

Las internas en la oposición están a la orden del día, y a pesar de que el espacio presidido por Bullrich parece detentar la porción más preponderante del poder, el aporte del radicalismo es indispensable para disputarle al oficialismo en los comicios.

En esa coyuntura tendrán lugar las discusiones sobre el protagonismo de cara a 2023, mientras en agosto se comenzará a delinear el equilibrio de fuerzas interno e interpartidario de cara a la segunda mitad de la gestión del Frente de Todos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias