¿Interna o error? Las suspicacias tras la viralización de la captura de Macri en ‘zoom’ desde la cama - Política y Medios
10/04/2021 - Edición Nº4817

SUSPICACIAS

¿Interna o error? Las suspicacias tras la viralización de la captura de Macri en ‘zoom’ desde la cama

La imagen del ex presidente accediendo desde la cama y visiblemente “dormido” a una reunión virtual generó desde bromas hasta cuestionamientos, pero ¿Cómo se filtró?

Luego de la viralización de una captura de pantalla que muestra al ex mandatario, Mauricio Macri, en una videoconferencia con referentes de Juntos por el Cambio levantándose de la cama y con cara de estar despavilándose, comenzaron las especulaciones sobre posibles intencionalidades subyacentes.

A medida que se fueron disipando las risas, los memes, y algún que otro pase de factura al referente opositor en las redes sociales, emergió una pregunta que se caía de madura ¿Quién filtró semejante imagen y con qué objetivo?

Recordemos que, durante su presidencia, una de las tantas cuestiones que se le criticaron desde la oposición al fundador del PRO era su presunta predilección por el descanso y las vacaciones. Es por esto que cabe pensar que la filtración de una imagen casi caricaturesca de lo que tanto le achacaron sería más propia de un enemigo que de un aliado político.

De hecho, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, aprovechó la ocasión de la asunción al frente del Partido Justicialista para chicanear al ex mandatario: “En unidad, vacunamos a los argentinos y argentinas mientras otros se levantan de la cama, hacen Zoom y nos critican”.

La cuestión es que, del mencionado encuentro, participaban referentes de primera línea de la coalición opositora, como Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Alfredo Cornejo, Luis Naidenoff, y otros tantos del entorno inmediato.

Rápidamente, la ex ministra de Seguridad de la Nación buscó bajarle el precio al incidente, aduciendo que se trató de un “error involuntario” del equipo de prensa, y sugirió que se trataba de un tema irrisorio en el actual contexto del país.

“No me parece que se pueda decir ni comentar en qué grupo estaba, ni de qué manera salió. Salió involuntariamente por alguien que seguramente vio una foto sin saber que detrás de esa foto había otra imagen, nada más. No me parece un tema con todo lo que está sucediendo hoy”, expresó Bullrich en diálogo con Radio Continental.

Sin embargo, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, apuntó hacia una “interna del PRO” como explicación de que se filtrara la imagen, en declaraciones radiales a la Rock & Pop. A su vez, el referente de la Unión Cívica Radical (UCR), también aseguró que no estaba en ese “zoom” y confesó: “Hace seis meses que no participo de la mesa de Cambiemos”.

Otra de las capturas filtradas, donde no aparece la ex primera dama, Juliana Awada.

[Traigan primarias, que internas sobran]

En un año de elecciones legislativas, donde Macri retornó a la escena política de manera gradual e intermitente, tras una ausencia casi total desde su derrota electoral en 2019; no sólo está en juego la reconfiguración de fuerzas en las cámaras de cara a la segunda mitad de la gestión del Frente de Todos, sino también la consolidación del armado político para disputarle la presidencia al oficialismo en 2023.

En ese marco, el lanzamiento del libro del ex mandatario, “Primer Tiempo”, parece sugerir la intención de un tercer intento presidencial del ex jefe de Gobierno de CABA.

Sin embargo, esto ha puesto en tensión a los diferentes espacios al interior de la coalición Juntos por el Cambio: sólo dentro del PRO, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich se perfilan para precandidatos presidenciales, con notables diferencias al menos en la prédica discursiva.

El primero ya lo ha sugerido abiertamente durante el año pasado. Y, recientemente, el diputado nacional y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, aseguró que la titular del otro partido de envergadura en la alianza le manifestó personalmente que también se presentará.

No obstante, desde el radicalismo vienen presionando fuertemente para presentar un candidato del riñón del partido centenario, tras más de 5 años de protagonismo postergado tanto a nivel Nación como en las jurisdicciones más preponderantes del país.

El presidente no dejó pasar el exabrupto de su predecesor.

En esa línea, el último fin de semana el propio Cornejo y el gobernador Morales consideraron públicamente que no veían conveniente una nueva postulación de Macri y, permitiéndose algunas críticas a su gestión, el mandatario jujeño incluso advirtió que no lo acompañaría.

En medio de un contexto agitado, las proclamas en pos de la unidad buscan amenizar las diferencias, que parecen cada vez más amplias entre las partes que componen a Juntos por el Cambio.

Esta caldeada situación es, quizás, una de las mejores noticias que en la actualidad puede considerar el oficialismo, que tampoco está libre de pujas internas y llega a la recta final de cara a las legislativas con dificultades para comenzar a pensar en poner fin al flagelo de la pandemia.

De la resolución de esta crisis sanitaria, la profundización del rebote de la economía y la aprobación de alguna política clave -como puede ser el cambio del piso del impuesto a las ganancias- dependerá que el Frente de Todos pueda llegar mejor parado a los comicios, ante una oposición que no parece que vaya a dirimir sus internas en el corto plazo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias