La deuda pública aumentó en el primer cuatrimestre en US$43.393 millones - Política y Medios
14-06-2024 - Edición Nº5978

ROJO FINANCIERO

La deuda pública aumentó en el primer cuatrimestre en US$43.393 millones

El Gobierno nacional incrementó pasivos por el equivalente a US$10.000 millones mensuales. A cuánto asciende el stock de deuda bruta total y cómo se compone la que está en situación de pago normal.

Por Patricio Ballesteros Ledesma

 

Si bien a nivel interno la mayoría de las estadísticas económicas se registran en pesos, como lo hace el INDEC; las consultoras privadas y los analistas del mercado, para dar comparabilidad y estandarizar las cifras la Secretaría de Finanzas utiliza el dólar como unidad de cuenta y así elabora el boletín mensual de deuda pública.

Desde esa perspectiva es una facilidad, sin embargo, como el dólar tiene en la Argentina una cotización oficial muy volátil y a su vez la alta inflación y la restricción externa generan devaluaciones constantes, juntar peras con manzanas genera una complicación extra: la actualización mensual.

Por eso, todas las cifras se expresan en su equivalente en dólares aplicando el tipo de cambio del último día hábil del período para convertir a dicha moneda las restantes deudas emitidas y pagaderas en pesos, derechos especiales de giro (DEG), euros, yenes, entre otras. Además, la deuda emitida en dólares, cuyo pago de capital e interés es en pesos, se clasifica como deuda en moneda local. 

Hecha esta aclaración, el asunto es cómo se encuentra el país en relación a la cantidad y calidad de la deuda pública de la administración central, interna y externa, de todo tipo y en diversas monedas, aunque no incluye el endeudamiento de las provincias,  municipios, el BCRA ni el privado de las empresas y las personas.

El último dato publicado por la Secretaría de Finanzas corresponde a abril e indica que el aumento de la deuda bruta fue equivalente a US$11.012 millones con relación al mes anterior. Con este monto incremental, el consolidado del primer cuatrimestre del año, que coincide con los primeros cuatro meses completos del gobierno de Javier Milei, indica que su gestión agregó US$43.383 millones al endeudamiento soberano.

Esa cifra en dólares resulta similar al préstamo otorgado por el FMI al expresidente Mauricio Macri en 2018, sin embargo no es correcto equipararla, justamente porque unifica toda la deuda en la moneda estadounidense sin discriminarla. En cualquier caso, ese monto equivale a casi 12 puntos del PBI de deuda tomada en apenas cuatro meses, lo que lleva el stock de deuda bruta al 31 de abril de 2024 a un monumental pasivo de US$414.056 millones.

Para cualquier persona, más allá de su conocimientos de finanzas, ese monto de deuda es difícil de mensurar: basta saber que todos los bienes y servicios finales que se producen la Argentina en un año y que se engloban en el producto bruto interno (PBI) ronda los US$550.000 millones. Y si este año el PBI vuelve a caer alrededor de un 3%, se habrá generado menos riqueza, el Estado habrá tenido menos ingresos y encima tomado más deuda.

Otra forma para magnificar esta insustentable situación del país, más allá de las variables macroeconómicas internas, es considerar que China tenía en 2022 un nivel de endeudamiento público del 77% de su PBI, al mismo tiempo que se transformó en el mayor acreedor de deuda mundial, y uno privado de casi el 200%, mientras que en el mismo año la Argentina tenía una deuda soberana equivalente al 84% de su producto y una privada de apenas el 22% del PBI. 

Y el problema de la Argentina no es sólo ese monto de deuda acumulado por el sector público sino que el Gobierno nacional, que declara haber logrado superávits fiscal y financiero en los últimos cuatro meses, en realidad está incrementando ese pasivo en más de US$10.000 millones mensuales.

Del stock de deuda total, US$411.616 millones se encuentran en situación de pago normal y de ese valor el 38% es pagadero en pesos, mientras que el 62% restante es en moneda extranjera (51% en dólares). 

En el detalle, el 79,3% de esta deuda bruta corresponde a Títulos y Letras del Tesoro Nacional, el 18,7% a obligaciones con Acreedores Externos Oficiales , el 1,1% corresponde a Adelantos Transitorios y el 0,9% restante a otros instrumentos.


Con respecto al dato de abril pasado, la deuda en situación de pago normal aumentó en el equivalente a US$11.019 millones, representando un crecimiento mensual del 2,75%, y un aumento de tres puntos de la nominada en pesos con relación a la registrada en dólares.

La variación mensual se explica por la disminución de la deuda en moneda extranjera en US$2.245 millones (en gran parte por pago al FMI) y el aumento de la deuda en moneda local por un monto equivalente de US$13.264 millones, en su mayoría porque se ajusta por la inflación (CER) o el tipo de cambio oficial (dólar linked).

El presidente Milei, el ministro de Economía Luis Caputo y ahora el jefe de Gabinete Nicolás Posse resaltan muchos números, superávits, desinflación, riesgo país, tasa de interés, pero no mencionan este en particular. Los únicos pasivos sobre los que hablan mucho y hacen poco son los devaluados, ajustados y pauperizados jubilados.

Mientras tanto el país está a décimas de llegar al 50% de la población bajo la línea de la pobreza, con una permanente depreciación de sus ingresos y un acelerado incremento de los precios de alimentos y medicamentos, tarifas de los servicios públicos, transporte, impuestos, entre otros.

Una de las primeras medidas que adoptó el Gobierno nacional al asumir fue asegurarse el endeudamiento público por $111 billones hasta el final del mandato, algo que no tuvo mucha repercusión mediática pero que, sin la intención de enviar al Congreso un nuevo presupuesto y previendo prorrogar el del año pasado, era prioritario para sus objetivos y entonces lo estableció por decreto.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias