Larreta exhibe su armado en la provincia, reunido con Santilli, Garro y Grindetti - Política y Medios
03/10/2022 - Edición Nº5358

CONSTRUCCIÓN DE LIDERAZGO

Larreta exhibe su armado en la provincia, reunido con Santilli, Garro y Grindetti

El mandatario porteño se mostró reunido con sus aliados en el AMBA, a días del encuentro de los referentes opositores donde la carrera presidencial comenzó a lanzar chispazos.

A casi una semana de la reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio, donde los ánimos de tensa calma fueron el trasfondo de un mitin que consistió en una constante marcada de cancha de unos actores a otros, Horacio Rodríguez Larreta se reunió con sus hombres en territorio bonaerense.

Aunque no fue él quien lo hizo público, el jefe de Gobierno porteño mantuvo un encuentro con el diputado nacional por la provincia y ex vicejefe de Gobierno de CABA, Diego Santilli, el intendente de La Plata, Julio Garro, y su par de Lanús, Néstor Grindetti.

Desde hace tiempo que el líder PRO busca hacer pie en territorio bonaerense y, tras el desembarco exitoso de uno de sus alfiles en las últimas legislativas, aceleró el proceso de vinculación creciente que venía tejiendo con los intendentes que tiene el partido en el conurbano.

“Con Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli estamos de acuerdo que faltan políticas en materia económica, seguridad y empleo”, escribió el jefe comunal de la capital bonaerense en sus redes sociales, acompañando el texto con una imagen de la reunión.

A continuación, explicó: “Por eso nos reunimos, para seguir trabajando juntos, fortalecer el espacio y ser una alternativa responsable que nos lleve a construir un futuro mejor”.

En tanto, el otro en mencionar el encuentro, con registro fotográfico incluido, fue Grindetti, quien afirmó: “Analizamos la actualidad argentina y compartimos la preocupación por la falta de rumbo económico, la creciente inflación y el recrudecimiento de la inseguridad”.

Al respecto, cerró señalando que “es fundamental que nuestro espacio trabaje en planes de gobierno para poder ser una alternativa seria y responsable para devolverle la esperanza a nuestros vecinos”.

Las intenciones presidenciales del alcalde de la Ciudad de Buenos Aires ya no son ningún secreto a voces, pero por lo pronto viene siendo más un tema de discusión intrapartidaria que de exposición pública: para ‘la gente’, se reserva una campaña de exhibición de la gestión que lleva adelante hace dos mandatos en el distrito más rico del país, bajo el slogan “la transformación no para”.

Sin embargo, parece evidente que tras la áspera reunión del miércoles pasado en el Instituto Hannah Arendt, buscó generar una impresión de liderazgo aunque más no sea a través de otros interlocutores.

Es que en el encuentro, en que Gerardo Morales logró apartar la discusión de una posible integración de Javier Milei, con el apoyo de la Coalición Cívica, volaron insinuaciones y advertencias pasivo agresivas en todas direcciones.

Menos trascendencia adquirió el pase de factura del titular de la Unión Cívica Radical (UCR) a Mauricio Macri por los rumores que corrieron sobre un presunto acuerdo suyo con Sergio Massa en relación al proyecto de conformación del Consejo de la Magistratura; o los intentos del ex presidente por mantener al jefe de Gobierno porteño en el rol de súbdito (al reprenderlo por su vínculo -otra vez- con el presidente de la Cámara de Diputados).

Entre las cosas que no se dijeron pero que todos escucharon se encuentra la inequívoca intención del empresario de buscar su ‘segundo tiempo’ presidencial, que fue escuchada sin contrariedades expresadas por los presentes.

En ese mismo marco, y tras exponer su perspectiva de una administración de grandes acuerdos, Larreta fue consultado por qué haría ante un hipotético pedido de Macri para que dé de baja su candidatura, al cual respondió: “Le pido que se baje él también”, según precisó Iván Schargrodsky en Cenital.

En este agitado contexto político, si la oposición está más serena que el oficialismo es porque el Frente de Todos nada en las turbulentas aguas de una interna que no da tregua casi ningún día.

Pero lejos está Juntos por el Cambio de haber resuelto sus diferencias fundamentales, y cada expresión por estas horas debe ser leída como un sutil y craneado movimiento de ajedrez.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Más Noticias