Etiquetado frontal: del temor de la oposición a que Manzur impidiera el debate a la decisión de negar el quórum - Política y Medios
23/10/2021 - Edición Nº5013

ANÁLISIS

Etiquetado frontal: del temor de la oposición a que Manzur impidiera el debate a la decisión de negar el quórum

La fallida sesión de ayer en el Congreso ilustra la inestabilidad que signa la coyuntura. Hipótesis desarmadas y acusaciones cruzadas por una Ley de escaso impacto político.

La noticia política más trascendente de este martes fue sin dudas la no celebración de la sesión especial en la Cámara de Diputados, donde se pretendía tratar, entre otras iniciativas, la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable (más conocida como de etiquetado frontal).

A raíz de la negativa casi total del interbloque Juntos por el Cambio a bajar al recinto para tratar las normativas, se desató una polémica donde se cruzaron acusaciones diversas. Como es habitual, el debate salió del Congreso y encontró escenarios paralelos en medios de comunicación y redes sociales, involucrando en este último a militantes y simpatizantes de ambos bandos.

En líneas generales, los cuestionamientos podrían resumirse -a grandes rasgos- en que el oficialismo tildó a la oposición de custodiar intereses económicos concentrados; al tiempo que la oposición achacó al oficialismo haber diseñado un temario de interés exclusivamente propio.

No obstante, las manifestaciones en los días previos también permiten observar inconsistencias en el accionar de la coalición opositora.

El bloque del Frente de Todos publicó un comunicado al respecto.

El viernes pasado, el ex secretario de Salud de Cambiemos, Adolfo Rubinstein, había calificado como “fundamental” la ley a tratar, aunque manifestó su preocupación por la influencia del lobby de “la industria alimentaria y las provincias azucareras” en las demoras de su tratamiento. Puntualmente, apuntando a la reciente designación del tucumano, Juan Manzur, al frente de la jefatura de Gabinete.

“El próximo martes se trataría en la Cámara de Diputados Ley de Etiquetado Frontal de alimentos, que ya cuenta con media sanción del Senado. Esta ley es fundamental para priorizar la salud en nuestro país. Pero no podemos cantar victoria todavía”, advertía en sus redes sociales el ex precandidato a diputado nacional por la lista Adelante Ciudad en Juntos.

Al respecto, recordó que “si no se vota este año, el proyecto perderá estado parlamentario” y sugirió: “Las demoras en el tratamiento sin dudas están vinculadas al lobby que la industria alimentaria y las provincias azucareras hacen en su contra. Y los cambios en el gabinete nacional no son un buen augurio”.

No obstante, hacia el final consideró que, de aprobarse, “permitirá promover la alimentación saludable, mejorar los perfiles nutricionales de nuestro país y reducir el impacto de la obesidad y las enfermedades crónicas en el sistema de salud”, concluyendo: “La pregunta es ¿qué importa más?¿Los intereses de algunos o la salud del país?”.

Lo cierto es que, al llegar la hora de volver a ocupar las bancas en la cámara baja, los cinco diputados tucumanos del Frente de Todos (Pablo Yedlin, Carlos Cisneros, Mario Leito, Gladys Medina y Mabel Carrizo) asistieron a la sesión especial.

No fue el caso del interbloque Juntos por el Cambio, que decidió no bajar al recinto con la excepción de los radicales mendocinos Claudia Najul y Federico Zamarbide. La razón de su presencia fueron los intereses productivos regionales: en la sesión especial también se debatiría la modificación del Estatuto del Trabajador Contratista de Viñas y Frutales, sobre despidos y remuneración mínima.

A su vez, también se discutiría el proyecto de Régimen previsional diferencial para trabajadores vitícolas comprendidos en el convenio colectivo de trabajo 154/91 y contratistas de viñas y frutales comprendidos en la ley 23.154 que desarrollen actividades tendientes a un envejecimento prematuro.

En otro orden de las cosas, cabe recordar que también iba a tratarse un proyecto de garantización de DD HH de las personas en situación de calle y en riesgo a la situación de calle.

Las iniciativas que la oposición buscaba incluir en la sesión.

[La falta de consenso, el argumento de la oposición]

A pesar de que el ex secretario de Salud de Cambiemos y numerosos legisladores de Juntos por el Cambio se pronunciaron a favor de la ley de etiquetado frontal, 112 de los 114 diputados de ese interbloque no asistieron a sesionar, impidiendo su tratamiento a pesar de que le restan unas pocas semanas con su estado parlamentario vigente.

En este sentido, la oposición apuntaló, con el presidente del espacio, Mario Raúl Negri, a la cabeza, el argumento de que -al tratarse de una sesión especial- o bien los proyectos debían ser consensuados, o bien el oficialismo debía conseguir su propio quórum, y nada de esto sucedió

“Ministro hay una palabra el Gobierno debería empezar a internalizar: consensuar. La sesión que pidió su bloque no contempló los pedidos de la oposición. ¿Acaso la Emergencia educativa y cambiar la ley de Alquileres no son clave para la gente? El Congreso ya no es una escribanía”, respondió el radical cordobés desde Twitter a un cuestionamiento de Eduardo “Wado” de Pedro.

Desde JxC advierten que apoyan el proyecto.

En esa misma línea se ubicaron los demás, incluyendo a Najul, que no acató la decisión del partido y acudió a la cámara igualmente. La mendocina atribuyó la falta de quórum al “mal cálculo del Frente de Todos que tuvo diputados ausentes de su propio bloque” y afirmó: “Quisieron hacer un show electoral y no contaban con su propia impericia”.

Cierto es que el oficialismo no contó con la presencia de José Luis Martiarena (Jujuy), Karim Alume Sbodio (San Luis), Juan Mosqueda (Chaco), Alcira Figueroa (Salta) y Graciela Navarro (Santiago del Estero). No obstante, incluso con la totalidad de su plantilla presente, hubiera quedado a 2 bancas de lograr el mínimo requerido.

Ahora las dos minorías principales en la Cámara de Diputados de la Nación deberán ponerse de acuerdo, en medio de un clima de antagonismo, para no dejar que un proyecto valorado y reconocido a los cuatro vientos por propios y extraños vea caducar su condición parlamentaria mientras los egos partidarios la mantienen de rehén.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: