El Gobierno inicia la campaña y su reordenamiento interno - Política y Medios
03/12/2021 - Edición Nº5054

CASA ROSADA

El Gobierno inicia la campaña y su reordenamiento interno

Mientras el Gobierno nacional motoriza una catarata de anuncios de la mano del renovado Gabinete, Alberto baja al territorio y, al menos hasta el 14 de noviembre, habrá tregua en el oficialismo.

Por Juan Pablo Peralta, desde Casa Rosada.

En su primera semana como nuevo jefe de Gabinete y de campaña, Juan Manzur, además de armar un esquema de agenda que arranca a las 7 de la mañana con diversas reuniones en Casa Rosada, realiza a la vez fugaces visitas al Conurbano, donde el comando electoral del Frente de Todos entiende que está la clave para intentar dar vuelta el resultado de las PASO con aquellos 360 mil bonaerenses que no asistieron a sufragar.

Sea Avellaneda, Ituzaingó o La Matanza, el tucumano aprovecha esas salidas de Balcarce 50 para codearse con intendentes, líderes de organizaciones sociales, y participar también en plenarios partidarios, recorridos por ferias de emprendedores, o entregar Netbooks de Conectar Igualdad en alguna escuela.

Al presidente Alberto Fernández le toca en esta etapa estar más alejado de las luces y llevar adelante  actividades “de proximidad”, como las denomina el equipo de asesores electorales.

Las mismas consisten en reuniones (que no se anuncian a la prensa) con grupos reducidos de trabajadores, jubilados y vecinos, en distintos puntos de la Provincia de Buenos Aires. La idea de evitar cámaras y periodistas merodeando, es una continuidad, más potenciada aún, del sistema que introdujo en el entorno albertista, el “renunciado” Juan Pablo Biondi, quien tiene ahora como su brazo ejecutor a Juan Ross (Secretario de Comunicación de la Presidencia) y a su segundo, el polémico fueguino, Marcelo Martin.

Este tándem, que es observado con rigurosidad y desconfianza por el sector que encabeza la vicepresidenta Cristina Kirchner, está muy resentido y operó esta semana desde el deshilachado “albertismo” para que su jefe deje de ser enviado “a timbrear”.

Como se había adelantado, el maremoto de anuncios se lanzó el lunes con el “Programa Registradas”, que pretende reducir la informalidad de las trabajadoras de casas particulares, subsidiando desde el Estado entre un 30 y un 40 por ciento de sus salarios.

De todos modos, una vez hecha pública la medida (en un mensaje grabado y sin preguntas de los acreditados en la sede del Poder Ejecutivo), Elizabeth Gómez Alcorta (Ministra de las Mujeres, Género y Diversidad) fue interpelada con respecto a las críticas que recibe por parte del colectivo feminista, debido a su acercamiento a Manzur, quien en 2019 fue denunciado por ella por haber evitado, como gobernador de Tucumán, que una menor de 11 años (que fue violada por su abuelastro), accediera a una Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Lo único que respondió la funcionaria fue que esa presentación judicial la hizo cuando no dirigía la cartera que hoy tiene a cargo, y que de todos modos volvería a realizarla siendo ministra o no.

Mientras el Gobierno nacional, a través de la Secretaría de Comercio Interior negociaba un acuerdo para frenar la suba de precios en los supermercados; el martes, en el Salón de Conferencias del segundo piso de Casa de Gobierno, el flamante ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, junto a Manzur informaron sobre el envío de fuerzas federales a la provincia de Santa Fe para enfrentar al narcotráfico y el delito complejo. El plan es que entre policías y Gendarmería, haya en Rosario y la capital de esa provincia, 1575 efectivos en marzo de 2022. 

A la vez, en el palacio rosado se encontraban participando de diversos cónclaves: Sergio Massa, Máximo Kirchner, Martín Insaurralde, Aníbal Fernández y Axel Kicillof. Sin el Presidente, pero sí con la presencia del flamante ministro coordinador, trataron temas vinculados a la toma de decisiones con respecto al cepo a la exportación de carne vacuna, pero principalmente, la estrategia que se encarará en los próximos 44 días de campaña.

Hubo reproches cruzados y pases de factura, pero la síntesis es que se decidió mostrar una gestión en permanente actividad, continuar con las aperturas, dejar en manos de los jefes distritales la táctica que sume votos para resistir el avance de la oposición, y que se hablará de cara al futuro y lo menos posible de la pandemia.

Los anuncios en materia de seguridad para la provincia de Santa Fe, particularmente el corredor Rosario-Santa Fe.

A mitad de semana, Julio Vitobello (Secretario General de la Presidencia) se encargó de desmentir los gastos de consumos en la Residencia de Olivos, explicando que de $54.900.000, que están estipulados en el presupuesto, se ejecutaron 26 millones de pesos. En ese contexto se reabrieron las puertas del Museo del Bicentenario con el fin de que Fernanda Raverta diera a conocer la implementación de las jubilaciones anticipadas que beneficiarán a unas 30 mil personas.

Sentado al lado de la funcionaria de la ANSES, Manzur dijo “ojalá Dios nos ayude”, y la frase quedó retumbando como la voz del intendente oficialista de Escobar, Ariel Sujarchuk, quien sin reparos, le pegó duro al cambio de ministros, a la administración del gobernador Kicillof, y afirmó lo que nadie quiere decir ni escuchar en la Rosada: “no hay manera de revertir en noviembre la derrota de las PASO”.

Sin solución de continuidad, y en el marco de un estado de reunionismo continuo, pasaron por la sede de Gobierno, desde el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, quien dialogó con Manzur sobre temas relacionados al sector que es cuestionado desde el kirchnerismo por la suba de precios; hasta el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, al que se le pidió que baje su lista en la provincia para evitar perder más bancas en la Cámara Alta.

Entre tanto, desde Agricultura llegó una nueva medida: Julián Domínguez notificó a la Mesa de Enlace que se flexibiliza la restricción a las exportaciones de carne vacuna. Por ahora sólo será con la República Popular China. Para los ganaderos la resolución sigue teniendo “sabor a poco”.

Con discusiones internas en torno al Presupuesto 2022, que elaboró el ministro de Economía, Martín Guzmán, llegó el apurado anuncio sobre la vuelta del público a los estadios de fútbol con un aforo del 50 por ciento, sin embargo, otra vez hubo una novedad que eclipsó la buena nueva de Aníbal Fernández. El Índice de Pobreza que elaboró el INDEC alcanzó el 40,6 por ciento. Es decir, que casi 19 millones de argentinos no llegan a cubrir el costo de la canasta básica. Mientras que el 10,7%, está en la más absoluta indigencia.

Manzur, al respecto, evaluó: “Si bien vemos un cambio de tendencia, hay una disminución pequeña, pero una disminución, vemos que en provincia de Buenos Aires esta disminución ha sido aún mayor. Cuando uno mira el indicador en su totalidad nos duele mucho. La instrucción que tenemos del Presidente es redoblar los esfuerzos en pos de generar trabajo genuino”.

Tras esto, el silencio de radio abordó la salida cabizbaja de Matías Lammens (Deportes y Turismo), Vizzotti, y el propio Aníbal, de la sala de Conferencias.

La tan esperada aparición conjunta de los Fernández en el Museo del Bicentenario, ocurrió pasadas las 18 hs. Cristina llegó antes. Bajó exultante de su automóvil y entró por la explanada con rumbo al despacho de “Wado” de Pedro. Estuvo allí unos 20 minutos hasta que se juntó con el primer mandatario en el ascensor que los condujo al evento que contó con varios invitados presenciales y otros virtuales.

Allí, Julián Domínguez (Ganadería, Agricultura y Pesca) dio a conocer el proyecto de ley de Fomento al Desarrollo Agroindustrial. Hubo minutos de distensión entre los compañeros de fórmula que llegaron al poder en diciembre de 2019. Fue en esa breve previa y al finalizar el acto.

En el evento se los notó distantes y fue el propio Alberto Fernández el único orador después de las palabras del titular de la cartera agraria. En su discurso, de unos 11 minutos, el Presidente dejó un mensaje. Llamó a no fomentar "la división para seguir parados en el mismo lugar". La tregua con su vice seguirá así hasta el 14N, pero el clima en Balcarce 50 adelanta que “el día después” será el que defina los próximos dos años de mandato de la coalición gobernante.

El afán de mostrar gestión, dar buenas noticias, y llevar adelante maratónicas jornadas de anuncios produce que los responsables de la comunicación oficial cambien las agendas sobre la marcha y potencien la desprolijidad informativa.

El jueves a la noche se adelantó desde la vocería gubernamental que este viernes habría una conferencia de prensa matutina con Vizzotti, Gustavo Béliz (Asuntos Estratégicos), y el director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay: Jordan Schwartz, pero a los pocos minutos fue dada de baja. En la mañana del último día de la semana se la reactivó y quedó pendiente una visita de Manzur junto a Alexis Guerrera (Transporte) y Lammens, que iban a recorrer obras en el Aeropuerto de Ezeiza.

La rueda periodística sumó, además de los ya nombrados, a Florencia Carignano (Migraciones), y a Eduardo de Pedro (Interior). Fue para dar a conocer que el BM aprobó un préstamo de 500 millones de dólares con los que Argentina comprará vacunas de Pfizer y Moderna, también la rehabilitación de pasos fronterizos, y la eliminación del cupo de ingresos al país desde el 1 de noviembre.

En ese marco, el jefe de Gabinete aprovechó el combo de noticias para asegurar que "los datos son muy promisorios porque si esto sigue en esta dirección quiere decir que estamos transitando, quizás, la última etapa de la pandemia".

Por su parte, la titular de la cartera sanitaria dio su explicación sobre por qué se atendió de una apendicitis en una clínica privada: “Hay un error de concepto grande, el Ministerio de Salud no es el Ministerio de Salud Pública, es el Ministerio de Salud, que tiene a cargo la Seguridad Social, la medicina prepaga y la salud de todo el país; todas las personas que tienen un trabajo en relación de dependencia y tienen aportes a una obra social, se atienden en su cobertura de salud”.

En la continuidad de la vorágine de anuncios que se impuso el Gobierno, y que siguieron hasta caer el sol, el presidente Fernández y Daniel Filmus (Ciencia y Tecnología), comunicaron en la tarde, una inversión de más de 12 mil millones de pesos para financiar obras en el CONICET. También hubo una reunión entre el mandatario y referentes de la CGT para acordar el regreso a la plena actividad en tomar medidas para que los trabajadores no pierdan el poder adquisitivo.

El clima en Casa Rosada resulta extraño y deja entrever la ansiedad que anida en los despachos de quienes integran la alianza de gobierno. Para algunos la derrota de septiembre encauza a la administración hacia una vuelta al peronismo, para otros, se trata simplemente de un reacomodamiento de la autoridad en el Frente de Todos.

En lo que la mayoría de los que caminan los pasillos de Balcarce 50 coinciden, es que hasta las elecciones habrá una especie de interinato protagonizado por los gobernadores del norte y los intendentes bonaerenses, que tiene como objetivo reencauzar el rumbo y garantizar la gobernabilidad, recostados en la chapa histórica que tiene el PJ, y que dará pelea desde cada uno de sus territorios.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Más Noticias