La dura “carta a los negacionistas” de los ex combatientes de La Plata - Política y Medios
18/09/2021 - Edición Nº4978

CAUSA MALVINAS

La dura “carta a los negacionistas” de los ex combatientes de La Plata

El Cecim dedicó un comunicado cargado de argumentos que respaldan la soberanía nacional sobre las Malvinas, en respuesta a Sarlo y figuras de la oposición.

Desde hace décadas, la cuestión Malvinas es un tema sensible de nuestra sociedad. La guerra abrió heridas, individuales y colectivas, que la memoria busca acompañar con hidalguía, y también el eterno reclamo de soberanía por las vías diplomáticas.

Sin embargo, en los últimos años se ha vivido un inédito avance de discursos pro británicos en el debate, dentro de la propia sociedad argentina y, por consiguiente, con su correlato en la política.

Las expresiones del fundador del PRO y ex presidente, Mauricio Macri, considerando que serían “un gasto” para nuestro país, así como aquellas publicaciones de organismos estatales con imágenes de mapas de Argentina y de sudamérica omitiendo a las islas junto a Tierra del Fuego son apenas la punta del iceberg.

No pocos compatriotas han recogido y apropiado estas corrientes de pensamiento en el último tiempo, tornando una discusión aquello que no hace mucho parecía ser uno de los pocos consensos inamovibles de nuestra sociedad y nuestra clase política.

Cabe preguntarse si la estrategia de ciertos sectores políticos e ideológicos implicó no dejar espacio del imaginario social sin polarizar, sin integrar a la famosa grieta, sin establecer como escenario de batalla.

En este sentido, a las escandalosas declaraciones de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, sugiriendo que a Pfizer “le podríamos haber entregado las Malvinas” a cambio de vacunas, recientemente se sumó la polémica candidata a diputada de su riñón: Sabrina Ajmechet.

Se trata de una profesora de Pensamiento Político Argentino en la UBA y secretaria de Investigación de la Universidad de la Ciudad de Buenos Aires, de quien se filtraron en las últimas semanas diferentes publicaciones en redes sociales del año pasado y de hasta 8 años atrás sumamente agraviantes contra la causa Malvinas, entre otras.

En tanto, la gota que rebalsó el vaso fueron las palabras de la reconocida periodista y escritora, Beatriz Sarlo, en diálogo con LaNación+: “Yo fui a las Malvinas, para una serie de notas. Es un territorio británico que es lo más parecido al sur de Escocia. No hay habitante de ese lugar que no viva la llegada de militares como una invasión”.

En ese sentido, ratificó que “aparentemente, fueron de la Argentina en la década del 30 del siglo XIX... Es decir, cuando la Argentina aún no se llamaba Argentina. Cuando aún no estaba unificada como país. Cuando aún no tenía Constitución” e insistió: “Todavía hoy se agita eso cada vez que se quiere hacer cierta propaganda nacional”.

Como si fuera poco, Sarlo concluyó su intervención con una clara provocación en referencia a las repercusiones que podían llegar a tener sus declaraciones: “Ya saben que yo soy una vendepatria. Me importa muy poco la polémica que se genere con un promalvinero. Lo mandaría a vivir seis meses a las Malvinas y trabajar ahí”.


 

Algunos de los tweets de la candidata de Bullrich que generaron polémica.

[“Carta a los negacionistas”]

Es en este marco que el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas publicó un duro comunicado contra la arremetida que viene sufriendo la causa que, casi 40 años después de la guerra, continúa reclamando la soberanía de nuestro país sobre las islas.

“Sólo la desinteligencia puede tratar de argumentar que los 44 millones de argentinos no tenemos derecho de ejercer la soberanía en nuestro territorio y disponer de los recursos usurpados en forma unilateral por Gran Bretaña”, inicia el documento.

En las primeras líneas, dejaron claro que “ante todo, somos ex combatientes de Malvinas por una decisión tomada por la dictadura militar, la cual no compartimos, ya que fue la acción más desmalvinizadora del siglo XX”.

También reconocieron las “consecuencias terribles para nuestro país”, en referencia a que la declaración de guerra le permitió “al imperialismo” instalarse con su poder militar en los territorios usurpados desde 1833 por la fuerza.

“Malvinas, Sandwich, Georgias del Sur y sus mares correspondientes forman parte de nuestro territorio y está usurpado por una potencia neo colonial- militar que desalojó por la fuerza, a los criollos argentinos y a las autoridades dispuestas por nuestro gobierno”, sostuvieron los ex combatientes platenses.

A su vez, desde el Cecim señalaron que actualmente se trata de “una causa de Latinoamérica”, razón por la cual Argentina suele obtener “el apoyo unánime de los gobiernos regionales, que plantean una estrategia común en pos de la defensa de la integridad territorial y de los recursos naturales”.

Uno de los tantos mapas publicados por organismos del Estado que omitieron a las Islas Malvinas durante el Gobierno de Mauricio Macri.

Cabe aclarar que se trata de un respaldo prestado por muchos otros países del mundo, cada vez que la Cancillería Argentina lo plantea ante las diferentes conferencias y comités de la ONU.

La carta abierta destaca, por otro lado, que actualmente “la cuestión Malvinas es una causa de Estado donde mayoritariamente el arco político asume con responsabilidad y acompaña las acciones que está llevando adelante el PEN (Poder Ejecutivo Nacional)”.

Se trata del pedido de cumplimiento con las resoluciones de la ONU a Gran Bretaña, que insta al diálogo entre las partes para la resolución y que, según aclaran, “no reconoce a la población de la isla como sujeto de derecho, ya que fue insertada” y por lo tanto no le cabe el principio de autodeterminación.

“¿Qué ideario tiene este grupo de negacionistas sobre los habitantes de las islas?”, cuestionaron, agregando que no superan las 3.300 personas, de las cuales son poco más de 1.000 las nacidas allí.

“El resto, como primera minoría es de la Isla de Santa Elena, unas 600 personas, otro territorio ocupado por GB, le siguen unas 400 personas de nacionalidad chilena y el resto de origen británico, además de los 30 argentinos que allí residen”, detalla el documento. 

Además, se menciona que no toman decisión alguna en materia de política exterior, siendo que integran los territorios de ultramar británicos y se les impone gobernador desde el país europeo.

Otro de los tópicos insertados tiene que ver con la cuestionada actividad militar que llevan adelante las autoridades en el territorio, que tiene una relación de dos habitantes cada un miembro de las Fuerzas Armadas.

En total, se emplazan “unos 1500 soldados que están asentados en la fortaleza Malvinas en la base de Mount Pleasant, donde se violan tratados de la comunidad internacional como lo es el de Tlatelolco y la Zona de Paz y Cooperación en el Atlántico Sur”.

En detalle, denuncian que Gran Bretaña ha montado en las Islas Malvinas “un campo de entrenamiento de las últimas tecnologías militares”, donde entrenan a las fuerzas que luego actúan en diferentes regiones del mundo, entre las cuales mencionaron a Irak, Afganistán y el norte de África.

“Hemos viajado a las islas en varias oportunidades y vemos cuál es la situación que allí viven los isleños, totalmente amordazados con los medios de comunicación donde prima la señal de TV BFBS (sistema de comunicación de las bases militares británicas), no se respetan las normas básicas en la relación laboral y por ende los Derechos Humanos”, manifestaron los ex combatientes.

Además, señalaron el “alto riesgo permanente de desastre ecológico” que implica la exploración sin control de hidrocarburos en forma ilegal. 

En esa línea, sostuvieron que los denominados “kelpers”, “son rehenes de la empresa dueña de casi la totalidad de las propiedades de la isla: la FIC (Falkland Islands Company)”, cuyos mayores accionistas “se vinculan con la familia Thatcher y además tienen el monopolio de las mercancías que consumen los habitantes”.

En relación con esto, desde el Centro se preguntaron: “¿Será este el modelo que los “negacionistas” tienen como ideario?”.

La publicación del Cecim incluyó una imagen de Beatriz Sarlo a modo de encabezado.

[El repudio a las “relaciones carnales” y al macrismo]

En el último pasaje del contundente comunicado, el Cecim repasó la evolución de la causa a lo largo de las últimas décadas, reconociendo “altibajos” desde el regreso a la democracia.

“Ni vale la pena repasar la época de las relaciones carnales de los ’90, con la política de seducción, que permitió mediante los acuerdos de Madrid la explotación indiscriminada de los recursos ictícolas, que depredan el Atlántico sur poniendo en riesgo la sustentabilidad del recurso y perjudica en forma directa el costo de los consumidores argentinos”, mencionaron en relación al Gobierno de Carlos Saúl Menem.

A continuación, consideraron que “algo similar” ocurrió durante el Gobierno de Cambiemos, “con el nefasto acuerdo firmado en septiembre de 2016 conocido como Foradori Duncan”. 

Allí, sostuvieron, “Macri le entregaba nuevamente la iniciativa a los británicos en el Atlántico Sur en la explotación de los recursos que nos pertenecen, mejorando la logística para tal fin”.

El Cecim recordó la política de Cambiemos al momento de repudiar las declaraciones de Patricia Bullrich.

También recordaron la “fuerte presencia” del Estado argentino a lo largo de los años para con los habitantes, “con empresas como LADE, YPF, Gas del Estado y con el envío de maestras a las islas”; y que muchos isleños han hecho uso de la educación y la salud pública de nuestro país. Proceso “interrumpido por la intransigencia de la dictadura militar”.

A su vez, evaluaron que los ex combatientes sufrieron “como ninguno los arrebatos autoritarios de la dictadura militar en la aventura bélica llevada a cabo en 1982”, agregando que desde entonces se han involucrado en la defensa de la democracia y la soberanía, “realizando los aportes necesarios” para recuperar esta última.

“En la Argentina no hay lugar para los negacionismos, tampoco para los anti derechos, para los que militan la cultura estratégica pagados por alguna embajada, en Argentina hay un pueblo que piensa en recuperar el futuro”, sentenciaron al final.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias