Encuentro entre Biden y Putin, en un marco de tensión histórico - Política y Medios
01/08/2021 - Edición Nº4930

CUMBRE

Encuentro entre Biden y Putin, en un marco de tensión histórico

Ambos mandatarios coincidieron en las últimas semanas en que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia atraviesan el nivel más crítico.

La cumbre en Ginebra entre el presidente estadounidense, Joe Biden, y su par de la Federación Rusa, Vladimir Putin, se celebra este miércoles en medio de un contexto de hostilidad que desde ambos Gobiernos han caracterizado como uno de “los puntos más bajos” desde el fin de la Guerra Fría.

Desde la llegada del líder socialdemócrata a la Casa Blanca, la mira se posó sobre la nación transcontinental y el sucesor de Donald Trump no titubeó en lanzar acusaciones fuertes sobre las autoridades rusas.

Entre otras cuestiones, Biden tildó de “asesino” a Putin, a quien advirtió que deberá “prepararse” en caso de que se confirmen las sospechas de injerencia en el proceso electoral norteamericano.

“Los líderes discutirán toda la gama de asuntos urgentes, mientras buscamos restaurar la previsibilidad y la estabilidad en la relación entre Estados Unidos y Rusia”, detalló la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Desde el Kremlin destacaron que algunos de los tópicos girarán en torno a las relaciones bilaterales, los problemas vinculados con la estabilidad nuclear estratégica y cuestiones de coyuntura como la colaboración en la lucha contra la pandemia de Covid-19 y conflictos regionales.

Se trata del primer encuentro entre los jefes de Estado de las naciones desde julio de 2018, cuando Putin se encontró con el ex mandatario republicano en Helsinki, Finlandia.

Además de acusar al Gobierno ruso de minar la confianza de la sociedad estadounidense en el proceso electoral de noviembre de 2020, desde la Casa Blanca también les han atribuido ciberataques recibidos. Otro de los factores que le cuestionan al mandato de Putin remiten a la calidad institucional, en especial al ataque sufrido por el referente opositor Alexéi Navalny, envenenado mientras abordaba un avión en agosto de 2020.

Otro de los motivos de las hostilidades entre las partes recae evidentemente en intereses contrapuestos en lo que refiere a la geopolítica. Ambas potencias mantienen la atención en focos conflictivos como medio oriente, donde el Pentágono acusó al Kremlin de estimular ataques talibanes a tropas norteamericanas en Afganistán.

De gira por Europa, Biden visitó el memorial del atentado del 11 de septiembre en la sede de la Otan, Bruselas, Bélgica.

También genera polémica el apoyo sistemático del Gobierno ruso al cuestionado régimen en Bielorrusia, encabezado por Aleksandr Lukashenko.

La histórica rivalidad geopolítica, ideológica, científica y militar desarrollada desde mediados del siglo pasado sufrió una desaceleración desde la caída de la URSS en 1991, aunque los resquemores han continuado latentes y recrudecieron desde el inicio del proceso político encabezado por el actual residente del Kremlin, en el año 2000.

La reaparición del gigante euroasiático como potencia de relevancia e influencia global, a la par de la vertiginosa emergencia de China, fue acaparando una atención creciente desde el continente americano.

En la actualidad, Estados Unidos y Rusia poseen el 90% de las armas nucleares declaradas en el mundo, lo cual le agrega un componente de alto riesgo a las hostilidades vigentes, incrementadas dramáticamente desde la asunción de Joseph Biden Jr.

La cumbre de este miércoles inició con un apretón de manos entre los presidentes, y se espera que puedan avanzar en la atenuación de las tensiones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias