Inquietud en Jujuy por la Ley que autoriza a Morales a comprar vacunas: “Era un cheque en blanco” - Política y Medios
12/06/2021 - Edición Nº4880

Inquietud en Jujuy por la Ley que autoriza a Morales a comprar vacunas: “Era un cheque en blanco”

La diputada Natalia Morales sostuvo que “abre la posibilidad de que el pago se efectúe con bienes del patrimonio” de la provincia, razón por la cual el bloque del FIT se abstuvo en la votación.

El jueves de la semana pasada, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, anunció que ya había iniciado diálogos con el laboratorio chino Sinopharm para la negociación de un millón de vacunas para la provincia.

Al tiempo que gestionaba la autorización del Ministerio de Salud de la Nación, el mandatario jujeño enviaba el proyecto de Ley 6.220 a la Legislatura, para concederle facultades al Poder Ejecutivo a la hora de adquirir las vacunas contra el Covid-19.

La presentación fue aprobada en el recinto rápidamente, el viernes en una sesión especial, aunque con la abstención del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).

Al respecto, la diputada del bloque, Natalia Morales, le explicó a PolíticaYMedios que esta Ley “más que garantizar la compra de un millón de vacunas como lo anunció Gerardo Morales ante los medios de comunicación, brindaba 'superpoderes' al Ejecutivo para que pueda realizar acuerdos”.

En este sentido, ratificó que desde este sector político respaldan la puesta en marcha de “todos los recursos necesarios” para inmunizar no sólo a las y los trabajadores esenciales, sino a todos los jujeños.

Sin embargo, advirtió que “el proyecto de Ley enviado a la legislatura de manera 'exprés' tenía cláusulas confidenciales, que no quedaba claro qué establecían”.

Al profundizar sobre las inquietudes que manifestó el bloque en la Legislatura, sostuvo que este vacío “incluso abre la posibilidad de que el pago de la vacuna se realice con efectivo o con otros bienes del patrimonio de Jujuy”.

Ante esa situación, desde el FIT plantearon la necesidad de que la legislatura diera jerarquía al tratamiento y pudiera sesionar de manera permanente, para sacar la Ley rápidamente y garantizar la vacunación de la población.

“Para eso es necesario que el gobernador pueda asistir, así como funcionarios y especialistas de la salud para ver en qué términos se va a realizar ese convenio o esos acuerdos; qué implican y qué se pone en juego”, detalló Morales.

El gobernador agradeció a los legisladores que acompañaron el proyecto presentado.

Sin embargo, según narró, cuando hicieron la moción para convocar al funcionamiento permanente, “tanto el oficialismo como la oposición del PJ se opusieron a que se pueda avanzar en esa dirección”.

Fue en ese marco que el bloque presentó su abstención a votar el proyecto, entendiendo que “claramente era un cheque en blanco para el Ejecutivo”.

La legisladora aclaró: “Si bien peleamos para fortalecer el sistema sanitario y las medidas de emergencia, no podíamos estar garantizando desde nuestro bloque una Ley de la que no se pueden dimensionar las consecuencias, porque no tiene nada establecido”.

No se trata del primer conflicto de esta naturaleza en lo que refiere a adquisición de vacunas contra el Covid-19: es bien conocida la disputa en la opinión pública por el no acuerdo del Gobierno nacional con el laboratorio Pfizer, tema sobre el que la oposición insistió con tenacidad a lo largo de los últimos meses.

Desde la Casa Rosada, aunque sin entrar en detalles -probablemente por las habituales cláusulas de confidencialidad que se interponen en estos diálogos-, argumentaron en diferentes ocasiones que las exigencias de la firma estadounidense eran imposibles de aceptar e incompatibles con la Constitución Nacional.

Sin embargo, a principios de abril el Ministerio de Salud brasileño filtró el contrato firmado con la farmacéutica en su sitio web durante algunos minutos, lo cual alcanzó para que se hicieran virales las condiciones bajo las cuales el Gobierno de Jair Bolsonaro rubricó el acuerdo.

Como informó este medio, entre las particulares condiciones, el documento estipulaba que cualquier conflicto de índole judicial deberá dirimirse en los tribunales de Nueva York y que en ese caso el Estado renuncia a la inmunidad soberana de todos sus organismos -incluido el Banco Central- ante una eventual sentencia condenatoria.

Fragmento de la intervención de la diputada Morales en la legislatura.

Esto ayudó a esclarecer, sino las exigencias planteadas a la Argentina, al menos los parámetros de negociación que maneja la compañía, que tiene entre sus principales accionistas al fondo inversor BlackRock: el más importante en el mundo y acreedor de deuda externa en nuestro país.

En esa misma línea, surgieron las suspicacias e inquietudes del Frente de Izquierda ante el proyecto presentado por Gerardo Morales.

“De hecho, en la sesión dejaron entrever que el acuerdo con el Gobierno chino podría estar vinculado a que se pueda realizar una ‘condonación’ -podría decirse- de remediación de daño ambiental por los pozos petroleros que existen en Caimancito, en Jujuy”, precisó la diputada Morales.

Según explicó, se trata de una importante lucha que desde su partido acompañaron, junto a sectores ambientalistas y trabajadores de parques nacionales.

Además, mencionó “otros negocios que tiene China en la provincia” que podrían involucrarse de manera análoga, como la explotación de energía solar o de litio, cuya práctica liberada podría ocasionar graves perjuicios al medio ambiente en la provincia norteña.

En todo caso, más allá de la abstención, el apoyo de la Cámara fue casi unánime y el Ejecutivo provincial consiguió las facultades para negociar unilateralmente la llegada de partidas de vacunas desde la República Popular China. Los términos en que esto ocurra, dependerán de la integridad del gobernador y su entorno.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias