La puja política tuvo un intervalo con el acuerdo por la postergación de los comicios - Política y Medios
06/12/2021 - Edición Nº5057

DESDE CASA ROSADA

La puja política tuvo un intervalo con el acuerdo por la postergación de los comicios

Esta semana, el presidente bajó el tono confrontativo con la Ciudad. Y apeló a buscar soluciones conjuntas. Una de ellas ha sido el diálogo para cambiar las fechas de los comicios legislativos: el apoyo de Juntos por el Cambio a realizar las PASO en septiembre y las generales, en noviembre, generó satisfacción en Casa Rosada.

Por: Emiliano Russo - DESDE CASA ROSADA

 

Con datos preocupantes sobre el avance del coronavirus y la ocupación de terapias intensivas en el AMBA, el gobierno intenta ordenar el frente interno y no agudizar la pelea que hoy lo enfrenta con la Ciudad de Buenos Aires por desacatar el DNU que prohíbe las clases presenciales. En medio de esta tensión, asomó una luz de concordia con el principio de acuerdo con los bloques opositores de Diputados para postergar por un mes las elecciones legislativas, que podría ser refrendado la semana próxima cuando Wado de Pedro concurra al Parlamento.

La judicialización por la continuidad de las aulas abiertas en la CABA continuará unas semanas más hasta que la Corte Suprema defina la cuestión de fondo. Las denuncias cruzadas entre la Procuración de la Nación y los abogados porteños ingresó en un impass hasta tanto defina el máximo tribunal: si la educación es una competencia de un distrito, que así podría ignorar la vigencia de una norma federal basada en la emergencia sanitaria.

Este viernes, desde Rosario, Alberto Fernández volvió a defender su decisión al fundamentar que “en 30 días aumentó un 200% el contagio de menores de 19 años” y que no se fijó en encuestas sino en lo que decían los especialistas, que con la vuelta a clases aumenta un 30% más la circulación multiplicando la posibilidad de transmisión del COVID.

Lo de la Ciudad fue una trampa. Con esta curva empinada qué podíamos hacer ¿Por la crisis tratamos de no tocar a las industrias y a la actividad, que nos quedaba para cortar? Por eso decidimos bajar la circulación de esta forma”, enfatizó una calificada fuente gubernamental que asesora diariamente al presidente y no podía ocultar huellas de preocupación en su rostro mientras el martes transitaba por el Patio de las Palmeras. “No podemos cortar la suba de casos sino bajar su velocidad. En 10 días vamos a tener más contagios diarios que hoy”, remarcó.

Carla Vizzotti ya había cambiado el discurso el fin de semana en cuanto la inconveniencia de mantener las clases presenciales, con el correr de los días llegó el turno del titular de Educación, Nicolás Trotta, que logró sumar a una funcionaria de su confianza como su segunda (María Díaz que entró en el cargo vacante que había dejado Adriana Puigross) y criticó la apertura de escuelas dictaminada por el gobierno porteño. Si bien avanza con su plan de “presencialidad administrada” –dar prioridad a los cursos privilegiados como los del ciclo inicial o de los últimos años-, difícilmente pueda ver la luz el 3 de mayo cuando finalicen las actuales restricciones del DISPO. Es que el discurso de tono sanitarista que hoy repitió el jefe de Estado sumado a un contexto de suba exponencial de casos de COVID, repelerían cualquier estrategia de flexibilizar el cierre de colegios.

El presidente Fernández, con todo, esta semana bajó el tono confrontativo con la Ciudad. Y apeló a buscar soluciones conjuntas. Una de ellas ha sido el diálogo para cambiar las fechas de los comicios legislativos: el apoyo de Juntos por el Cambio a realizar las PASO en septiembre y las generales, en noviembre, generó satisfacción en Casa Rosada.

No fue la única buena noticia de la semana: la novedad que el laboratorio Richmond fabricará en nuestro país la vacuna Sputnik V también fue festejada. Pero, conscientes del boomerang que significa en el humor social dar fechas imprecisas sobre la disponibilidad de dosis, no hubo celebración oficial. Sólo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, salió a respaldar la iniciativa a través de su perfil de Twitter. En dicho establecimiento talla el empresario Marcelo Figueiras, esposo de la ex senadora peronista María Laura Leguizamón. De fluidos contactos con dirigentes del FdT, fue el propio ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, quien aseguró que le habían “avisado” al ejecutivo de la posibilidad de producir la inmunización en el país por conversaciones con técnicos del Instituto Gamaleya.

Si el oficialismo apuesta a la evolución del proceso de vacunación para generar algún impacto electoral, también sabe que debe controlar los precios. Se viene un nuevo “congelamiento” de productos de la canasta básica. Y el próximo martes 27 de abril, el ministro Claudio Moroni (Trabajo), apuesta a cerrar un “aumento razonable” en el salario mínimo, vital y móvil, que no solo impactará en el trabajo informal. La mitad de ese monto, hoy en $20600, es el ingreso que cobran el casi millón de beneficiarios del Potenciar Trabajo y también se toma a cálculo de otros beneficios sociales. De lo que se trata, en última instancia, es de “poner plata en el bolsillo” de la gente más allá del azote de la inflación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Más Noticias