Presentaron un proyecto de Ley en CABA para regular la presencialidad bajo parámetros fijos - Política y Medios
17/05/2021 - Edición Nº4854

TASA DE INCIDENCIA

Presentaron un proyecto de Ley en CABA para regular la presencialidad bajo parámetros fijos

Legisladores del Frente de Todos buscan determinar como condición para abrir las aulas una tasa de incidencia de contagios menor a 200 casos cada 100 mil habitantes.

Las discusiones en torno a la suspensión por 15 días de las clases presenciales en el área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) ante el apremio epidemiológico, acapararon la atención en el ámbito político y mediático en la última semana.

El tópico adquirió especial intensidad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), donde el intercambio también tuvo su correlato judicial y culminó con Horacio Rodríguez Larreta desoyendo la resolución de la justicia Federal, que le ordenó acatar la resolución presidencial hasta que la Corte Suprema se pronuncie.

Con oficialismo y oposición enfrentados -al igual que sectores sociales- en un debate que parece no tener desenlace alguno, legisladores porteños del Frente de Todos presentaron este jueves un proyecto de Ley para definir parámetros precisos sobre los cuales determinar la modalidad en que se dictan las clases.

La presentación propone establecer un “sistema de autocontrol de presencialidad de clases”, basado en el monitoreo semanal de la tasa de incidencia de los contagios en la Capital Federal.

De esta manera, la resolución ahorraría críticas, acusaciones y debates sobre los límites de la autoridad del Poder Ejecutivo para tomar determinaciones sobre la escolaridad en el marco de la emergencia sanitaria. La presencialidad o virtualidad serían consecuencia de la coyuntura epidemiológica, tal como ocurre en Alemania.

[La alternativa en medio de la polémica]

En el artículo 2, se indica que “el sistema tiene como finalidad establecer de manera precisa y concreta, basado en información suministrada de forma oficial por parte del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, la posibilidad de brindar las clases de forma presencial durante cada semana”.

A su vez, el subsiguiente fija como parámetros para garantizar la presencialidad de las clases “el límite de de 200 contagios por cada 100.000 habitantes según la tasa de incidencia”. Cada vez que se superara ese ritmo de nuevos casos semanales, la modalidad pasaría a ser virtual.

“Este parámetro deberá ser actualizado todos los días viernes, para poder planificar antes del inicio de cada semana si la misma será de forma virtual o presencial”, aclara el tercer ítem.

A su vez, el cuarto artículo explica: “Se entiende por tasa de incidencia al número total de contagiados que informe el Ministerio de Salud en los últimos siete días anteriores a cada viernes indicado en el artículo 3, dividiéndolo por la cantidad de habitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y multiplicándolo por 100.000”.

Finalmente, se establece que la vigencia de la Ley comprenderá el lapso que se mantenga “la actual emergencia sanitaria decretada por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

El legislador bonaerense por el Frente de Todos, Leandro Santoro, explicó que “la norma es similar a una existente en Alemania y busca garantizar la presencialidad siempre que haya menos de 200 casos semanales cada 100.000 habitantes”.

Además, también mencionó como ejemplo las decisiones análogas en países de la región: “Uruguay suspendió la presencialidad con 252 casos cada 100.000 habitantes, Paraguay lo hizo con 178 casos y Chile con 167. La Ciudad tiene, al día de hoy, 683”.

La legisladora Lorena Pokoik destacó que estudios que demuestran la eficacia de trasladar las clases a la virtualidad para frenar los contagios.

Respecto a la fundamentación, mantuvo una línea común con lo expuesto por Alberto Fernández alegando que “la evidencia demuestra que la presencialidad aumenta la movilidad y, con ella, los contagios”. Según expresó, la utilización de transporte público en el AMBA durante el mes de marzo se incrementó en un 22,3% en relación a la etapa previa al inicio de clases.

Hacia el final, Santoro destacó que, de aprobarse el proyecto, “no hay más lugar para peleas políticas ni enredos judiciales”. Además, añadió que “el indicador propuesto está abierto al debate” y concluyó: “Lo importante es encontrar una herramienta técnica que permita dar por superada la confrontación irracional en CABA”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias