El coronavirus como ordenador del diálogo y la agenda del gobierno - Política y Medios
12/04/2021 - Edición Nº4819

DESDE CASA ROSADA

El coronavirus como ordenador del diálogo y la agenda del gobierno

La pandemia nuevamente metió la cola en la agenda de la Casa Rosada y se vienen encuentros con las autoridades de Ciudad y la Provincia para cambiar el estatus sanitario del AMBA con el objetivo de ralentizar la curva de contagios: hoy no hay consenso para una vuelta rápida a un confinamiento, pero sí para avanzar en las charlas para postergar la realización de las elecciones legislativas.

Por: Emiliano Russo - Desde Casa Rosada
 

La pandemia nuevamente metió la cola en la agenda de la Casa Rosada y se vienen encuentros con las autoridades de Ciudad y la Provincia –la reunión tripartita tendrá que esperar a la semana próxima- para cambiar el estatus sanitario del AMBA con el objetivo de ralentizar la curva de contagios: hoy no hay consenso para una vuelta rápida a un confinamiento, pero sí para avanzar en las charlas para postergar la realización de las elecciones legislativas. Una de las propuestas en consideración es acortar el tiempo entre las PASO y las Generales y que se lleven a cabo entre octubre y noviembre próximo, cuando los efectos de la vacunación ya sean palpables y los fríos vayan quedando atrás.

Al compás del crecimiento de casos de COVID-19 y la detección de las cepas Manaos y del Reino Unido en nuestro territorio, las más contagiosas, el presidente Alberto Fernández decidió convocar este sábado al jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y al vicejefe, Diego Santilli, para dialogar en la residencia de Olivos sobre la evolución de la pandemia. No estará presente el gobernador bonaerense Axel Kicillof: todos podrían coincidir la semana próxima cuando los equipos técnicos hayan avanzado para analizar “distintos escenarios viables” para restringir el uso del transporte público, actividades recreativas en espacios cerrados y en espacios abiertos en la región.

Es que hoy hay divergencias en cómo aplanar la curva de contagios: mientras que Ciudad prefiere esperar para establecer duras restricciones a la circulación - “con un 33% de ocupación de terapias ¿qué vamos a hacer en mayo cuando se sienta el pico?”, se preguntó un funcionario porteño consultado-, en Provincia son partidarios de tomar medidas rápidas para reducir la cantidad de gente en la calle y en trenes, colectivos y subtes.

Desde La Plata aseguran que tal como ocurrió en 2020, el Área Metropolitana Buenos Aires requiere de decisiones conjuntas entre las tres jurisdicciones. Hay, con todo, una coincidencia: la de preservar hasta último momento las clases presenciales. Es una diferencia sustancial ya que, el año pasado, el gobierno bonaerense se mostraba intransigente hacia una vuelta a la escuela.

El año electoral, sin dudas, marca su impronta en las definiciones sanitarias de las autoridades: el malhumor social que provocó el encierro de los chicos –con sus consecuencias no sólo pedagógicas sino también en la psiquis y el comportamiento de los menores- y la cuarentena extensa, son parte del “aprendizaje” de 2020 con el que machacan algunos funcionarios para justificar el cambio de postura.

“Francia recién estableció un cierre total esta semana en el final del invierno con el sistema sanitario al límite. Por eso las medidas hay que tomarlas en el momento oportuno, acá estamos comenzando con la suba de la curva”, enfatizó el funcionario porteño consultado al adelantar la consigna con la que Ciudad irá mañana a Olivos.

En el Ejecutivo no ocultan la preocupación por la escalada de contagios, pero tampoco quieren adoptar medidas urgentes. Por eso el aliento al turismo “cuidado” de Semana Santa. Es que este año pesa también la emergencia de la economía: el mazazo que el martes dio el INDEC con el dato de pobreza del último semestre del año pasado, que ascendió a 42% y con un 10% de indigencia, explican la cautela de la Casa Rosada a adoptar un confinamiento rápido.

Con todo, los datos de la economía siguen alentando ciertas expectativas en el oficialismo: esta semana las cámaras de la industria automotriz informaron el crecimiento de la actividad en marzo: se produjeron 41.620 unidades, 90% más que en febrero y 110% más que en marzo 2020, en el primer trimestre de 2021 las exportaciones acumuladas crecieron un 26% y en el mes pasado se patentaron 36.591vehículos 0 kilómetro, una suba del 105,3% respecto a igual período del año anterior y del 20% respecto de febrero 2021. Son datos que van en la misma dirección que los registrados en la construcción o en la venta de maquinarias agrícolas. Pero el consumo de la calle aún no percibe esta tendencia, con una inflación que no da tregua sobre todo en el precio de los alimentos. El gobierno apuesta al alivio que pueda producir el impacto de la suba del piso de Ganancias en un sector de la clase media y seguir asistiendo a los más desfavorecidos. La duda es si alcanzará para contener el malhumor de aquellos a quienes les cruje el bolsillo cuando se acerque el tiempo de votar.

Sin duda el oficialismo tiene una ventaja en esta estrategia: la postergación de los comicios por la pandemia. La foto del martes en el Patio de las Palmeras entre Wado de Pedro, Máximo Kirchner, Sergio Massa con opositores como Cristian Ritondo y Jorge Macri, con la excusa de la firma de un plan de financiamiento a municipios bonaerenses, puso de manifiesto el diálogo para posponer las elecciones. Más allá de la interna desatada en Juntos por el Cambio, que después de desmentir “un principio de acuerdo” el martes próximo debatirá el tema con su Mesa Nacional, en el gobierno confían en avanzar en un entendimiento. El ministro del Interior se reunirá la semana próxima con los jefes de bloque de Diputados para sentar las bases del remozado calendario electoral.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias