18 de septiembre de 2020 - Edición Nº4613

LA PLATA

El trasfondo frívolo y resabiado de la venta de entradas para el autocine en “la Repu”

Tras el anticipo de PolíticaYMedios, se conoció la procedencia de la empresa que expende los tickets para “Autoflap”. Vestigios menemistas y la temible vuelta de los “only business”.

Por: Juan Amicuzzi
 

Justo en el momento que yace menos propicio para el in crescendo de los usufructos y cuando más se precisa de la solidaridad en pos de la causa común, llega el tan referido autocine en La Plata. Aunque es cierta la necesidad de un entretenimiento que permee el proceso de cierta rehabilitación social, esto no es la justificación última de estrechar manos a un acuerdo frívolo y resabiado.

Esta vez, la investigación de PolíticaYMedios motivó la revisión exhaustiva del prontuario de la empresa a la cual la Municipalidad de La Plata le concesionó el expendio de entradas para “Autoflap”. Se trata de Candid S. A, una firma que lleva apenas un año y dos meses de trabajo desde su creación (por escritura, el 11/7/2019) y cuyo propietario principal y miembro del directorio es Sebastián Walter Almeida. A su vez, cabe remarcar que la principal actividad de lucro de esta sociedad es la prestación de servicios informáticos.

Ahora bien, al inspeccionar al respecto, surge una información sumamente llamativa que enciende la alerta: el domicilio que posee Candid S. A. es exactamente el mismo que la empresa Seekwork S. R. L.: Habana 3463, piso 5, dpto. B, en Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En este caso, el propio Almeida participó de la fundación de tal sociedad (surgida en mayo de 2018) junto con Marcelo Omar Mazzini y María Victoria Fassi Lavalle.

De todas formas, lo curioso de la cuestión viene a cuento de la ligazón entre el titular de Candid S. A. y María Victoria Fassi, quien es la hija del empresario y exsecretario de Turismo durante la presidencia de Carlos Menem, Omar Fassi Lavalle, quien, por su parte, estuvo detenido durante dos años y fue condenado junto con su mujer y madre de María Victoria, Elizabeth “Liz” Mazzini, por una millonaria evasión impositiva. Asimismo, unos años más tarde, en 2003, gran parte de los bienes de los Fassi - Lavalle fueron rematados producto de la sentencia.

Un detalle que, en medio de esta trama parece de color, fue que el propio exfuncionario menemista tuvo varios inconvenientes para salir de la cárcel ya que, por ejemplo, en marzo del 2000 presentó como garantía un departamento (ubicado en la exclusiva Torre Le Parc del barrio de Palermo; y fue valuado en cerca de 2 millones de dólares) que se encontraba embargado y, por lo tanto, no estaba en condiciones de responder a la fianza. Este mismo pertenecía a, por entonces, su esposa quien años más tarde, precisamente en mayo de 2004, confió que estuvo a punto de quitarse la vida y quien demandó a su exmarido por incumplimiento de los deberes de asistencia familiar (a saber, por no aportar en el mantenimiento de sus hijos).

En definitiva, el matrimonio Fassi - Lavalle, aunque hoy está divorciados, fue considerado como uno de los máximos exponentes de la frivolidad menemista durante los años ´90. Entre otros emprendimientos, eran dueños de dos locales exclusivos: Sky Ranch -al pie del Cerro Catedral en Bariloche- y El Paraíso -en la Costanera porteña-, muy frecuentados por ricos y famosos. También por estos restaurantes fueron a juicio por evasión fiscal ascendente a 1,5 millones de la moneda norteamericana.

Por último, también vale recapitular que, en la lista de acusados en el juicio por evasión impositiva también figuró el hermano de Liz, Marcelo Omar Mazzini (tío de María Victoria), quien hoy es socio de Sebastián Walter Almeida, uno de los dueños de Candid S. A.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias