01 de octubre de 2020 - Edición Nº4626

ANÁLISIS

La Plata: detrás del autocine se esconde la cultura del negocio

A espaldas de los platenses y agazapados tras las pantallas, los funcionarios macristas rifaron la posibilidad de redistribuir ingresos para los artistas y trabajadores de la cultura. El acuerdo inescrupuloso, en la mira.

Por: Juan Amicuzzi / Especial para PYM

 

A la gran mayoría de las personas que cumplen a rajatabla las medidas obligatorias del aislamiento y distanciamiento los atraviesa una gran impotencia al ver que otros suprimen la solidaridad de cuidarse para no contagiar a los demás. Pero el contexto que propicia esta situación es el de un Estado Municipal que, a la zaga de los platenses, especula y negocia en pos del lucro de quién sabe quién.

En ese encuadre es que viene a cuento la llegada del famoso autocine, bajo el eufemismo “Autoflap”, detrás del cual se esconde una concesión de explotación de activos municipales y públicos como los es la República de Los Niños, por el cual se aseguró una contraprestación en forma de ‘regalías’ -o migajas- de apenas el 5%  de la bolsa de dinero que se lleva Autocine al Río (empresa que también opera en San Isidro y Bella Vista, dependiente de Señal Argentina de Televisión S. R. L.). Además, aunque poco se reporte, la firma de servicios informáticos Candid S. A. se encarga de la venta de tickets.

El fin de semana pasado se efectuaron las primeras nueve ‘funciones’ (ya que son tres diarias -18, 21 y 0.30 hs.-) en donde se expendieron entradas al inaudito valor de $800, lo que cierne el acceso restringido solo para cierta parte de la sociedad local. Según informaron los voceros oficiales y el secretario de Cultura y Educación, Martiniano Ferrer Picado, la asistencia fue masiva aunque, en realidad, el domingo la recaudación bajó considerablemente.

En cuanto a los detalles de los protocolos, por más seguridad que se decidió transmitir y omitiendo la cercanía del dantesco evento con el hospital de campaña montado en la Repu, lo cierto es que este fin de semana no se habilitó el necesario arco desinfectante. Aún en el desconcertante acontecimiento, este mismo funciona como morigerador de los contagios al desintoxicar los vehículos que ingresan al estacionamiento.

Otro de los grandes riesgos que enciende las alertas, y por el cual se espera un lamentable aumento de casos, fue la utilización de los baños a los cuales las personas asistían frecuentemente en medio de la transmisión de las películas y en donde no se respetaban las distancias y surgían aglomeraciones y colas, aunque el funcionario responsable aseveró que “no tenían contacto”.

Y, como si fuera poco, desde la Municipalidad vienen desarrollando la idea de realizar otro acuerdo más. En este caso. el secretario de Cultura afirmó que “queremos que haya propuestas gatronómicas” en tal recinto con el objeto de acompañar las funciones con bebidas y comidas. 

En ese sentido, tras violar las medidas protocolares de la Provincia de Buenos Aires, se avanzan las negociaciones con el CUGA (Circuito Urbano Gastronomico) -creado por Julio Garro ni bien asumió la intendencia- en donde tallan los miembros del PULPA (Cámara de Empresarios Gastronómicos) que realizaron una protesta el viernes pasado y a quienes el jefe comunal les permitió abrir sus bares deliberadamente, aunque no haya protocolos provinciales aprobados. Cabe recalcar que en esta corporación no están todos/as los comerciantes, y menos los pequeños y medianos quienes peor la están pasando.

[En el Concejo exigen informes]

Tras los sucesos dados, los ediles platenses salieron al cruce de las voces oficialistas y, enseguida, exigieron respuestas respecto a la procedencia y la constancia del acuerdo no informado oficialmente en ninguno de los medios oficiales, jugando una especie de escondidas. 

Uno de los primeros en contestar propositivamente fue el presidente del bloque de Todos, Ariel Archanco, quien pidió que un 20% de las regalías mencionadas se redistribuya entre los trabajadores de artes y la cultura locales. “Proponemos afectar un porcentaje de la recaudación del autocine para crear un fondo de ayuda. Sabemos que fue uno de los sectores más golpeados, y sin el apoyo del Estado les va a ser imposible ponerse de pie”, explicó el edil. 

A la vez, el referente de la oposición argumentó que “no nos parece que hoy la prioridad sea abrir un autocine”, en tanto explicitó que las condiciones de explotación del espacio público “nunca fueron claras”.

Por su lado, los concejales del justicialismo, Guillermo Cara y Yanina Lamberti, presentaron una solicitud de inminente información al respecto de la situación, algo que repetirá el edil Gastón Crespo, del partido GEN, previo a la sesión de pasado mañana.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias