18 de septiembre de 2020 - Edición Nº4613

El gobierno porteño apoyó la suspensión de reuniones sociales: "Esos encuentros son extremadamente peligrosos"

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, señaló que es imposible predecir cómo seguirá la evolución de la pandemia en CABA. “Esta semana va a ser importante para comprender cómo se comporta la curva de la ciudad”, afirmó.

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires salió a respaldar la decisión del presidente Alberto Fernández de prohibir las reuniones sociales en todo el país para frenar la escalada de contagios de coronavirus. El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, destacó que es importante que “todos reflexionemos que ese tipo de encuentros es extremadamente peligroso”. También señaló que es imposible predecir cómo seguirá la evolución de la pandemia en la ciudad. “Esta semana va a ser importante para comprender cómo se comporta la curva de la ciudad”, afirmó.

Durante la habitual conferencia de prensa en la que brinda el parte diario sobre la pandemia en la ciudad, el funcionario sostuvo que es necesario “que las familias, los vecinos, amigos y consorcistas” pongan “en el diálogo local qué podemos hacer para evitar incumplir esta normativa” que prohíbe una práctica “que es tan peligrosa” por el nivel de contagios que genera.

“El lugar interior mal ventilado para con más de cuatro personas es el lugar perfecto para que el virus se transmita persona a persona”, resaltó y aclaró que esa normativa ya regía en al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), solo que ahora se extendió a todo el país.

No obstante, reconoció que “la gente tiene necesidades que le cuesta evitar y a eso hay que entenderlo y dialogarlo”, y brindó una alternativa para sortear ese aspecto: “La alternativa del encuentro social es salir a caminar entre las 18 y 10 con tapabocas y distanciamiento social con la gente que uno quiera dialogar y encontrarse”.

A la hora de hacer una evaluación de la situación general, el ministro sostuvo que es “imposible predecir” cuál será la evolución de la pandemia en la ciudad. “La curva ha tenido una particularidad y cada barrio tiene formatos diferentes”, con lo cual “es imposible decir cómo va a ser la curva general”.

“Lo que se ve es que después de tres o cuatro semanas hemos tenido un pequeño descenso” de casos y, frente a esto, “esta semana va a ser importante para comprender cómo se comporta la curva de la ciudad”.

Por otra parte, Quirós informó que este año, a comparación de otros, el sistema de salud porteño “ha tenido caída crítica de un conjunto de enfermedades” propias de esta época del año, puntualmente aquellas “con virus respiratorios, influenza o bronquiolitis”. Reconoció que, por ello, “nunca tuvimos las terapias intensivas tan liberadas” de esas problemáticas y puntualizó que ello permite que haya más espacios disponibles para pacientes con Covid-19.

“La parte negativa es que disminuyeron las consultas por enfermedades cardiovasculares, oncológicas” y otras patologías crónicas, por el temor de los pacientes a acercarse a un hospital o clínica. Por eso, el funcionario llamó a los vecinos a no descuidar esos controles y a “hablar con sus médicos”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: