"Hagan lío", a dos años del proyecto Francisco en el Vaticano - Política y Medios
12/06/2021 - Edición Nº4880

"Hagan lío", a dos años del proyecto Francisco en el Vaticano

El 25 de julio de 2013 durante la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Río de Janeiro, a tan solo cuatro meses de su asunción, el Papa Francisco se dirigió a los jóvenes en claro mensaje. Así daba cuenta de la intencionalidad política del Vaticano por recuperar la fidelidad de la comunidad cristiana en América Latina a fin de detener el derrotero de fieles con un mensaje pujante y esperanzador.

Rebelde también fue su comportamiento en los primeros momentos como jefe del Vaticano: desde optar por residir en la casa de huéspedes en lugar de la residencia papal usada por los antecesores desde 1903, hasta preocuparse poco por su propia seguridad. Rasgos distintivos tal vez de una impronta sureña emparentada más con el calor popular de los asentamientos y villas del conurbano bonaerense que con las frías y espaciadas cúpulas de las iglesias europeas.

Francisco asumió la dirección espiritual de más de 1.200 millones de católicos con un estilo nuevo, fresco y sencillo, lo que le valió ser considerado uno de las personalidades más carismáticas del mundo. El 12 de noviembre de 2014 celebró el 30º aniversario del tratado de paz entre Argentina y Chile para evitar la guerra por el canal de Beagle, y unos meses antes intervino en la situación del conflicto de Gaza. Además. Como hecho internacional destacable, el 17 de diciembre Francisco empleó todo su prestigio para iniciar las negociaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, a fin de clausurar más de medio siglo de tensiones y abrir una nueva fase en la historia de América. Así supo poner en valor una de sus máximas: “Para conseguir la paz se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra”.

En este breve tiempo el pontífice logró que los católicos volvieran a revalorizar la iglesia en un momento de crisis histórica donde el compromiso con pobres y ancianos no era el eje visible y central del catolicismo. El proyecto Francisco supo rejuvenecer a la comunidad católica internacional, dar alivio a los divorciados que pretenden ir por las segundas nupcias y consentir a parejas gays.

A dos años de su elección, el primer papa latinoamericano de la historia, devenido en fenómeno de masas no solo por sus gestos y apertura institucional sino por el proyecto de reformas que encara, genera también resquemores y resistencias internas. Es que la voluntad del proyecto Francisco va más allá de un simple cambio de fachada institucional y comienza a irritar a diferentes sectores.

El 2015 encuentra al proyecto Francisco entre dos frentes importantes: la reforma de la curia, esbozada en 2013, y la respuesta a los desafíos en la evolución social de la familia moderna. El Papa cuenta con el apoyo de una parte de los obispos que no temen ayudarle. Otros esperan con prudencia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: