La nueva ola de despidos en el Estado arrastró a 2.500 trabajadores al desempleo - Política y Medios
24-07-2024 - Edición Nº6018

PROTESTAS Y REPRESIÓN

La nueva ola de despidos en el Estado arrastró a 2.500 trabajadores al desempleo

Los afectados y los gremios protestaron, se registraron episodios de represión y hubo detenidos. Sólo en el primer trimestre del año, hubo más de 500 mil despedidos entre públicos y privados.

Ya son más de 2500 los trabajadores del Estado que se quedaron sin empleo en esta nueva ola de despidos encabezada por el Gobierno de la Nación en su objetivo de reducir el aparato estatal para reducir el gasto en pos del equilibrio fiscal.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la ex Esma, Desarrollo Social, Capital Humano y el Hospital Posadas fueron las principales entidades afectadas en su personal, y se registraron manifestaciones en las inmediaciones de los edificios.

De hecho, el Gobierno aplicó el protocolo antipiquetes en la puerta del INTI y reprimió a los trabajadores despedidos con golpes y gases lacrimógenos, en un operativo donde la Policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo a dos integrantes de los gremios ATE y la CTA Autónoma.

Tras las tandas de despidos masivos instrumentados en diciembre y marzo, el Gobierno no renovó los contratos precarios de unos 2.500 trabajadores -que en algunos casos permanecen en esa situación desde hace años o décadas-.

De hecho, se denunció que algunos de los despedidos del Ministerio de Capital Humano -ex trabajadores de Desarrollo Social- llevaban 17 años en los empleos de los que fueron despedidos.

Sin embargo, permanecían con una forma de contratación renovada anualmente, lo cual es aprovechado por la administración de Javier Milei en su empresa de recortar el gasto público.

De esta manera, los despidos son implementados con una notificación por mail, y por la situación contractual no se perciben ni siquiera indemnizaciones que permitan a los despedidos contar con colchón económico mientras se busca otro trabajo.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, defendió la decisión gubernamental en su conferencia de prensa y celebró que en el ex Ministerio de la Mujer fueron desvinculados “685 empleados”, precisando que “el 90% del presupuesto se gastaba en sueldos” y advirtiendo: “Bajo este gobierno no hay lugar para gastos superfluos”.

Antes de que se confirmaran los despidos, el funcionario encargado de la comunicación oficial anunció que el plan iba a ir instrumentándose de forma trimestral, como “una constante”, por lo cual el desarme estatal continuará a pesar de los reclamos de los gremios.

A fines de junio, el INDEC publicó que la desocupación creció del 5,7% al 7,7% durante el primer trimestre. Tras el impacto de la devaluación, el shock inflacionario y posterior recesión, el indicador creció dos puntos porcentuales respecto de fines de 2023.

Según el informe del instituto estadístico, hacia fines de marzo habían 400 mil trabajadores ocupados menos en los 31 aglomerados urbanos que releva el INDEC. 

Extrapolando los 31 aglomerados a la población total, se estimó que  1,7 millones de personas se encuentran desocupadas actualmente, lo que implicaría unos 525.000 desocupados más en tres meses.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Más Noticias