Biocombustibles: “Argentina está en condiciones de tener un liderazgo regional” - Política y Medios
24-07-2024 - Edición Nº6018

ENTREVISTA

Biocombustibles: “Argentina está en condiciones de tener un liderazgo regional”

Conversamos con Federico Martelli, director ejecutivo de CEPREB, la cámara que agrupa a las empresas elaboradoras de biodiesel. Explica la tensión con el gobierno por la Ley Bases y el futuro del sector.

PolíticaYMedios: ¿Cual es la situación en la industria de los biocombustibles?

Federico Martellli: En este momento las pymes elaboradoras de biocombustibles, y en especial las de biodiesel, están trabajando con normalidad y se cumple el cupo asignado por la secretaría de Energía para el corte obligatorio.
Por ahora quedaron atrás los intentos del Poder Ejecutivo de reformar la ley 27.640 de Biocombustibles en el marco de la vieja “Ley Ómnibus”. Quiero recordar que las reformas que se proponían condenaban a la quiebra a todas las pymes del sector y concentraba el mercado en las grandes aceiteras agrupadas en CARBIO, que ya tienen para sí el negocio de la exportación de biodiesel.
Luego de eso pudimos establecer un vínculo propositivo con la secretaría de energía y con la de bioeconomía y estamos trabajando como debe ser, en conjunto. 

PYM: ¿la “Ley de Bases” actual no impone cambios al régimen?

F.M: No, no hay ningún capítulo que modifique la Ley de Biocombustibles. Lamentablemente algunas provincias productoras intentaron meter un capítulo que las beneficiaba en detrimento de Buenos Aires, Las Pampa, Entre Ríos y San Luis. Por suerte esto no prosperó y de esa manera evitamos una confrontación entre provincias por el mercado del biodiesel. 
Estoy convencido que la Argentina necesita un desarrollo regional y federal armónico donde todas las  provincias puedan industrializar materia prima, agregar valor a la cadena y desarrollarse. No creo que sea bueno para el país que una provincia intente canibalizar a otra, eso es una política de corto plazo que daña el objetivo de la integración política.
Por suerte eso no pasó y espero que podamos empezar una nueva etapa para trabajar juntas las nueve provincias productoras antes de pensar en cambios en la Ley.

PYM: ¿Qué cambios son necesarios en la 27.640?

F.M: Se pueden hacer cambios puntuales importantes y cambios estructurales a largo plazo. En los temas puntuales considero importante subir el corte de biodiesel al 10% para que las Pymes, que se construyeron cuando ese era el corte, puedan producir al máximo de su potencial. 
En los temas estructurales es importante ir hacia una ley de bioeconomía en la cual tenga un capítulo fundamental de bioenergías y sus derivados. la bioeconomía va a ser un de los cuatro vectores en los que la argentina más va a crecer y si somos inteligentes este sector puede crecer exponencialmente.

PYM: ¿Qué se necesita para eso?

F.M: Primero previsibilidad. Nada puede funcionar bien si las condiciones cambian todo el tiempo. Con el gobierno de Alberto Fernández hubo largos períodos en los que se mantuvo el precio artificialmente pisado por debajo de los costos de producción y por ende nunca se cumplió el corte. Con la llegada de Javier Milei lo primero que se intentó es mandar a la quiebra a las pymes. Así es imposible pensar a 5, 10 o 15 años.
Lo segundo que se necesita es un sendero de aumento de corte para empalmar con Brasil e ir hacia un acuerdo en el MERCOSUR. En tercer lugar hay que trabajar sobre la ampliación de la industria, ver el tema SAF, glicerina, MPG y tantos derivados con más valor agregado.

PYM: ¿Hacia dónde va el negocio de los biocombustibles? 

F.M: La energía es un vector central para el desarrollo, junto con la seguridad alimentaria, la educación y la calidad institucional. En ese sentido Argentina está en condiciones de tener un liderazgo regional en materia energética y asomar en una posición expectante a nivel global. Esa revolución la va a liderar Vaca Muerta y posiblemente el off shore, pero eso no debe poner en un segundo plano el aporte que puede y debe hacer la región centro con los biocombustibles.
Aun con los saltos de producción de hidrocarburos, Argentina va a seguir teniendo déficit de diesel y tenemos que reducir esos grandes volúmenes de diesel importado por biodiesel. A su vez, la nueva biolegalidad global impuesta por los países centrales va a obligar a tener cada vez más componentes e insumos de la bioeconomía y nosotros estamos en condiciones de aprovechar eso.

PYM: ¿Eso es posible en el contexto actual?

F.M: Es complicado, pero no imposible. Necesitamos superar la grieta y construir políticas de mediano plazo con equilibrio. No tiene sentido pasar de un modelo que sacrificaba a la economía para ayudar a la gente a uno que sacrifica a la gente para ayudar a la economía. El Presidente dice que se necesita orden macroeconómico y en eso no hay prácticamente nadie normal que no esté de acuerdo, pero ese orden debe ser sustentable política y socialmente. 
El orden macroeconómico es una condición necesaria pero no suficiente, además se necesita política industrial y política de ingresos. Un país con 50% de pobreza no funciona, se vuelve contra sí mismo, imposibilita cualquier intento de desarrollarse.

PYM: ¿Alcanzar el equilibrio fiscal para que el país salga adelante?

F.M: El principal problema de Argentina es la productividad general de la economía. Para que todos los argentinos vivan dignamente hay que duplicar el PBI per cápita y para ello se necesitan muchos factores. 
El equilibrio fiscal y la estabilidad del tipo de cambio son solo dos de estos factores; obviamente son los más mencionados porque es el tema en el que peor nos hemos manejado en los últimos años, pero no debemos perdernos en eso. El sistema educativo, la infraestructura, la inversión en ciencia y tecnología y los acuerdos políticos son igual de importantes. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias