Milei empieza a poner en dudas al Pacto de Mayo - Política y Medios
15-04-2024 - Edición Nº5918

POLÍTICA

Milei empieza a poner en dudas al Pacto de Mayo

"No nos sorprende que la casta siga defendiendo sus privilegios", repiten casi como un mantra los popes de La Libertad Avanza en los pasillos de Casa Rosada cada vez que se los consulta sobre la sucesión de hechos que vienen complicando cada vez más, no solamente el hecho de alcanzar el tan mentado déficit cero, sino también la posibilidad de mejorar la economía diaria de la mayoría de los argentinos.

Ese discurso dirigido a la “política tradicional”, que potencia el presidente y su ejército de trolls desde las redes sociales, es el que viene dinamitando -junto al recorte de recursos a las provincias- los potenciales acuerdos que se podrían sellar con los gobernadores. Los negociadores de Javier Milei lo saben y lo sufren, aunque lo nieguen públicamente. “(Guillermo) Francos avanza y aparece Milei y dinamita todo”, confiesa uno de los asesores más cercanos al ministro del Interior. Los resultados están a la vista.

El axioma que sentencia que si algo salió mal dos veces es probable que fracase una tercera, enciende las alertas rojas entre “Los cancilleres del Cielo”, como bautizaron en Balcarce 50 -y en sorna- a los emisarios que dialogan con los caciques regionales insurgentes al intento de imposiciones libertarias.  

Esto en razón del tratamiento del DNU de desregulación en Diputados -luego de su fallido paso por la Cámara alta- donde quedaron varios heridos (propios y extraños). Por el lado del oficialismo le tocó ligar cuestionamientos a la vicepresidenta Victoria Villarruel, y hacia afuera, los convidados de piedra fueron los mandatarios provinciales que siguieron marcando sus reclamos a través del voto negativo de sus legisladores.

Dio la sensación de que había pasado un siglo desde el cónclave del viernes pasado entre ellos y Guillermo Francos (Interior), donde junto a Nicolás Posse (Jefe de Gabinete) se intentó instalar la idea de una diplomática reunión que duró cuatro horas, y de la que sólo surgió la conformación de una comisión de ministros de finanzas provinciales y el equipo de Luis Caputo (Economía), encabezado por su secretario de Hacienda, Carlos Guberman. Un órgano que todavía sigue sin fecha de debut.

En el transcurso de las sucesivas complicaciones, se agregó otra. El aumento otorgado al jefe de Estado y a sus ministros que se llevó puesto al secretario de Trabajo, Omar Yasín. Ya van nueve en la lista de salientes funcionarios de la administración central en menos de tres meses de gestión. Zafó de la responsabilidad por la firma del propio Milei, quien debe protegerla, el secretario de Legal y Técnica, Javier Herrera Bravo. En la sede del PEN se explicó que él sólo tiene la responsabilidad de controlar que ese tipo de instrumentos estén a derecho sin tener injerencia en qué es lo que se resuelve allí.

Una de las definiciones gubernamentales que más debate –a favor y en contra- generó en la semana fue la de abrir las importaciones de productos de la canasta básica y medicamentos. La urgencia por hacer que los precios bajen obligaron al titular del Palacio de Hacienda, Luis Caputo, a tratar de hacer entrar en razón a los formadores de precios, que según expresaron en Casa de Gobierno, reconocieron que remarcaron en base a una devaluación que no ocurrió, pero no hicieron nada por bajar los valores de alimentos ni remedios. Únicamente aplicaron promociones que para el Gobierno distorsionan precios y mediciones del IPC. Así lo explicó el vocero Manuel Adorni a este periodista de P&M.

El martes, en uno de esos clásicos reportajes que concede en su despacho a periodistas amigos, Milei formalizó el ingreso a LLA de un aliado que hace de nexo entre Rosada y el Parlamento, se trata del diputado José Luis Espert (ex Avanza Libertad). Poco después ambos celebraban la inflación del 13,2 por ciento del pasado mes de febrero, con 276,2% interanual y un acumulado en el primer bimestre del año de 36,6%. Un dato que aunque se reconoce alto en las filas libertarias, se usa de manera comparativa con el 25,5% de diciembre pasado, que le adjudican en su totalidad al ex Frente de Todos.

En esa misma jornada y por la tarde, el mandatario, acompañado de Sandra Pettovello (Capital Humano) recibió a la plana mayor de la Conferencia Episcopal Argentina, que vino a plantear quejas con respecto a la situación en comedores y merenderos de organizaciones sociales que se están auditando, y de los que la cartera social asegura que la mitad no existe.

La representación de la Iglesia local, encabezada por monseñor Oscar Ojea, se llevó la garantía de que la ayuda que redirige Cáritas y otras acciones eclesiásticas, le seguirá llegando sin problemas. Los sacerdotes hicieron hincapié en la situación económica de la Argentina, lo que detonó una explicación técnica del propio Milei sobre cómo se está trabajando con el objetivo de bajar la pobreza.   

En el corte semanal, Milei se quedó en Olivos y Francos recibió al gobernador mendocino Alfredo Cornejo, quien no había podido asistir al cónclave con sus pares. A la salida de la entrevista informativa que tuvo en la cartera de Interior, el radical habló con los periodistas acreditados, y en ese marco, subrayó su respaldo al DNU, aunque manifestó que muchas de las normativas que contiene deberían ser enviadas al Congreso, en particular la reforma laboral (frenada por cautelares de los sindicatos) y la privatización de empresas estatales. El mandatario provincial recordó que Raúl Alfonsín y Rodolfo Terragno habían planteado coincidencias con muchos de los puntos que figuran en esa parte del articulado que deberá atravesar el filtro parlamentario.  

El día D llegó el jueves, cuando desde las 11 de la mañana el Senado decidiría el destino del decreto desregulatorio que generó roces entre el tándem Milei-Francos y Villarruel, ya que se preveía una votación adversa en un ámbito donde la vicepresidenta dilató un mes y medio su tratamiento.

El portavoz Adorni salió a desmentir en rueda de prensa que hubiera peleas internas entre los integrantes de la fórmula que se impuso en las elecciones del 19 de noviembre del año pasado y adjudicó -el secreto a voces- a una mala lectura que hizo el periodismo del documento que publicó la Oficina del Presidente en su cuenta de X, donde se refería a una “agenda propia e inconsulta” que apuntaba a los opositores, pero también –solapadamente- a la titular de Cámara alta, quien una vez consumada la derrota subió un vídeo a las redes sociales donde ratificó su compromiso con Milei pero diferenciándose en el hecho de mostrarse apegada a la institucionalidad. En la previa a la votación P&M preguntó al vocero presidencial qué tenía planificado hacer el Gobierno si su DNU era rechazado en el Congreso.

El funcionario aseveró que queda aún la instancia de Diputados, y aseguró que el Ejecutivo siempre tiene “plan B y plan C” ante cada iniciativa. “Tenemos cero grado de imprevisión, para todo hay dos caminos adicionales a seguir. Siempre analizamos las acciones a seguir en base al norte, y entendemos que, en la búsqueda de ese norte, que es una Argentina más libre, más próspera, en el medio van a pasar un montón de cuestiones como lo que pasa con el DNU. Increíblemente estamos discutiendo con quienes destruyeron la Argentina si el DNU sigue vigente o no. Pero era parte de lo previsto, nadie podía suponer que la vieja política no iba a estar en contra de los cambios que proponemos. Así que para todo tenemos dos alternativas”, advirtió. 

Por la mañana, se había suspendido la reunión de Gabinete nacional –por problemas de agenda, se argumentó oficialmente- y por la tarde se vio al presidente retirarse por la explanada que da a Rivadavia luego de haber recibido a Marcela Podestá Costa, sobrina nieta de Benjamín Solari Parravicini, el denominado “Nostradamus argentino”, que se refiere en sus profecías a un “Hombre Gris” que salvará a la Argentina, personaje místico que Javier Milei (y su entorno más íntimo) infieren que es él.

Fuera del terreno esotérico que entremezcla a “Las Fuerzas del Cielo” con la realidad, la derrota por 42 votos en contra de la vigencia del DNU; 25 a favor y cuatro abstenciones, el mileísmo no dudó en mostrarse abierto a futuras negociaciones, siempre y cuando no se ponga en juego el preacuerdo que garantice la aprobación del decreto y la Ley Bases simplificada, que ya circula como un borrador entre los gobernadores y legisladores.

“Preferimos el acuerdo, pero también estamos dispuestos a la confrontación. Vamos a lograrlo con la colaboración y sin la colaboración de aquellos que se oponen al cambio en la Argentina”. Anteriormente, Milei había ido en la misma línea a través de un comunicado y en una entrevista radial, en la que no dudó en poner en duda la concreción del Pacto de Mayo. El misterio es saber cuál será el plan B, C y D, con el que la administración de LLA amenaza a todos a los que señala y considera "la casta", si es que no se le otorgan las herramientas que reclama para gobernar. La pregunta seguirá pendiente el mes y medio que resta hasta el 25 de mayo

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias