El gobierno define si gestionará con el Congreso o sin el - Política y Medios
15-04-2024 - Edición Nº5918

ENTRETELONES DE CASA ROSADA

El gobierno define si gestionará con el Congreso o sin el

Tanto en el oficialismo como en la oposición coinciden en que habrá un antes y un después en la relación entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo cuando termine este viernes.

Por: Juan Pablo Peralta- DESDE CASA ROSADA

 

La vuelta de Javier Milei desde Washington el lunes pasado fue con el objetivo de máxima que tenía en la convención conservadora cumplido, traer la foto y el vídeo –con elogios mutuos- entre él y Donald Trump. Su exposición tuvo la impronta que al líder libertario le gusta dar en estos encuentros internacionales, y que son replicados sistemáticamente en TikTok y otras redes sociales hasta el cansancio. “Gobernar es tuitear”, bromea siempre un asesor ministerial de raigambre peronista, cada vez que se lo consulta en privado por alguna de las publicaciones, reposteos o likes del presidente.

Apenas aterrizó en Ezeiza, el titular del Ejecutivo volvió a la política vernácula y a las disputas intestinas entre la Nación y los gobernadores, en las que prefiere que lidien Guillermo Francos, así como Santiago y Luis Caputo. Otro que integra esa nómina negociadora es el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

Quien se dedicó a recibir y dialogar con mandatarios provinciales durante toda la semana fue el ministro del Interior. Los que fueron llegando al despacho de esa cartera que da al Patio de la Palmeras, manifestaron a la prensa acreditada- que lo hicieron en búsqueda de “consensos”, “de calmar las aguas” y de tratar de acercar posiciones. Entre ellos estuvieron: Leandro Zdero (Chaco), Gustavo Sáenz (Salta) y Alberto Weretilneck (Río Negro), quien dejó una invitación a Milei y al resto de funcionarios para que asistan el 7 de marzo a una conmemoración histórica local, en la que estarán presentes los gobernadores patagónicos de las cuencas petroleras y gasíferas que se sumaron al reclamo de Ignacio Torres (Chubut), por el no pago de fondos coparticipables debido a acreencias del distrito sureño con el poder central.

Entre la larga lista de recortes que promueve la administración de La Libertad Avanza, se sumó el Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), que se sostenía a través del Impuesto País, que se redujo del 30 por ciento al 1%. El vocero presidencial, Manuel Adorni, le explicó a este medio -en conferencia de prensa- que ahora el 94% de ese 1% queda destinado a obras de infraestructura económica; el 1% al fondo fiduciario para urbanizar barrios populares; y el 5% restante al fomento del turismo nacional.

El martes se desarrolló en Balcarce 50 otra reunión de Gabinete encabezada por el presidente Milei. Estuvieron todos los ministros, secretarios y asesores, salvo la vice Victoria Villarruel, se dijo que por cuestiones de agenda. Luego del cónclave, el portavoz Adorni explicó el motivo del decreto que cambió el horario de la exposición del dignatario en el Parlamento nacional el 1 de marzo a las 21 hs.

Adujo que con la iniciativa se buscaba que la mayor cantidad de ciudadanos escuchen el mensaje presidencial, del que se tejieron cientos de especulaciones, pero todas con tres ejes fundamentales: Herencia recibida, denuncias pos auditorías hechas por la Sindicatura General de la Nación, logros de la administración libertaria, y alguna sorpresa. Las elucubraciones se terminarán cuando Javier Milei concluya ese discurso que estuvo escribiendo durante toda la semana -de puño y letra- junto a sus colaboradores más cercanos.

Como adelanto involuntario, el vocero presidencial enumeró puntos del que denominó “Plan Motosierra”, y que forma parte de ese cuadro de situación que promueve el Ejecutivo. Entre ellos, se refirió a la eliminación de nueve fondos fiduciarios y del INADI, del Fondo de Fortalecimiento para la Provincia de Buenos Aires, del lenguaje inclusivo y la perspectiva de género (que infiere el Gobierno que se utilizó con fines políticos), y destacó el hecho de terminar con el empleo militante en el PAMI, entre otras cosas.

A mitad de semana, Milei convocó a sus diputados con el objetivo de bajar los lineamientos generales en materia de lo que considera logros de gestión: Superávit gemelos, baja de la inflación y el avance hacia un equilibrio en las finanzas del Banco Central que permitiría liberar el cepo cambiario a corto plazo, y sin nuevo endeudamiento con el FMI.

El primer mandatario instaló entre los integrantes del bloque oficialista lo que viene afirmando puertas adentro de Rosada y Olivos, y a la vez con mensajes subterráneos dirigidos a sus interlocutores de la oposición parlamentaria.

Una de las encargadas de transmitir el mensaje públicamente fue la diputada Juliana Santillán, que a la salida de la reunión señaló: "Vamos a gobernar sin la Ley Bases, y hasta incluso también podemos seguir adelante sin el DNU". Asimismo, la funcionaria hizo referencia a la exposición del mandatario en el Parlamento, al apuntar que "el Presidente no tiene medias tintas cuando se trata de defender los derechos de los argentinos".

En ese mismo sentido -y consultado por este medio en una de sus habituales ruedas de prensa- el portavoz Manuel Adorni aseveró que “el DNU y la Ley Bases son apenas un cuarto de las reformas pensadas. El plan económico no se mueve ni una línea. El déficit cero es nuestro norte, eso no está afectado por la Ley Bases ni por el DNU. El camino que transitamos a corto plazo no requiere el decreto ni la ley".

Quien fue invitado a almorzar por el propio jefe de Estado de manera sorpresiva, fue el jefe de bloque del PRO, Cristian Ritondo, quien al retirarse por la explanada de Casa de Gobierno le dijo a P&M -en referencia a la disputa del poder central con Chubut-: “Escuché últimamente a Nacho Torres y se va encaminando al camino del diálogo, por el camino que tenemos que recorrer mucho más aquellos que pensamos en el cambio en serio en la Argentina”.

El legislador que tiene línea directa con Mauricio Macri agregó que además hablaron “de la situación económica, de cómo los números empiezan a ir a la baja, la acumulación de reservas que está haciendo el BCRA, el camino del ajuste fiscal, del resultado que está dando esta política económica, y lógicamente, de la herencia recibida de 56% de pobres en la Argentina. Una herencia muy dura para un plan económico que necesita de un ajuste”, cerró el ex ministro de Seguridad María Eugenia Vidal en la PBA.

La última cita que tuvieron senadores y diputados libertarios en el palacio gubernamental fue con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse. Al término de la numerosa entrevista, el titular de la bancada de LLA en la Cámara baja, Oscar Zago, puntualizó que “esperan que cuando manden las leyes (al Congreso) nos puedan acompañar en su totalidad y no como pasó con la Ley de Bases, donde quedaron en el camino algunas cuestiones", aunque añadió: "Somos optimistas que con el diálogo y la ayuda de todos vamos a sacar el país adelante”.

Tanto en el oficialismo como en la oposición coligen que habrá un antes y un después en la relación entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo cuando termine este viernes. La discusión con respecto a ese vínculo se da también puertas adentro del Gobierno, donde hay diferencias que hasta pueden derivar en la conformación de algún minibloque que tenga línea directa con Milei y los capitostes del PRO, puenteando al resto de sus compañeros. La excusa es que el concepto de libertad debe seguir siendo la máxima en una administración que se apoya en esa noción fundamental como base de sustento.

De todos modos, vale decir, que habrá mucha tela para cortar en el nuevo año parlamentario que comienza, y aún más en la vida política, social y económica de todos los argentinos. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias