El mileísmo potencia su plan de ajuste y se jacta de mantener el apoyo de las mayorías - Política y Medios
15-04-2024 - Edición Nº5918

ENTRETELONES DE CASA ROSADA

El mileísmo potencia su plan de ajuste y se jacta de mantener el apoyo de las mayorías

El Gobierno acelera en su plan motosierra y licuadora, mientras mantiene frentes abiertos con los gremios y sus medidas de fuerza, y los gobernadores de las provincias ávidos de presupuesto.

Por Juan Pablo Peralta, desde Casa Rosada.

Después de viajar a Davos (Suiza), Israel e Italia, Javier Milei visitó por primera vez como presidente de la Nación una provincia argentina. La elección de Corrientes no fue casual, más allá de la excusa de participar de los 10 años del Club de la Libertad en esa localidad.

En medio de la puja con los gobernadores que primero se mostraron receptivos a negociar la Ley Bases, pero luego defeccionaron, la recepción en persona del mandatario provincial del radicalismo que más apoyo le da al gobierno libertario, Gustavo Valdés, forma parte de una estrategia, tanto del lado de la administración central como de parte de esos caudillos regionales que se dieron cuenta del favor que le hicieron al Ejecutivo para que avance en su plan de gobernanza con herramientas extraparlamentarias.

En esa línea, fue el salteño Gustavo Sáenz, quien desde el massismo residual, abrió las puertas a la renegociación con el objetivo de que el ministro Guillermo Francos (Interior) vuelva a encabezar el acercamiento entre las facciones.

Inclusive, bajo la excusa de participar del aniversario 211 de la Batalla de Salta, llegó hasta esa provincia la vicepresidenta, Victoria Villarruel. Quien de todos modos, juega una doble partida a largo plazo en la interna de La Libertad Avanza que todavía permanece en estado latente.

Antes de partir de Buenos Aires, Milei se reunió en su despacho con el senador republicano Marco Rubio, quien llegó acompañado a Balcarce 50 por el embajador estadounidense, Marc Stanley.

Fuentes oficiales sintetizaron que el cónclave tuvo como tratamiento central temas de agenda bilateral, sin embargo, los puntos más relevantes del evento giraron en torno a potenciar la relación entre el mandatario argentino y Donald Trump, de quien el legislador norteamericano podría ser vicepresidente en caso de que el magnate vuelva al Salón Oval. El dato de color fue que Rubio trajo una taza que traía escrita la inscripción “no hay plata”, y se la llevó autografiada por Milei.

En la conferencia de apertura de la semana, el vocero Manuel Adorni saludó con un irónico mensaje a Cristina Kirchner en el día de su cumpleaños, describiéndola como "una figura relevante de los últimos 20 años de esta decadente Argentina”. En ese contexto, desde P&M, lo consultamos con respecto a si era cierto que el Ejecutivo había autorizado Aportes del Tesoro Nacional (ATN) a Valdés para ser utilizados en la organización de los carnavales provinciales.

El funcionario respondió que “el presidente de la Nación jamás autorizaría un adelanto para el festejo de los Carnavales”, y agregó: “Sí entiendo que hubo adelantos, pero no sólo para Corrientes, sino que hacia la provincia de Chubut por cuestiones de desastres naturales, como inundaciones o incendios. Pero nada tiene que ver con todo lo que trascendió en relación a, no sólo carnavales, sino que con otros espectáculos culturales. ¡No! ¡Es todo rotundamente falso!”, remató.

En la primera reunión de gabinete semanal se decidió avanzar con la idea de que la educación sea declarada un servicio esencial, algo que dio a conocer la vocería ante la amenaza de los gremios de no iniciar las clases. El otro hecho que marcó los últimos días fue que las cámaras empresarias y los sindicatos no llegaron a un acuerdo en la cartera laboral para fijar un salario mínimo, vital y móvil.

Por eso la administración Milei decidió fijarla en 180 mil pesos para este mes de febrero y que en marzo alcance los $202.800, (algo así como un 30%). A su vez se optó por desengancharla de los planes sociales como el Potenciar Trabajo.

A este escenario se sumó el paro de trenes que encabezó La Fraternidad, que conduce Omar Maturano. En Casa de Gobierno se comentó con suspicacia el hecho de que Sergio Sasia -de la Unión Ferroviaria- no se hubiera plegado a la medida. Inclusive alimentaron negativamente el criterio de exposición que eligió el dirigente, que refrendó Adorni, “dejó a un millón de personas de a pie”.

No caben dudas que estas idas y vueltas tienen que ver con la puja entre la administración central y las diversas organizaciones cegetistas. Hasta ahora todo quedó en una nueva reunión el martes de la semana que viene, donde se espera un cambio de propuesta, que hasta ahora fue del 12%.

Así y todo, Maturano aclaró que “no se tiene que anarquizar esto”, y que la CGT debería convocar a las centrales confederadas y organizar un plan de lucha. Daer expresó por su cuenta que esperarán hasta después del 1 de marzo para definir qué harán.

En el palacio rosado salieron a negar la pelea entre Sandra Pettovello (Capital Humano) y el ministro de Economía, Luis Caputo. Más tarde él mismo lo hizo en declaraciones públicas. “Ella no estuvo presente en la reunión de Gabinete del martes pasado porque estaba enferma”, explicaron fuentes oficiales.

A su vez, se desmintió que la visita de la segunda del FMI, Gita Gopinath tenga que ver con otra devaluación. Primero mantuvo reuniones técnicas con el jefe de Hacienda y su equipo, donde monitoreó aspectos del ajuste en materia del déficit fiscal, y luego se dijo en Rosada que “llevó adelante una entrevista más política con Milei”. Los dichos sobre la posibilidad de levantar el cepo, por ahora es mera especulación ministerial.

Otro de los datos relevantes que circuló por las galerías de Gobierno tuvo que ver con que las tratativas para comenzar a enviar el megaproyecto oficial de manera segmentada al Congreso podrían materializarse después de la apertura de las sesiones ordinarias que encabezará el presidente, y en la que se adelantó que presentará una auditoría con casos de corrupción relacionados a la gestión anterior.

En esa línea, vinculada especialmente a las alianzas legislativas entre el PRO y La Libertad Avanza, en rueda de prensa, el portavoz Adorni le mencionó a este medio, que “el presidente Milei tiene muy buena relación con el ex presidente Mauricio Macri, tienen comunicación, y es probable que efectivamente ese encuentro entre ellos exista en los próximos días”, agregando que “tenemos plena confianza en que la política de a poco va a ir entendiendo qué es lo que necesita la Argentina. El funcionario cerró su alocución declarando que “entendemos que vamos a estar más alineados con determinados sectores”.

El viernes, luego de una recorrida por el Cabildo porteño y la Plaza de Mayo, ingresó por la explanada que da al Salón de los Bustos, un sonriente secretario de Estado norteamericano. Nos referimos a Antony Blinken.

En primer lugar, fue recibido por la canciller Diana Mondino y luego se dirigió al despacho presidencial donde estuvo reunido con su delegación y varios de los ministros del Gabinete durante una hora y veinte minutos. Visitado el histórico balcón rosado y en una declaración conjunta con la Ministra de Relaciones Exteriores, el funcionario demócrata brindó detalles de lo que ocurrió en una Casa Rosada bajo un esquema de seguridad dispuesto para la ocasión.

Ante la prensa acreditada en Balcarce 50 y colegas de EEUU, Blinken calificó como “muy productiva” la reunión con Javier Milei. Destacó que su país es el primer inversor en Argentina y que ve muchas oportunidades, especialmente en materia de recursos naturales como el litio, con la posibilidad de generar empleo de calidad en torno a energías limpias.

El diplomático aprovechó la presentación para destacar el apoyo de nuestra nación a Ucrania en medio de la invasión rusa. No escapó la visita de él y Milei a Oriente Medio donde subrayó la fuerte denuncia que el mandatario argentino hizo contra Hamas, su invasión y la toma de rehenes en Gaza.

Tras remarcar la vuelta del país a occidente, diferenciándolo de Cuba, Venezuela y Nicaragua, fue consultado por uno de los temas que más tensión -y atención- genera en la sociedad local, la dolarización, sobre la que observó que “depende de Argentina, por supuesto que esperamos escuchar algún plan y hablarlo más”. En ese contexto, añadió que EEUU apoya el acuerdo con el FMI, argumentando que el respaldo del organismo es muy importante para la estabilización de nuestra economía.

Antes de partir, Antony B. evitó referirse al viaje que en las próximas horas realizará Milei a una convención conservadora en Washington vinculada al Partido Republicano, y que cerrará el ex -y posible candidato a presidente- Donald Trump.

Está claro que por lo que se percibe y ve en Casa Rosada, que para La Libertad Avanza es fundamental potenciar las relaciones internacionales ante un cuadro interno de conflictividad que tiende a ir in crescendo.

Milei se jacta de mantener su imagen positiva mientras lleva adelante un temerario ajuste fiscal, que con el desmantelamiento del INADI -y otros institutos que considera cajas políticas del kirchnerismo- inevitablemente unificará a las voces opositoras, que a su vez arrastran sus pasados de malas gestiones recientes, fenómenos históricos que siguen siendo la base de sustentación del mileísmo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias