La industria continúa su retracción y ya usa menos del 55% de su capacidad instalada - Política y Medios
20-04-2024 - Edición Nº5923

RECESIÓN EN MARCHA

La industria continúa su retracción y ya usa menos del 55% de su capacidad instalada

En diciembre el índice cayó casi 9% con relación al mes previo y 11,5% de un año a otro. El nivel de actividad fabril también bajó un 5,4% de un mes a otro y el 12,8% en forma interanual. Los empresarios no son optimistas y advierten sobre una profundización de la caída productiva.

Por: Patricio Ballesteros Ledesma

 

La utilización de la capacidad instalada de la industria argentina terminó en diciembre del año pasado en el 54,9% en promedio, por debajo del 66,4% de noviembre del año pasado y del 63,8% del nivel del último mes del 2022, informó ayer el INDEC, sobre un panel de 650 empresas.

Esa marca del último mes del año pasado se encontraba en un nivel similar al de junio de 2020, en plena irrupción del virus Covid-19 y con grandes restricciones para la actividad productiva, cuando la utilización de la capacidad industrial instalada había caído a alrededor del 53%.

En la misma línea del uso de la capacidad instalada, esas cifras se replican con el nivel de actividad que presentó el sector fabril, ya que en diciembre del año pasado el Índice de Producción Industrial Manufacturero (IPI) bajó un 5,4% en promedio en comparación a noviembre y el 12,8% con relación al último mes del 2022.

En diciembre pasado, 14 de las 16 divisiones de la industria manufacturera presentaron caídas interanuales. Ordenadas según su incidencia en el nivel general, se registraron caídas en Maquinaria y equipo, 36,3%; Alimentos y bebidas, 7,8%; Industrias metálicas básicas, 25,4%; Otros equipos, aparatos e instrumentos, 42,2%; Sustancias y productos químicos, 9,2%; Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras, 26,6%; Productos de metal, 16,2% y Prendas de vestir, cuero y calzado, 13,1%.

Además, Madera, papel, edición e impresión, 7,8%; Productos minerales no metálicos, 9,3%; Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes, 2,2%; Productos de caucho y plástico, 2,1%; Productos textiles, 2,5% y Productos de tabaco, 10,8%. Por su parte, mostraron subas las divisiones de Otro equipo de transporte, 11,8% y Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear, 0,4%.

Ambos indicadores representan en forma clara la brusca profundización de la caída de los niveles de utilización de instalaciones, máquinas y herramientas, que ya se venía dando el año pasado cuando varias ramas industriales dejaron de aumentar su volumen de fabricación.

En un contexto de expansión económica, el uso de la capacidad aumenta así como el número de unidades producidas, con lo que las empresas incorporan al mercado más productos ante una mayor demanda. 

En el caso contrario, como ocurrió en el último año, las industrias intentan mantener su operación ajustando por precio en lugar de por cantidad, como se observa muy claro en el subsector de Alimentos y Bebidas, y que mes tras mes refleja el Índice de Precios al Consumidor del INDEC en ese rubro comercial.

La mayoría de esas industrias, en gran parte oligopólicas o cartelizadas, provocaron una estampida de precios en los últimos meses del año pasado y en los primeros de 2024, tras las decisión del Gobierno nacional de desregular y cortar todas las políticas públicas de control (ley de abastecimiento, de góndolas, precios justos, devolución del IVA), con un muy bajo uso de la capacidad instalada propia e incrementos casi diarios en las listas de precios de los productos de consumo masivo que vuelcan al mercado.

Ya sea por dificultades para financiarse y/o por aumento de costos, esta estrategia lleva en el corto plazo a un frenazo productivo, un alza de la inflación por suba de precios en lugar de aumento de la oferta y, de continuar, reducción de turnos y/o de puestos de trabajo activos. 

Hay que recordar que la industria argentina incluye algo más de 1.000 empresas y genera alrededor de 1,2 millón de puestos de trabajo formales directos, en su mayoría con sindicatos fuertes y convenios colectivos activos, un número que aumentó en los últimos años y que a fines de 2023 logró acumular 25 meses de crecimiento acumulado.

En el medio de las elecciones, en los últimos meses de 2023 fueron muchas las firmas grandes, medianas y pequeñas que anunciaron contracción de su actividad, suspensión de turnos y de personal, desinversión en nuevas líneas productivas, en parte por la incertidumbre política, pero también por la coyuntura financiera y la caída en las ventas.

Justo antes de la asunción de Javier Milei, un relevamiento de la UIA entre 550 de sus asociados reveló que desde octubre se acentuó la caída en ventas, exportaciones, empleo e inversiones. Pero lo más relevante es que las expectativas de los industriales para el año en curso no eran optimistas, no sólo para sus propias empresas sino para todo el sector en general.

Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron la refinación del petróleo con el 85%, papel y cartón con 67,3%, industrias metálicas básicas con 64,5%, productos minerales no metálicos con 60,8%, sustancias y productos químicos con 58,2% y alimentos y bebidas con 57,4%.

Los rubros que se ubican por debajo del nivel general fueron productos de caucho y plástico con 46,5%, edición e impresión con 44,2%, tabaco con 44 %, industria automotriz con 42,6%, textiles con 39,9% y metalmecánica (excepto automotores, sobre todo por la maquinaria agrícola) con 37,9%.

De hecho, a raíz de la brusca caída en la producción y exportación agrícola a consecuencia de la sequía, según el índice de producción industrial manufacturero, la fabricación de maquinaria agropecuaria registró en diciembre pasado una caída interanual del 50,7%.

Se registró una menor cantidad de unidades producidas y vendidas de tractores, cosechadoras, pulverizadoras autopropulsadas y de arrastre, sembradoras y de ciertas líneas de implementos, de acuerdo con los datos del INDEC.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias