Con la paralización de la obra pública, crecen los "elefantes blancos" en la Provincia  - Política y Medios
19-04-2024 - Edición Nº5922

SÉPTIMA SECCIÓN ELECTORAL

Con la paralización de la obra pública, crecen los "elefantes blancos" en la Provincia 

En los últimos días, Gabriel Katopodis recorrió Olavarría, Azul y Bolívar. En los tres distritos habitan hoy los elefantes blancos de las obras inconclusas, que, de no reactivarse, pasarán a ser símbolos de la decadencia en que se pretende sumergir al país. 

Por: Miguel Di Spalatro

 

“Tachan, todas las mañanas van tachando un programa, una partida presupuestaria. Todos los días hay un obrador que se levanta. Ya podemos ir construyendo, todos los argentinos, el mapa de la obra pública parada", sentenció el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Katopodis, frente a la obra de acceso a Sierras Bayas.

Sierras Bayas es una localidad del partido de Olavarría de 3.800 habitantes. Por ahí pasa la Ruta 226, transitada por un alto flujo de camiones que transportan mercaderías desde el sudeste de la provincia. En el kilómetro 285, Vialidad Nacional construía un distribuidor con un camino transversal de 762 metros y un puente de 31, con rotondas laterales de 50 metros de diámetro y banquinas internas y externas pavimentadas. Una obra requerida para la seguridad de los vecinos, pero también fundamental para ordenar la circulación en una zona netamente industrial. 

La adjudicación de la obra se dio en abril de 2022 a la empresa Paolini por 650 millones de pesos. Se venía ejecutando a buen ritmo hasta que el gobierno de Javier Milei decidió pararla junto con el resto de la obra pública en todo el país. 

“Estamos con mucha preocupación. De las 2300 obras que se pararon en el país, 1000 le corresponden a la provincia de Buenos Aires con un presupuesto de 1 billón de pesos con precios de diciembre de 2023” expresó el ministro, que en las últimas semanas viene recorriendo diferentes puntos de la Provincia. 

El último miércoles fue el turno de Olavarría, Bolivar y Azul los tres principales distritos de la Séptima Sección Electoral. En los tres habitan hoy los elefantes blancos de las obras inconclusas, que, de no reactivarse, pasarán a ser símbolos de la decadencia en que se pretende sumergir al país. 

“La decisión del gobierno provincial de exigirle al gobierno nacional que se reinicien las obras se da en el marco de un derecho que tenemos los bonaerenses. Es una exigencia que le hacemos al Gobierno Nacional porque no es ningún gesto de buena voluntad que le estamos pidiendo. Son recursos de los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires que administra el gobierno nacional, son obras del gobierno nacional en la provincia de Buenos Aires que le corresponden por derecho a todos los vecinos”, explicó Gabriel Katopodis.

“A Olavarría le corresponde que se termine la obra de la Facultad de Medicina que está parada. A Olavarría le corresponde que se pueda ejecutar el Colector Norte, que es la obra más emblemática por la cual Maxi (Maximiliano Wesner), sin ser Intendente, vino gestionando durante casi 15 meses. Los ciudadanos de Olavarría tienen derecho a que el corredor de la Ruta Nacional N° 3 se termine”, agregó. 

Katopodis tiene una audiencia pedida al ministro de Economía de la Nación, Luis Caputo, que aún no se concreta, a la que llevará la posición del gobernado Axel Kicillof: que se reactiven las 1000 obras que financia el Estado Nacional a lo largo y a lo ancho del territorio bonaerense. “Nos tienen que escuchar, debemos discutir, la obra pública siempre se usó para poder salir de las crisis como la que está viviendo el país”, destacó. 

La decisión del gobierno provincial de continuar sumando servicios en beneficio de los ciudadanos, a pesar de la difícil situación en que está colocando a las provincias el desfinanciamiento aplicado por la Nación, le permite al intendente de Olavarría, Maximiliano Wesner, proyectar, en conjunto, un plan para instalar 16 mil luminarias led, en el marco del recambio y modernización del alumbrado público; pavimentar la Avenida La Rioja desde el Campus Universitario hasta la Ruta 226 (la primera etapa, será hasta Colón, unas 9 cuadras) y seguir trabajando en un plan director de la red cloacal para todo el partido. 

En Azul, desde el 2008, organizaciones de la comunidad como el Centro Empresario y vecinos autoconvocados, viene exigiendo la transformación de la Ruta 3 en Autovía, dado el alto índice de siniestralidad en el tramo Monte-Azul, donde muchos vecinos perdían su vida. Durante el gobierno de Mauricio Macri se hizo una parodia de puesta en marcha de la mega obra, pero fue recién durante la gestión de Alberto Fernández que se logró avanzar en la ejecución. 

Los trabajos ahora se detuvieron y el secretario general de la UOCRA Azul, Valentín Tedesco, informó el despido de 45 trabajadores que realizaban tareas en Las Flores y Azul, dos de los puntos estratégicos para el desarrollo de los trabajos. También dio cuenta de la paralización de otros dos obradores en Coronel Dorrego.

Azul creció rodeada de rutas, entre ellas la Nacional 3. Nelson Sombra, intendente del distrito, trabajó con el ministro la posibilidad de mejorar los accesos a la ciudad: solucionar el problema de la Avenida Mujica que no permite que los camiones de gran porte puedan cruzar de Ruta 3 a 51 y planificar el acceso de la Avenida Urioste que no tiene luz ni asfalto.

La ciudad de Azul fue gobernada hasta diciembre por Hernán Bertellys, intendente de Cambiemos y, al asumir Sombra, que llegó al cargo con la boleta de Unidos por la Patria, se encontró con que “son muchas las deficiencias que tiene nuestro distrito y, si bien la Provincia siempre ha estado predispuesta para la ejecución de obras, hubo cierta desidia política y administrativa que imposibilitó avanzar con aquellas que estaban presupuestadas y que no se hizo el seguimiento”.

Katopodis, en el despacho municipal, donde mantuvo una reunión de trabajo con Sombra, el secretario de Gobierno y Jefatura de Gabinete, Ignacio Pallia, la secretaria de Obras y Servicios Públicos, Cecilia Martínez, la senadora provincial Lorena Mandagarán y la diputada bonaerense Laura Aloisi, reflexionó: “Debemos pensar seriamente en cómo encarar una etapa superadora que permita proyectar del desarrollo de la ciudad para los próximos 20 años. Cuando uno ve que buena parte de los municipios vecinos fueron avanzando con obras, claramente Azul quedó parada en el tiempo”.  

De igual modo, consideró que “hay proyectos estratégicos para Azul como un puente (sobre el Arroyo Azul, que atraviesa la zona urbana) que es fundamental para la movilidad de toda la ciudad. También hay que repensar la cuestión de saneamiento con la refuncionalización y puesta en valor de la planta de tratamiento de líquidos cloacales”.

La paralizada obra de la colectora de la Ruta Nacional Nº226, en Bolivar, fue otro de los elefantes blancos que observó el ministro. 

Katopodis, estuvo en Bolívar por tercera vez en dos años. A diferencia de las anteriores visitas, esta no fue para firmar convenios o anunciar nuevas obras sino para tomar nota de las prioritarias. Se reunió con el intendente del distrito, Marcos Pisano y el concejal Eduardo “Bali” Bucca. 

"Desde hace más de veinte días estamos localidad por localidad, revisando toda la cartera, actualizando contratos y haciendo todos los esfuerzos para que buena parte de esa obra se pueda poner en marcha. Marcos (Marcos Pisano) me planteó las prioridades y cuáles de esas obras son muy urgentes para Bolívar", dijo el ministro. 

"Empieza a configurarse un mapa de obras nacionales paradas. El ejemplo más claro en Bolívar es la obra para construir la planta de tratamiento de líquidos cloacales, que era una gran apuesta. Se consiguió el financiamiento y estábamos a nada de empezar a ejecutar", señaló Katopodis. 

Pisano reveló que en su distrito hay más de veinte obras absolutamente paralizadas por el gobierno nacional. Entre ellas, la repavimentación de las Ruta 226, tramo Olavarría-Bolívar y 205, tramo Saladillo-Bolívar; las cloacas de Urdampilleta, el Instituto 27 y el Desarrollo Urbanístico PROCREAR de 240 viviendas.

La cantidad de empleos que se han perdido en la cadena de la construcción repercuten en la economía local: "Antes al trabajador le costaba llegar a fin de mes y hoy ese mismo trabajador se ha quedado sin trabajo", reflexionó el alcalde de Bolívar. 

El ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, dejo una última reflexión antes de volver a La Plata: "Los problemas que tenía la Argentina había que resolverlos, no empeorarlos. Vemos que el presidente va complicándonos la vida a todos nosotros y, el paso que sigue a esta agenda de ajuste, es el desempleo. En Argentina había trabajo, changas, mal remunerado, en blanco o en negro, pero había trabajo. Nuestra preocupación no es pelearnos con Milei, no es discutir en ningún lugar ideológico. Axel Kicillof y yo creemos que la Argentina va a ser un país mejor si tiene universidades, si tiene rutas, si tiene acueductos, si tiene obras como viviendas y hospitales. Hoy todo pasó a ser un elefante blanco”. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias