Casa Rosada potencia la guerra con los gobernadores - Política y Medios
15-04-2024 - Edición Nº5918

ENTRETELONES DE CASA ROSADA

Casa Rosada potencia la guerra con los gobernadores

Las tensiones en el Congreso por la aprobación de la Ley Ómnibus desnudaron la vocación beligerante de Milei para negociar, desataron chispazos internos y se cobraron la cabeza del primer ministro (y Ministerio).

Por Juan Pablo Peralta, desde Casa Rosada.

“Si alguien pensó que esto iba a ser fácil se equivocó”, confesó uno de los jóvenes libertarios que caminan la Casa Rosada en estos días aciagos y de extremo calor en Buenos Aires. Uno de esos millennials que aún no tienen nombramiento –como tantos otros-, pero que siguen militando a su líder, ese que en sólo dos años llegó al sillón de Rivadavia con un discurso anti casta política, anti Banco Central y anti Justicia Social.

El envión del 56 por ciento de los votos y el pésimo gobierno del Frente de Todos continúa siendo el colchón en el que se apoya La Libertad Avanza ante la adversidad de un Congreso, que fiel a su historia, sigue siendo el sustento de federalismo que le permite a los gobernadores (con sus diputados y senadores) proteger sus intereses, más allá del grado de oposición, o no, de la fuerza a la que pertenezcan.

Desde que el oficialismo consiguió con un dictamen de mayoría -con disidencias-, y que además sumó denuncias de la izquierda sobre supuestos cambios que se hicieron luego de haber sido firmado, hubo cierto oxígeno en los despachos de Balcarce 50. Todos los laderos del mileísmo habían salido a jugar para respaldar a Martín Menem en las negociaciones en la Cámara baja.

Se destacaron, entre ellos, el ministro del Interior, Guillermo Francos y el asesor estrella del presidente, Santiago Caputo. Sin embargo, el entusiasmo comenzó a decaer cuando hubo que prorrogar la sesión que estaba programada para el jueves (próximo pasado) con la finalidad de conseguir la media sanción de la denominada “Ley Ómnibus”.

“Nosotros no negociamos”, plantean en on y off los funcionarios de LLA, pero la procesión de encuentros y reuniones seguirá todo el fin de semana. Ante el escenario que se plantea, el oficialismo decidió redoblar la apuesta y apuntar directamente a los caciques provinciales a los que desde las entrañas libertarias objetan su ánimo de pedir concesiones después de que los pejotistas desfinanciaran sus provincias al apoyar la fallida aventura de Sergio Massa a la presidencia que no fue.

“Ahora quieren de nuevo las Ganancias porque son coparticipables, de la baja en las economías regionales no dicen nada porque no les importan los productores, sólo son su prenda de toma y daca”, afirmó textualmente uno de los laderos del jefe de Estado.

Los estrategas mileístas infieren que los caudillos regionales actúan igual que los “gordos de la CGT”. Cada vez que se los interroga al respecto remarcan que los gremialistas "estuvieron cuatro años calladitos la boca y ahora resulta que baten el récord Guinness de hacerle paro general y movilización a un gobierno que lleva sólo 45 días en el poder”. La mesa chica del mandatario no se cansa de repetir la palabra “extorsión”. Ven en cada movida parlamentaria y sindical una conspiración, pero también una ventaja. “Que quienes nos cuestionen sean los Moyano con (Héctor) Daer, es marketing a favor”, razonan fuentes de la Casa de Gobierno.

La advertencia que el vocero Manuel Adorni desmintió que fuera una amenaza, en referencia a achicar el flujo de partidas a los estados provinciales si no se aprueban las medidas enviadas al Congreso, sumó otra intimidación. La de crear una fiscalía especial que investigue delitos de corrupción vinculados a funcionarios nacionales, provinciales y legislativos. Propuesta que el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, hará al procurador General de la Nación, Eduardo Casal a pedido del titular del Poder Ejecutivo. “Es una orden directa del presidente”, afirmaron desde el entorno de Milei.

P&M consultó al portavoz presidencial acerca de las declaraciones que hizo el jefe de la bancada kirchnerista, Germán Martínez, que objetó las facultades delegadas que el oficialismo pide para el primer mandatario, uno de los temas que junto a jubilaciones, Ganancias y retenciones frenan el plan de gobierno de LLA. El santafecino había dicho que son “escandalosas” y que con ellas Milei va a poder “intervenir todo”. El vocero respondió leyendo una normativa similar que la anterior administración le concedió en el parlamento al ex presidente Alberto Fernández.

La semana tuvo de todo. La interna gubernamental no se limita al área de comunicación, donde el Secretario de Medios (que se mueve como un jefe de Gabinete), Eduardo Serenellini y el “adornismo”, han abierto un frente de guerra declarada y con final incierto, sino también entre los ministros.

Los conflictos por nombramientos y la puja por la “Ley Bases” se cargó al titular de Infraestructura, Guillermo Ferraro. Un veterano halcón proveniente del menemismo al que se le adjudicó haber filtrado una frase del presidente Milei en la reunión de coordinación del jueves. "Los voy a dejar sin un peso, los voy a fundir", habría dicho el jefe de Estado enfurecido con los gobernadores.

Muchos en Rosada recordaron cuando una vez le preguntaron a Néstor Kirchner por qué no hacía reuniones de Gabinete, y él, muy suelto de cuerpo expresó que sólo servían para que se filtraran cosas a la prensa. La decisión de Milei también tuvo un claro mensaje al interior de su gobierno y a los opositores. Una manera de decir que no tiene empachos en echar a uno de los propios y hacer lo que crea conveniente con los adversarios políticos.

Referente a la expulsión de Ferraro, el tema se cierra con la degradación del área que dirigía a secretaría bajo la égida del titular del Palacio de Hacienda, Luis Caputo. Uno de los que fogonea la cruzada contra los gobernadores, diputados y senadores insurgentes que no hablan de “voltear” el DNU y la Ley, pero sí de utilizarla con el fin de acordar temas que beneficien sus territorios, una estrategia en la que Osvaldo Jaldo (Tucumán) fue un adelantado. Hizo que tres de sus legisladores fueran definitorios en la salida del dictamen que se empezaría a debatir el próximo martes en una sesión que promete ser maratónica, aunque no faltan los que proponen dividirla en dos, o las que hagan falta.

En los círculos frentetodistas que sobrevivieron al cambio de administración y deambulan por Balcarce 50 a la espera de novedades, continúan preguntándose por qué el actual mandatario no va contra la ex vicepresidenta Cristina Kirchner, y también por qué ella guarda un silencio atronador. La teoría del “pacto de impunidad” persiste, pero los dirigentes libertarios la niegan sistemática y taxativamente con una frase que repiten como un mantra: “Cristina no es problema para nosotros, pero sí para los peronistas”. En las oficinas del Instituto Patria aducen estar “recalculando” y esperar que aclare.  "Los melones terminan acomodándose solos", elucubró un hombre de Rodríguez Peña 80.

Los analistas de LLA, aseguran que la representación de la jefa política de Unión por la Patria en la convocatoria cegetista a Plaza Congreso fue simbólica. En on, y a través del portavoz Adorni, el Gobierno le bajó el precio a la medida de fuerza cegetista aduciendo que según datos de asociaciones comerciales e industriales sólo adhirió el 0.19% de los trabajadores, y que en la calle hubo unas 40 mil personas.

Números absolutamente contrarios a los de la central obrera que habló de 80 mil manifestantes y 1.500.000 empleados que se plegaron a la huelga general en todo el país. “Evidentemente una minoría no logra metabolizar el resultado de la elección”, fue la frase que eligió el vocero para reforzar el mensaje oficial.

Luego de varios retuiteos del presidente en la red X -que generaron bastante controversia- se salió a explicar que tanto esa cuenta como la de Instagram, son administradas por el propio Javier Milei, y que ninguna otra persona tiene acceso a ellas.

Aprovechando el diálogo con ese espacio de Casa de Gobierno que está, de alguna manera, integrado confusamente a la prensa y comunicación de Presidencia, pudimos averiguar que Iñaki Gutiérrez (community manager) muy cercano al primer mandatario no fue desafectado, sino que dejó de manejar las cuentas gubernamentales luego de aquel incidente donde en la Navidad, la cuenta -de la ex Twitter- de Casa Rosada reposteó un saludo (con foto incluida) de él y su novia.

Se explicó que en un principio ese y otros perfiles oficiales estaban a su cargo y que en esos momentos en su celular tenía varias cuentas abiertas, y según explicaron, se confundió y en vez de dar retuit desde la suya lo hizo estando en la cuenta de la sede del Poder Ejecutivo Nacional.

En medio de la vorágine de siete días en los que las aprobaciones de los proyectos libertarios se complicaron, la vocería presidencial adelantó que el presidente parte de Buenos Aires rumbo a Tel Aviv el 5 de febrero para sostener una “intensa agenda” en Israel durante cinco días. Más tarde volará a Roma donde el 11/02 tendrá un encuentro con la primera ministra italiana, Giorgia Meloni. En el Estado Vaticano participará de la canonización de la primera santa argentina, María Antonia de San José, conocida popularmente como “Mamá Antula”, y el 12 de febrero tendrá audiencia con el Papa Francisco.

El viernes, después de una jornada muy movida, Milei asistió al acto conmemorativo por el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Como la misma estaba programada para las 11 hs y se cruzaba con la rueda de prensa del vocero Adorni, se envió un mensaje anunciando que la misma se postergaba hasta nuevo aviso. Hasta el cierre de este artículo la misma no se realizó pese a la expectativa periodística debido a la expulsión de Ferraro y sus derivaciones.

En lo que va del mandato de LLA esta fue la semana más compleja en materia política. Increíblemente, los hechos acaecidos, quitaron de la agenda pública los complejos temas económicos y financieros que azotan a la Argentina, esos que (Federico) Sturzenegger, Caputo y el propio Milei saben que se van a complicar si no obtienen el consenso necesario para que las leyes que motorizan en el Congreso se aprueban antes de que termine febrero.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias