Alberto Fernández les contestó a los que le dicen "títere de Cristina" y se lamentó: "Me faltó más suerte en la gestión" - Política y Medios
26-02-2024 - Edición Nº5869

DECLARACIONES

Alberto Fernández les contestó a los que le dicen "títere de Cristina" y se lamentó: "Me faltó más suerte en la gestión"

A menos de tres semanas de dejar el poder, el presidente dijo que “el mundo se complotó” durante su mandato y reconoció que no pudo “resolver el problema de la inflación”.

A dos semanas de finalizar su mandato, el presidente Alberto Fernández habló sobre su relación con la vicepresidenta Cristina Kirchner y aseguró que es "el único que termina enfrentado" a ella porque "no la obedecía en todo lo que ella hubiera querido que la obedezca, pero no era mi misión obedecerla".

"Yo me hice cargo del poder. El poder se ejerce, no está ni para disfrutarlo ni para padecerlo. Valoro mucho la democracia y creo que también le hace bien al país la alternancia", sostuvo en una entrevista con El Observador publicada este miércoles, un día después de su reunión con el presidente electo Javier Milei.

Fernández reveló que "cuando yo asumí, alguien me dijo: 'Tu tiempo va a ser el del tercer Perón, tironeado por la izquierda y por la derecha. Preparate para el tironeo'. Y creo que tenía razón". Añadió que la prioridad durante su mandato fue "que preservemos la unidad para que no entremos en otra nueva frustración argentina".

El presidente saliente además hizo una llamativa autocrítica de su gestión al considerar que le faltó “un poco más de suerte” en su mandato, al plantear: “El mundo se complotó en mi tiempo”, y admitió que no pudo resolver “el problema de la inflación y de los ingresos de la gente”.

Alberto Fernández dijo: “Me tocaron vivir tiempos muy duros que, además, la gente no pondera adecuadamente. La pandemia no solo afectó a los argentinos. No es un consuelo. Tenemos 40% de pobreza y recibimos 36. Tuvimos la pandemia, la invasión de Rusia en Ucrania y la sequía. Y ahora para terminar tenemos la crisis en Israel de los argentinos secuestrados por Hamas”.

El Presidente además redobló las críticas contra su antecesor, por la toma de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI): “Macri tuvo una enorme culpa, recibió un país sin deuda y dejó una deuda de casi el 100% del Producto Bruto Interno (PBI). Tiene una enorme deuda tomada en dos años, imposible de pagar”.

Con respecto a la derrota de Unión por la Patria en el balotaje, sostuvo que "ahora tenemos que abrir un debate interno sobre cómo debemos ser en adelante. No es que en la coalición alguien no haya sido escuchado, eso es mentira. Lo que es verdad es que alguien no fue obedecido", señaló.

En ese sentido, aseguró que "hay momentos en donde el Presidente decide y no debe obediencia a nadie. Por un lado me piden que sea obediente y por otro me piden que tenga la lapicera. Cuando la lapicera firma algo que no les gusta, entonces...", deslizó.

También recordó que "los medios argentinos decían que yo era un títere" de la vicepresidenta. "Y resulta que el títere es el único que termina enfrentado a Cristina, con lo cual muy títere no era. No es que no escucho, lo que pasa es que no siempre estoy de acuerdo", subrayó.

"Yo creo que ella confunde las cosas. Fue escuchada, fue leída porque mandaba carta pública, dejaba tuits, hacía declaraciones y además la escuchaba en privado. Lo que es verdad es que no la obedecía en todo lo que ella hubiera querido que la obedezca. Pero no era mi misión obedecerla y ella lo supo desde el primer día", destacó.

El Presidente recordó el antecedente de 2008, cuando renunció a su puesto como jefe de Gabinete bajo la gestión de Cristina porque "estuve en desacuerdo con la lógica que se había planteado poscrisis de la 125. Dije 'hasta acá llegué' y me fui. Ahora soy el presidente, tengo que quedarme, hacer frente, tomar decisiones y actuar", concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias