El Gobierno nacional invirtió $5.430 millones en 37 predios de 14 provincias - Política y Medios
20-06-2024 - Edición Nº5984

PARQUES INDUSTRIALES

El Gobierno nacional invirtió $5.430 millones en 37 predios de 14 provincias

Con el objetivo de acompañar el crecimiento del sector privado desde el Estado, y mediante el Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales, este año se alcanzó el récord de proyectos subsidiados desde su creación. Cómo ha sido la evolución.

Por Patricio Ballesteros Ledesma

 

Mediante el Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales, el Ministerio de Economía lleva invertidos $5.340 millones en 2023, para acompañar el crecimiento de 37 predios de estas características emplazados en 14 provincias.

Este monto de fondos públicos implica un récord de proyectos con financiamiento directo no reembolsable desde el lanzamiento de esta herramienta en 2020. Hacia fin de año, el número de parques con impulso del programa superará los 50, adelantan en la cartera.

El programa respalda proyectos de inversión para la realización de obras intramuros por hasta $250 millones por parque (hasta octubre era por $127 millones), con el objetivo de fortalecer una mayor planificación territorial de la producción, impulsar la diversificación de las economías regionales, promover la generación de empleo de calidad a nivel federal, acompañar el crecimiento de las pymes y aumentar las exportaciones.

El otorgamiento de estos ANR o subsidios consiste en una asistencia financiera del Estado nacional con el compromiso de una contrapartida del 10% por parte de los asociados privados, que no es exigible si en el proyecto presentado se incluye la ejecución de políticas con perspectiva de género para los entornos productivos del parque.

Estamos poniendo todos los recursos a disposición para potenciar y multiplicar los parques industriales, porque permiten concentrar en un espacio físico todas las políticas de desarrollo que uno quiere dar hacia las diferentes regiones de nuestro país”, declaró el secretario de Industria y Desarrollo Productivo José Ignacio de Mendiguren.

Durante su recorrida en septiembre pasado por Somos Industria 2023, que concentró a representantes de parques industriales en su 9ª exposición y el quinto Congreso Industrial Pyme, el funcionario se reunió con los empresarios que expusieron sus diferentes planes de inversión, los proyectos de ampliación, contratación de personal y las proyecciones del sector para 2024.

De Mendiguren resaltó que “es la primera vez desde la existencia del programa que se alcanza una asistencia de esta magnitud a lo largo y ancho del país” y además aclaró que “acompañar el crecimiento de los parques industriales significa ratificar una política de desarrollo federal e integración territorial”. 

Por su lado, la subsecretaria de Industria Priscila Makari comentó que “los parques industriales son un instrumento de planificación estratégica, que incentivan el ordenamiento territorial, concentrando la actividad industrial en áreas específicas, promoviendo el uso más eficiente del suelo y de los recursos”.

Además, la funcionaria resaltó que este tipo de infraestructura “presenta ventajas económicas sobre la localización industrial: atraen inversiones, generan crecimiento, fuentes de trabajo y mejoran la organización industrial y productiva. Como ámbitos de cooperación productiva, crean sinergias de desarrollo tecnológico, sustentable e inclusivo, tendientes a alcanzar el óptimo rendimiento industrial”.

Desde el relanzamiento del programa, a través de la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo, se llevan invertidos más de $9.500 millones destinados a poner en valor un total de 117 parques industriales en 23 provincias. Y adelantan que hasta fin de año se prevé la puesta en marcha de 15 nuevas inversiones en predios de Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, Santa Fe, Buenos Aires, Misiones y Neuquén.

Pero hubo muchos otros avances significativos a nivel organizativo y estadístico en el marco de este programa. Se creó el Observatorio Nacional de Parques Industriales, se recuperó el Registro Nacional de Parques Industriales (RENPI), que permitió regularizar a 171 agrupamientos nuevos, alcanzando un total de 363 parques públicos, privados y mixtos inscriptos. 

También se realizó el primer Censo Nacional de Parques Industriales, donde se censaron más de 300 predios para actualizar la información regional y se desarrolló el primer ciclo de capacitación para Gestores de Parques Industriales con la Universidad Nacional Guillermo Brown de Adrogué.

Además del Gobierno nacional, varias provincias tienen líneas similares de financiamiento, como por ejemplo Buenos Aires que cuenta con el programa Arriba Parques, que realiza aportes de hasta $60 millones a los municipios para realizar obras de infraestructura en sus agrupamientos industriales.

Desde el sector privado, en agosto último se realizó la primera Exposición de Parques Industriales Nacional e Internacional en La Rural, organizada por la Federación Argentina de Parques Industriales (FAPI) y con el asesoramiento del departamento de Financiamiento y Competitividad Pyme (FinanCAME).

Y a fines de octubre, representantes de la CAME y de la FAPI se reunieron con autoridades de la Secretaría de Energía nacional para avanzar en un proyecto de ley, que convierta a los parques industriales de todo el país en sujetos de crédito para la generación distribuida de energías renovables, en función de lo establecido por la Ley 27424. 

La historia de los parques industriales en el país se remonta a mediados del siglo pasado, como una forma de agrupar a empresas industriales de manera horizontal fuera de los cascos urbanos en predios con servicios específicos y maximización de costos. En los 90 muchos de los 154 existentes, según datos de CAME, quedaron inactivos por la desindustrialización y otros con muy baja ocupación.

Al entrar en los 2000 sólo quedaban 80 parcialmente activos, pero desde el 2003 al 2015, gracias a las políticas públicas implementadas por las gestiones de Néstor y Cristina Kichner, la mayoría se recuperaron y nuevos surgieron en todo el país hasta totalizar casi 400, según la Dirección Nacional de Parques Industriales, en ese entonces dependiente del Ministerio de Industria. En la evolución ha habido diferencias entre los datos públicos y privados sobre estos predios productivos, ya que existen divergencias sobre su caracterización.

En lo conceptual específico, un parque industrial es un ámbito cerrado, con un perímetro cercado y forestado y en el que sólo puede haber una entrada y una salida, por lo que así se diferencia de otros emplazamientos abiertos o semiabiertos, como los precintos industriales, los centros logísticos y los sectores industriales planificados, una especie de barrios industriales a los que se puede acceder por diferentes puntos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias