Avanza la construcción de nuevos ductos para aprovechar récords productivos - Política y Medios
19-04-2024 - Edición Nº5922

HIDROCARBUROS

Avanza la construcción de nuevos ductos para aprovechar récords productivos

Se concretan anuncios de inversión en las cuencas neuquina y austral, con obras de explotación y transporte de petróleo y gas, tanto convencional como de fracking. Los anuncios de Exxon en Vaca Muerta y de Total frente a Tierra del Fuego.

Por Patricio Ballesteros Ledesma

 

El gobierno de Neuquén anunció ayer que la multinacional Exxon Mobil construirá un nuevo oleoducto de 12 pulgadas en Vaca Muerta con una inversión de US$75 millones para extraer y transportar a lo largo de 43 kilómetros el equivalente a 60.000 barriles de crudo cómo máximo por día.

"No hay límite en la potencialidad del desarrollo de Vaca Muerta: en estos últimos años hemos logrado triplicar la producción de petróleo y gas de Vaca Muerta y hemos alcanzado el récord en la producción histórica de Neuquén", afirmó el gobernador Omar Gutiérrez.

Es cierto que se perdió mucho tiempo durante el anterior Gobierno nacional en avanzar en las obras y la entrada en producción de muchos pozos, sin embargo también es verdad que si la actual administración no la hubiera impulsado desde el primer día, en 2022 se hubieran tenido que gastar más de US$ 20.300 millones adicionales para comprar energía en el exterior.

Cómo explicó esta semana el ministro de Economía Sergio Massa al hablar en la reunión de la Cámara Argentina de la Construcción, la entrada en operaciones del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner el mes próximo permitirá ahorrar este año US$2.000 millones en importaciones energéticas y alrededor de US$3.500 millones en 2024.

Se adelantó que el megaducto de Vaca Muerta se encuentra en su tercera etapa de llenado y monitoreo de los materiales, y que la inauguración de su primer tramo que llega a la provincia de Buenos Aires será el 9 de julio próximo. Además, ya se avanza en el movimiento de tierras del segundo tramo que llega hasta Santa Fé y se aseguró la financiación del BNDES brasileño para la fabricación de sus caños.

Es justo recordar que cuando el 10 de agosto de 2022 el flamante ministro Massa encabezó la firma de contratos para la construcción del gasoducto, expresó su intención de finalizar la obra el 20 de junio del año siguiente, para recibir el invierno de 2023 con la infraestructura necesaria para garantizar la cobertura de la demanda de gas. La primera etapa se hizo en un récord de 10 meses y ese tramo ya está a punto de entrar en operación.

Mientras tanto, desde el Ministerio de Energía y Recursos Naturales de Neuquén explicaron que el tendido del nuevo oleoducto en su reservorio estrella establecerá una conexión entre la planta de tratamiento de crudo en el área Bajo del Choique y la terminal de descarga y carga de Oldelval.

La operadora del área Exxon Mobil encara ahora el proceso de adjudicación para la ingeniería básica y posterior licitación de la obra, y la adquisición de los caños necesarios, aunque adelantó que el tendido comenzará en el primer trimestre del año próximo y que entrará en operaciones a fines de 2024.

La Argentina tenía prevista una inversión récord de US$7.000 millones en hidrocarburos para este año, que con el correr de los meses se están concretando, para apuntalar la producción creciente de los principales yacimientos de petróleo y gas del país.

De hecho, el año pasado se cerró con subas del 13% en la producción de petróleo y del 7% en gas, sobre todo con el aporte de sus variantes no convencionales, y con marcas récord históricas en algunos meses.

La Agencia Internacional de Energía, de la que la Argentina es miembro pleno desde el año pasado, proyectó que el país podrá más que duplicar su producción de petróleo hacia 2028, teniendo en cuenta el desarrollo de la infraestructura de transporte en marcha y las condiciones de desarrollo de la formación no convencional de Vaca Muerta.

Se sabe que a nivel global existe una ventana de oportunidad para aprovechar al máximo los recursos hidrocarburíferos en en el corto y mediano plazo, ya que por los objetivos de carbono cero en el 2030 cada año se hará más difícil y contracorriente invertir en energías contaminantes en un contexto de transición hacia las fuentes limpias y renovables.

Aún con protestas de las comunidades próximas y algunas organizaciones ecologistas, así avanzan otros proyectos productivos no sólo de no convencionales, como los que se hallan en aguas abiertas del Mar Argentino.

En este caso, ayer también se anunció el inicio de construcción del proyecto gasífero off shore Fénix en la cuenca austral, a 60 kilómetros de la costa de Tierra del Fuego, con un ducto de 35 kilómetros de largo cerca de la plataforma Vega Pléyade.

Con una inversión cercana a los US$700 millones, el inicio del tendido de los primeros caños extracontinentales del consorcio que integran la operadora del proyecto Total Austral, junto la alemana Wintershall Dea AG y la local PAE, aportará hasta 10 millones de m3 diarios de gas al sistema a partir de 2025.

Según informaron desde la filial local de la compañía francesa, los trabajos comenzaron en mar abierto con un equipo de expertos de las empresas Saipem y Total Austral, a bordo del buque de apoyo Normand Commander, que concretó la instalación del primer sleeper de los futuros ductos submarinos en la zona próxima a la plataforma de Vega Pléyade, que es una pieza de hormigón para garantizar la estabilidad de los ductos en zonas arenosas.

Hasta la primera semana de julio se instalarán otras ocho piezas de hormigón y en agosto se iniciará el proceso de instalación del ducto submarino que unirá la nueva plataforma con la actual, mediante uno de los barcos más grandes del mundo especializados en este tipo de operaciones oceánicas.

En una segunda etapa, el foco estará puesto en el equipo a cargo del transporte e instalación de la plataforma de producción que se construye en el astillero Rossetti Marino, en el puerto italiano de Rávena, cuyo traslado al país y posterior emplazamiento en el Mar Austral lo hará la empresa Heerema en el buque Aegir.

Finalmente, se procederá a la perforación de los tres pozos horizontales a unos 70 metros de profundidad, que entrarán en producción a fines del año próximo y aportarán no menos de 10 millones de m3 de gas natural por día durante los 15 años que la plataforma estará en operaciones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias