Chaco: la crisis entre Capitanich y el intendente de Resistencia escala y ya hay violencia - Política y Medios
28-02-2024 - Edición Nº5871

ESCENARIO POLÍTICO

Chaco: la crisis entre Capitanich y el intendente de Resistencia escala y ya hay violencia

El miércoles por la mañana la Policía de la Provincia reprimió con gas pimienta a un grupo de militantes y vecinos que reclamaban en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Territorial. En esas circunstancias fue detenido Miguel Rolón, vicepresidente del PJ de Resistencia y alineado con el intendente de la capital chaqueña, Gustavo Martínez. Denuncian que les quisieron sacar terrenos a una Fundación por motivos políticos.

 

La relación entre el Gobernador Jorge Capitanich y el intendente de Resistencia, Gustavo Martinez, no pasa por su mejor momento. Tras un período de calma en el que parecían haber superado el duro enfrentamiento que mantuvieron en el pasado, en los últimos días renació la tensión en torno a la candidatura a Gobernador para las elecciones de este año.

Gustavo Martinez ya no oculta sus intenciones de enfrentar al tres veces gobernador en las PASO, que Capitanich trató de eliminar sin éxito. En este contexto los funcionarios provinciales comenzaron a apretar las clavijas y en el día de ayer se produjeron las primeras escaramuzas. Desde el Movimiento de Unidad Popular -que conduce Miguel Rolón- denunciaron que la Ministra de Ambiente y Desarrollo Territorial, Marta Soneira, otorgó a vecinos de Resistencia terrenos que ya habían sido adjudicados a la Fundación Ciudad Justa para desarrollar un barrio con emprendimientos rurales y educativos en su interior.

En el equipo de Rolón, quien es vicepresidente del Consejo del Partido Justicialista y exconcejal, señalaron que estos vecinos se presentaron en la fundación e intentaron tomarla con el argumento de que la Provincia les había adjudicado esos lotes. La tensión se transformó en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo entre los vecinos de Ciudad Justa y los vecinos mandados por la Provincia, que finalmente no pudieron tomar los lotes.

Ante esto, el MUP decidió manifestarse ante el Ministerio para exigir el cese de hostilidades y la entrega del título que aún esperan desde hace 10 años. Mientras la movilización se desarrollaba de manera pacífica, la policía comenzó la represión con golpes y gas pimienta, situación en la que terminó detenido Rolón y que dejó un saldo de algunos manifestantes hospitalizados.

Este grave hecho, a todas luces provocado por las autoridades provinciales, no hizo más que agravar la interna que mantiene en vilo al justicialismo chaqueño. Tras ser liberado, Rolón responsabilizó directamente al Gobernador y realizó una conferencia de Prensa en la propia sede del partido Justicialista rodeado de dirigentes peronistas, organizaciones sociales y de derechos humanos.

Ante la presión, la Provincia adelantó que no insistiría con la idea de sacarle los terrenos a la Fundación, aunque en el MUP dudan de que las hostilidades hayan mermado. 

En lo que todos coinciden es en que estamos ante los primeros estertores de una batalla que puede significar un cambio de era en el Peronismo de Chaco.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias