Patricia Bullrich resiste el operativo dilución de Larreta - Política y Medios
27/01/2023 - Edición Nº5474

LA INTERNA, DESDE ADENTRO

Patricia Bullrich resiste el operativo dilución de Larreta

A sólo 4 meses de la presentación de las listas, el duelo para las primarias sigue intacto, aunque ahora se sumó María Eugenia Vidal para complicar más el escenario. Pero Larreta no se rinde en quedar como único candidato.

Por: J.Nye

 

Hace un año, Patricia Bullrich aceptó una reunión con Horacio Rodríguez Larreta, pero no terminó bien, porque no soportó que le preguntara si reunía los 100 millones de dólares que intentan recaudar los candidatos presidenciales.

“No los tengo, pero te voy a ganar igual”, lo desafió la ex ministra y nunca más aceptó fijar reglas de juego con su contrincante en la interna PRO.

A sólo 4 meses de la presentación de las listas, el duelo para las primarias sigue intacto, aunque ahora se sumó María Eugenia Vidal para complicar más el escenario. Pero Larreta no se rinde en quedar como único candidato.

A la presión económica le sumó una presión política, con un dominio de la dirigencia del PRO y el respaldo de la cúpula de la UCR y de la Coalición Cívica.

A Bullrich la sostienen las encuestas y Mauricio Macri, quien la recibió en su casa de Villa La Angostura para ratificar que la quiere en carrera.

Pero avanzar sin aliados no es fácil, en una carrera electoral de largos meses y una interna que tendrá mucho juego territorial.

Distinto hubiera sido si prosperaba la ley de boleta única, pero los senadores del PRO no se movieron mucho para tratarla. Larreta habla con la mayoría.

Con Gerardo Morales y Martín Lousteau volcados a favor del jefe de Gobierno, Bullrich se quedó sin radicales dispuestos a cuidar el voto y los fue a buscar.

Logró una foto con el gobernador de Corrientes Gustavo Valdés, pero pronto lo vio regodearse con Morales y el jefe de Gobierno.

El otro gobernador radical, Rodolfo Suárez, sigue detrás del senador Alfredo Cornejo, el único de boina blanca aliado de la ex ministra.

Se lo mencionó para una fórmula, pero pronto aclaró que su idea sería volver a pelear por Mendoza, temeroso porque el diputado Omar de Marchi, del PRO, le quiere dar pelea con una lista propia, por fuera de la interna de Cambia Mendoza.

Bullrich le exigió a De Marchi que no rompa el frente en Mendoza sin importarle su suerte electoral, como si fuera una abogada defensora de Cornejo. Lo necesita, al menos para llame a correligionarios dispuestos a ayudarla.

La búsqueda de aliados se convirtió casi en una misión imposible de la ex ministra, porque siempre le responde con una frase hecha: “No me puedo pelear con Larreta, porque me ayuda”.

Muchos se lo explican en privado y le ofrecen ayudarla si consigue listas cruzadas, esto es, todas las combinaciones posibles entre las diferentes categorías.

Larreta está dispuesto a impedirlo y dejarla sin candidato en la provincia de Buenos Aires: insiste con Diego Santilli, pero también suma a la UCR, que ofrece a Maxi Abad y a Martín Tetaz. Hasta el liberal José Luis Espert se anota para ayudar al jefe de Gobierno.

Cristian Ritondo juega con Vidal y a Bullrich sólo acompaña Joaquín de la Torre, artífice de la campaña “Con Macri había un camino”.  También anota el intendente de Capitán Sarmiento Javier Iguacel, aunque tiene más ganas de reelegir.

Los próximos pasos de la ex ministra no están claros, porque su situación es cuanto menos inusual: tiene chances de ganar, pero no encuentra respaldo político y económico.

Una salida sería aliarse con Javier Milei y convertirse en una fórmula de ultraderecha que amenazaría con llegar al ballotage. Pero la presidenta del PRO no tendría retorno si una maniobra así no termina con un triunfo.

Otro dato que golpeó fuerte a los halcones del PRO: Macri no movió contactos para recaudar fondos, ni para él ni para Bullrich.

Por lo que la campaña del partido quedó en el comité permanente de Parque Patricios, donde funciona la jefatura de Gobierno. La sede del partido, en San Telmo, sólo puede abrirla Bullrich y por ahora, sigue cerrada. Y hasta dicen que con muchas cuentas impagas. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias