El Gobierno descartó que Alberto Fernández viaje a Doha para la final entre la Argentina y Francia - Política y Medios
07/02/2023 - Edición Nº5485

QATAR 2022

El Gobierno descartó que Alberto Fernández viaje a Doha para la final entre la Argentina y Francia

En Balcarce 50 aseguraron que el presidente mirará el partido por televisión, como ha hecho durante todos los encuentros que disputó el equipo de Lionel Scaloni.

El presidente Alberto Fernández no viajará a Qatar para presenciar la final del Mundial que disputarán Argentina y Francia el próximo domingo. El representante del gobierno nacional será el embajador argentino en el país donde se disputa la competencia, Guillermo Nicolás.

En las últimas horas, en el seno del Gobierno se había analizado la posibilidad de que el primer mandatario viajara para estar presente en el estadio Lusail. Incluso se especulaba con la posibilidad de que comparta el encuentro con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, con el que tiene una estrecha relación.

Sin embargo, en Balcarce 50 aseguraron que el Presidente mirará el partido por televisión, como ha hecho durante todos los encuentros que disputó el equipo de Lionel Scaloni. El principal motivo de la decisión de no viajar es el pedido que ha hecho el propio Fernández a sus funcionarios para que no viajen al exterior en un momento donde a la Argentina le faltan dólares.

Otro de los motivos que advierten cerca del jefe de Estado es que la recomendación médica, después de su cuadro de gastritis erosiva con sangrado, es que regule su actividad diaria y se cuide. Que baje el nivel de estrés.

El trayecto de Buenos Aires a Doha dura cerca de 20 horas. Debería viajar casi dos días completos -entre ida y vuelta- para estar presente en el encuentro que se disputará el domingo a las 12 del mediodía (hora argentina). El viaje es desgastante y no parece ser el más conveniente para su estado de salud, sostienen algunos funcionarios de la Casa Rosada.

Si bien el Presidente se encuentra en buen estado, debe cuidarse después del episodio que sufrió en Bali, Indonesia, durante la cumbre del G20, donde tuvo una descompensación y debió ser atendido con urgencia. Ese hecho generó la inmediata recomendación de los médicos para que frene el ritmo de su actividad política.

Fue el propio Fernández el que lo expuso en público: “El estrés y los nervios tienen que ver y los médicos me pidieron que pare un poco”, indicó un mes atrás. Por eso en el interior del Gobierno descartaron de plano la posibilidad de que viaje.

Si Alberto viaja y perdemos, lo van a tratar de mufa. Se va a comer un garrón. Si viaja y salimos campeones, la mitad de la sociedad lo va a acusar de querer aprovechar políticamente el triunfo deportivo y que se fue a Qatar con un 100% de inflación. Pierde con cualquiera de las dos opciones”, reflexionó, en tono crítico, un importante funcionario del gobierno nacional.

Las cábalas futboleras, impresas a fuego en el folclore argentino, también juegan un rol. No para el Presidente, sino para algunos dirigentes que entienden que no sería una buena idea, desde la estrategia política, viajar a la final. El ejemplo más cercano que utilizan es la utilización del apodo de “mufa” para Mauricio Macri en las redes sociales.

Esa idea se viralizó tanto en las redes sociales, a través de memes que mostraban a Macri con ex jugadores de equipos que iban perdiendo en el Mundial, que lo llevó al ex mandatario a referirse al tema. “Lo tomo como que están mal de la cabeza, a mi me resbala”, afirmó.

Hasta anoche tampoco estaba en carpeta la posibilidad de que viajen a Doha el canciller, Santiago Cafiero, o el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, que es el nexo del Gobierno con el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, que está junto al plantel. Tampoco irá ningún funcionario del Gabinete. Por ahora solo estará el embajador en Qatar, como ha ocurrido en otros partidos de la Selección.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias