José Luis Espert golpeó bajo y ya es más odiado que Fernando Iglesias - Política y Medios
20-04-2024 - Edición Nº5923

EL OJO PARLAMENTARIO

José Luis Espert golpeó bajo y ya es más odiado que Fernando Iglesias

Espert golpeó bajo y ya es más odiado que Iglesias, quien se mantuvo en silencio después de un duro cruce tuitero con un kirchnerista. La sesión tuvo un triunfo ante el lobby de bebidas alcohólicas y un llanto de una diputada que conmovió a todos. Tetaz se le plantó al corpulento Casaretto y casi se arma. ¿Reabre el Senado cuando vuelva Leavy de Qatar?

Espert golpeó bajo

José Luis Espert pidió hablar para rendir un homenaje, después del que el Frente de Todos le realizó a Hebe de Bonafini, fallecida unos días antes.

Pero fue una trampa. El economista no tenía a nadie para homenajear y usó sus minutos para cuestionar a la titular de Madres de Plaza de Mayo, en una actitud inédita.

No ahorró golpes bajos: “Murió Néstor. Murió Hebe, se termina una etapa oscura de Argentina”, dijo desde su banca y provocó la ira de los oficialistas.

Le ganó el puesto de más odiado a Fernando Iglesias, del PRO, quien prefirió el silencio, aún herido por un cruce tuitero con el kirchnerista Rodolfo Taihlade. Lo había acusado de abandonar a su hermano en la calle.

Leopoldo Moreau trató de “cobarde” a Espert, pero el oficialismo evitó el debate para no perder el hilo de la sesión.

 

El lobby no pudo

Después de 15 años, la Cámara de Diputados aprobó la ley para prohibir manejar en las rutas habiendo bebido al menos una gota de alcohol.

Hubo acuerdo entre los jefes de bloque y sólo así se torció el muy activo lobby industrial, que logró alinear en contra a los mendocinos y santafesinos, referentes de las industrias del vino y la cerveza.

Sólo un oficialista cedió (el mendocino Eber Pérez Plaza), y el resto aceptó que ya no se podía seguir esperando.

Ahora empezó la presión al Senado para que la apruebe antes de fin de año y así probar con los operativos en la costa.

 

Tetaz casi se agarra

El diputado de Evolución radical Martín Tetaz no cede en sus provocaciones y esta vez casi termina mal: el oficialista Marcelo Casaretto no soportó sus chicanas y casi se agarran.

“Burro”, “Burro”, le gritó el entrerriano, molesto porque el platense lo acusaba de no haber explicado bien un convenio internacional sobre lavado de activos que se iba a aprobar.

El presidente de la comisión de Presupuesto Carlos Heller quiso terminar rápido la reunión para dictaminar y el economista se fue para seguir la discusión, con 20 centímetros y 30 kilos menos. “Anadate de acá”, lo echó su contrincante.

 

Crescimbeni conmovió a todos

La diputada del PRO Camila Crescimbeni provocó llantos de sus colegas en la sesión cuando relató, también entre lágrimas, cómo falleció uno de sus hijos al nacer, hace poco más de un mes.

Fue en el debate por la ley para tratamientos médico-asistenciales para casos de muerte perinatal, que estaba pendiente hace un año y fue aprobada.

Crescimbeni contó cómo fue el momento en el que le informaron que a uno de sus mellizos no le latía más el corazón y la necesidad de una ley que contemple qué hacer en esos casos. Todos la aplaudieron.

 

¿Vuelve Leavy?

El senador del Frente de Todos Sergio Levay se mostró recorriendo Salta esta semana, pero el 5 de diciembre parte a Qatar para ver la última parte del mundial.

Ya se pidió licencia “sin goce de sueldo”, según constató en una nota que le acercó a Cristina Kirchner, pero sus pares no terminan de digerir su viaje.

Se planea una sesión para la última parte de diciembre, cuando retorne y el Frente de Todos pueda tener mayoría cómoda. Sin Leavy es difícil llegar. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias