El sector del gas envasado vuelve a reclamar la urgente actualización de precios de las garrafas - Política y Medios
04/12/2022 - Edición Nº5420

“RIESGO DE DESABASTECIMIENTO”

El sector del gas envasado vuelve a reclamar la urgente actualización de precios de las garrafas

Empresarios y distribuidores impulsan medidas de fuerza para visibilizar el desesperado pedido para que la cadena del rubro no sufra drásticas pérdidas.

La Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (CEGLA) junto con la Cámara de Operadores y Distribuidores de Gas Licuado (CODIGAS) y la Cámara Argentina de Distribuidores de Gas Licuado (CADIGAS) convocaron en las últimas horas a movilizar este martes al mediodía para manifestar la difícil situación que atraviesa el sector.

La medida de fuerza tiene lugar desde las 12 horas en diferentes ciudades del país, donde se exige el inmediato incremento de los precios de referencia del gas envasado en garrafas.

“El atraso de los valores del Programa Hogar hace insostenible la continuidad de la actividad, con un déficit crónico para las empresas fraccionadoras y distribuidoras”, dijo el presidente de CEGLA, Pedro Cascales, y agregó: “Se corre riesgo de desabastecimiento en todo el país”.

El 27 de octubre pasado la cadena de la industria del gas licuado de petróleo (GLP) realizó una masiva movilización en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Paraná (Entre Ríos), Mendoza y Posadas (Misiones), que incluyó entrega de petitorios en cada una de las gobernaciones provinciales y en la sede de la Secretaría de Energía de la Nación (SEN).

“Hace unos días movilizamos más de 250 camiones de distribución de garrafas en seis ciudades del país. Sólo a la puerta de la SEN llevamos unos 120. Para mañana proyectamos desplazar más del doble de la anterior vez hasta Av. Paseo Colón 189, sede de la Secretaría”, agregó Cascales.

Cabe destacar que la movilización se realizará en las mismas ciudades de la semana pasada.

Junto con el desplazamiento de camiones se entregarán nuevamente petitorios al ministro de Economía, Sergio Massa, y a la secretaria de Energía, Flavia Royón, que explican la gravísima situación económica y financiera que atraviesan las empresas de fraccionado de gas licuado de petróleo.

Además, se solicitan una serie de medidas a fin de evitar el quiebre de cientos de empresas familiares, entre las cuales se encuentra el pago urgente de las asistencias económicas transitorias (AET) que se adeudan desde marzo de este año; y que representan cifras muy significativas que comprometen la continuidad de las operaciones.

Además, exigen la inmediata recomposición de márgenes de la cadena de comercialización del sector para cubrir los costos y una razonable rentabilidad según establece la Ley 26.020.

Según explicaron, para la etapa de fraccionado, el valor es de $ 1071 y para la de distribución de $ 1023, totalizando un valor final promedio país sin impuestos de $ 2094 por garrafa de 10 kg.

También solicitan la implementación inmediata de una fórmula de actualización automática de los precios de referencia en línea con la normativa vigente y acorde con la elevada inflación y el otorgamiento de créditos subsidiados que permitan cumplir con la renovación obligatoria de la flota vehicular asignada a la distribución de GLP.

A fines de octubre ya había habido manifestaciones.

[Estado de situación]

Las diferentes entidades del sector detallaron que la situación es muy compleja debido a que hay cuatro provincias del nordeste del país que no están conectadas a la red de gas natural. Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones dependen en su totalidad del gas licuado de petróleo para cosas básicas como tener agua caliente y cocinar.

Transportar el gas licuado desde las principales bocas de producción no llega ni siquiera a cubrir los precios de referencia autorizados para la etapa del fraccionador en esas provincias. Un corte en el suministro del GLP en esos territorios los pondría al borde del colapso energético.

Cabe destacar que el sector fraccionador de GLP realiza todas sus inversiones en pos de garantizar la excelencia y la seguridad plena del servicio que brinda. Justamente esas son las principales ventajas del gas envasado. 

Además, da empleo directa e indirectamente a más de 9.000 personas y abastece con altos estándares de eficiencia a más de 20 millones de argentinos y argentinas con un combustible ecológico, 100% nacional, fácilmente transportable y que es fundamental para el entramado del país.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias