Incendios en el delta del Paraná: el humo afecta al norte y volvería a Rosario - Política y Medios
18-05-2024 - Edición Nº5951

CAMBIO DE VIENTOS

Incendios en el delta del Paraná: el humo afecta al norte y volvería a Rosario

Según la Secretaría de Ambiente entrerriana, existen seis focos "controlados y contenidos" cerca de las localidades de Alvear (Santa Fe) y San Pedro (Buenos Aires).

Brigadistas del gobierno nacional y de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires seguían combatiendo este viernes los incendios en las islas del delta del río Paraná, que se reavivaron en las últimas horas a la altura de las localidades bonaerenses Ramallo, Zárate y San Nicolás, mientras que el humo y el olor a quemado afectaba a varias zonas de la región norte del país y se espera que este viernes, por la rotación del viento, vuelva a expandirse por la ciudad de Rosario.

Según informó este mediodía a la Secretaría de Ambiente entrerriana, actualmente existen seis focos "controlados y contenidos" cerca de las localidades de Alvear (Santa Fe) y San Pedro (Buenos Aires), y uno de grandes magnitudes detectado a la altura de Ramallo que se está atacando.

El intendente de esa localidad, Gustavo Perie, afirmó que “la situación es muy compleja” y que personal de Defensa Civil estimaba “entre 3 y 4 días” el plazo para controlar el fuego, que abarcaba a unas 2.500 hectáreas del humedal entrerriano, frente a la costa bonaerense.

Perie señaló que “hubo una gran cortina de fuego a 14 kilómetros” de la ciudad “que se venía desde la costa” y que ayer afectó con grandes columnas de humo a la ciudad.

“El viento gracias a Dios rotó, pero estamos esperando que en las próximas horas vuelva a soplar del Este”, dijo el intendente en declaraciones a Cadena 3.

Además, puntualizó que “la sequía es tan grande y la bajante del río tan pronunciada que no hay canales internos en las islas, entonces es muy difícil poder llegar con equipos para apagar el fuego”.

El encargado del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Matías De Bueno, dijo a Télam que “hay unas cuatro mil hectáreas incendiadas” en la zona de Ramallo y “la situación está difícil por la sequía y los vientos”.

De Bueno explicó que la rotación del viento, desde dirección Sur, llevó hoy el humo hacia la localidad entrerriana de Victoria, aunque “más tarde podría rotar al Este y llegar a Rosario”.

Por su parte, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible informó que en Entre Ríos hay focos controlados y contenidos en Victoria (Naranja, El Ojo de Montiel y El Zorro) y en Gualeguay (Intenso, Reinicio el Cuadro, y Daniel y XL), que afectan ciudades bonaerenses de San Nicolás, Ramallo y Zárate.

La provincia de Buenos Aires cuenta también con focos controlados y contenidos en Campana y San Fernando, mientras que en Tigre hay un incendio activo.

En el Delta también hay focos en Santa Fe, en la localidad de San Jerónimo (Papelillo) que se encuentra controlado y otro contenido en Constitución (Sol).

En la zona operan dos aviones hidrantes, dos helicópteros con helibalde y un avión observador pertenecientes al Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SMNF) y otros dos helicópteros para traslado de personal pertenecientes al Ministerio de Defensa.

Asimismo, están a disposición más de 60 brigadistas desde el mes de junio para las provincias de Santa Fe y Entre Ríos y Buenos Aires.

La cartera nacional puso a disposición del Poder Judicial Federal datos arrojados por los Faros de Conservación que permiten identificar la ubicación de los terrenos donde se iniciaron los focos ígneos, y también llamó a la provincia de Entre Ríos a que indique "la nomenclatura catastral de dichos terrenos para determinar la titularidad de los campos".

La titular de la Secretaría de Medio Ambiente entrerriana, Daniela García, remarcó que la población se debe "concientizar en la importancia de extremar los cuidados y evitar toda práctica de quema", desde "fuegos para pesca hasta actos mínimos como arrojar colillas de cigarrillo".

Con las condiciones actuales de bajante del río Paraná, la falta de lluvia, y el nuevo alerta emitido de altas temperaturas y vientos fuertes para esta semana "todo es propenso a generar grandes incendios", indicó la funcionaria.

Al respecto, sostuvo que para trabajar sobre el fuego "hay que conocer el terreno, tener el equipamiento y conocimientos necesarios", porque de lo contrario "se corre peligro", por lo que solicitó no acercarse a intentar colaborar.

El miércoles, la región del AMBA se cubrió de humo y de un fuerte olor proveniente de los incendios en las zonas de las ciudades bonaerenses de San Nicolás, Ramallo y Zárate, según indicó el responsable del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Matías De Bueno, pero la rotación del viento mejoró las condiciones el jueves.

"Tanto viento sin humedad y sin lluvias favorece la propagación de incendios pero ahora como el viento está del lado del sur no se siente el olor a humo en la zona de Buenos Aires y AMBA como pasó ayer. Este mismo frente es el que ocasionó el derrumbe de las temperaturas, ayer teníamos una máxima de 28 grados y hoy la máxima no va a llegar a 20 grados. Pero la velocidad del viento va a empezar a disminuir a partir de la noche", explicó Mariela De Diego, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias