Lula pidió conformar un “bloque democrático” con las fuerzas políticas de Brasil para vencer a Jair Bolsonaro - Política y Medios
20-04-2024 - Edición Nº5923

RUMBO AL BALOTAJE

Lula pidió conformar un “bloque democrático” con las fuerzas políticas de Brasil para vencer a Jair Bolsonaro

El objetivo del ex mandatario, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, es conformar un “bloque democrático” más amplio que la coalición progresista de diez partidos con la que se presentó a las elecciones. Para ello pretende sumar a los candidatos derrotados en primera ronda.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llamó este lunes a “todas las fuerzas políticas” a unirse en torno a su candidatura para derrotar a Jair Bolsonaro en el balotaje del próximo 30 de octubre. ”Tenemos que cerrar acuerdos y conversar con todos los que no votaron por nosotros”, afirmó.

El líder histórico del Partido de los Trabajadores (PT) participó de una reunión de su comité de su campaña, tras la victoria en las elecciones presidenciales del domingo, en las que consiguió un 48,4% de los votos frente al 43,2% que alcanzó el actual mandatario.

El objetivo de Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, es ahora conformar un “bloque democrático” más amplio que la coalición progresista de diez partidos con la que se presentó a las elecciones. Para ello pretende sumar a los candidatos derrotados en primera ronda.

En este contexto, la presidenta del PT y coordinadora de la campaña, Gleisi Hoffmann, anunció que ya hubo contactos con el Partido Democrático Laborista (PDT), cuyo abanderado fue Ciro Gomes, actualmente enemistado con Lula.

”Nos gustaría mucho tener a Ciro Gomes en la campaña” y también a la senadora Simone Tebet, candidata del Movimiento Democrático Brasileño (MDB, centroderecha), indicó Hoffmann.

Tebet, que ganó en popularidad tras sus apariciones en los debates por televisión, fue la gran sorpresa de la primera vuelta de los comicios al quedar en tercer lugar con el 4,1% de los votos. Gomes quedó cuarto con el 3%.

Ambos suman unos 8,5 millones de votos que la campaña de Lula considera cruciales para asegurar el triunfo en el balotaje.

Hoffmann también amplió ese llamado a Soraya Thronicke, aspirante a la presidencia por Unión Brasil (centroderecha), partido con el que también el PT comenzó a entablar diálogos. La dirigente, que en el pasado estuvo cerca de Bolsonaro, sacó el 0,51% de los votos.

Lula también quiso mandar un mensaje de alerta a la propia militancia del PT: “A partir de mañana, es menos hablar entre nosotros y más con el elector; no necesitamos conversar con el que ya votó por nosotros y sí con aquellos que parece que no lo hacen”.

En ese marco, insinuó que parte de los esfuerzos de cara a las próximas cuatro semanas de campaña los destinará a San Pablo y Minas Gerais, los dos mayores colegios electorales del país y donde obtuvo resultados peores de los previstos. “Si tengo que ir a hablar para ganar la segunda vuelta en San Pablo, llámenme, que Lulinha es paz y amor”, dijo el expresidente.

Lula recordó, además, que en los balotajes de 2002 y 2006 venció con no menos de 60% de los votos a sus rivales.

El 60% de la población rechazó a este gobierno. Por primera vez un presidente en ejercicio pierde en primera vuelta y ahora va a perder en la segunda porque somos especialistas en ganar elecciones en segunda vuelta”, afirmó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias