Conflicto en la industria del neumático: presión de sectores productivos y el pedido de “sensatez” del Gobierno - Política y Medios
04/12/2022 - Edición Nº5420

SINDICALES

Conflicto en la industria del neumático: presión de sectores productivos y el pedido de “sensatez” del Gobierno

Los desacuerdos arrastran meses e incluyen el bloqueo de fábricas. Entidades industriales, económicas y agropecuarias bonaerenses repudiaron las medidas y alertaron por las consecuencias.

Este martes por la mañana, la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, llamó a la “sensatez” en el marco del conflicto sindical que atraviesa la industria del neumático, interpelando a las partes a resolver la situación que mantiene en vilo a numerosos sectores de la economía nacional.

La manifestación del Gobierno nacional se da horas después de que diferentes entidades agropecuarias nucleadas en CARBAP, así como entidades industriales y económicas emitieran un comunicado repudiando los bloqueos llevados adelante como parte del plan de lucha del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA).

En declaraciones a Radio 10, Cerruti expresó: “Hacemos un llamado a la sensatez a todos sectores. Es un conflicto que tiene que resolverse porque es un sector importantísimo para la industria y la economía en general”.

Este lunes, los representantes empresariales y los gremiales se reunieron en el Ministerio de Trabajo con el objetivo de acceder a un acuerdo, pero no se llegó a  un entendimiento, por lo cual este martes continúa el paro que tiene paralizadas a las fábricas.

Las tratativas entre el sindicato que conduce Alejandro Crespo y las compañías del rubro quedaron en cuarto intermedio hasta este miércoles, donde continuarán las negociaciones para dirimir un conflicto arrastrado desde hace meses.

“Es una discusión compleja, delicada. No se ha avanzado en las últimas reuniones y hay una nueva mañana. En total ya se hicieron 35 reuniones en Trabajo, donde intervino el Gobierno. Es un conflicto que fue creciendo y fue cambiando el escenario en la mesa de negociación”, precisó la portavoz.

Tras la reunión, los sindicalistas ratificaron la continuidad del paro por tiempo indeterminado y los bloqueos a las empresas luego de más de siete horas de negociaciones en la sede de la cartera laboral, en la avenida Leandro N. Alem al 600 de la ciudad de Buenos Aires.

[Las presiones no se hicieron esperar]

La extensa problemática salarial en la industria del neumático viene erosionando las estructuras de trabajo de diferentes rubros de la economía, y las expresiones de malestar al respecto no se hicieron esperar.

Este lunes por la tarde, un grupo de entidades productivas de la provincia de Buenos Aires repudió los bloqueos sindicales, acusando que “no permiten desarrollar la actividad productiva y garantizar el correcto funcionamiento de las plantas”.

Al respecto, enfatizaron: “Situaciones como las que se están desarrollando en las empresas bonaerenses violentan derechos constitucionales (de trabajar y de comercializar libremente, el de libertad de las personas y el derecho de propiedad) y el convenio 190 de la OIT”.

Las entidades bonaerenses denunciaron que “los bloqueos, las tomas de establecimientos y oficinas, el impedimento a los trabajadores que quieren desarrollar su tarea y las presiones, son violencia”.

El documento emitido por entidades productivas y económicas bonaerense.

Además, afirmaron que estas acciones “lejos de buscar una solución a los problemas gremiales, agravan la situación de las empresas provocando pérdidas y daño”. Entre los damnificados, ubican no sólo a las empresas del sector afectado, “sino a todas las empresas asociadas al sector, a la cadena de valor en particular y a cada uno de los usuarios”.

Es en esta línea que consideraron que el camino para la resolución de los conflictos “es el diálogo y el cumplimiento de la Ley”, e instaron “al cese de los bloqueos y a cualquier acción intimidatoria y violenta”, advirtiendo: “El empleo de la fuerza en cualquier huelga o manifestación es incompatible con el respeto de los derechos constitucionales”.

Sobre el final, apuntaron que “no podemos permitir, como país y ante la situación económica y social que nos encontramos atravesando, que se pierdan puestos de trabajo, se corte la cadena de suministro o se desabastezca un mercado” y sentenciaron: “El acoso y la violencia en el trabajo es un comportamiento que no debe vulnerar ninguna de las partes, incluyendo a los trabajadores y a sus representantes gremiales”.

El documento fue firmado por la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA); la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP); la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA); Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), y la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias