Parte de la UCR se desmarca de los halcones: Valdés y Morales repudiaron el atentado a CFK - Política y Medios
04/10/2022 - Edición Nº5359

DIFERENCIAS EN JXC

Parte de la UCR se desmarca de los halcones: Valdés y Morales repudiaron el atentado a CFK

Los mandatarios provinciales firmaron una declaración oficial del Norte Grande Argentino, luego de que un sector de JxC intentara instalar el “uso político” del atentado.

Los gobernadores del grupo denominado Norte Grande Argentino firmaron este jueves una declaración de “enérgico repudio al intento de magnicidio contra la vicepresidenta y dos veces presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner”.

En el documento, también exigieron “el pronto esclarecimiento y condena a los responsables de este hecho lamentable, que empaña la vida en democracia”.

En esa misma línea sostuvieron que, “próximos a cumplir 40 años de democracia, creemos necesario redoblar nuestro compromiso con los valores que promueven la convivencia, el diálogo, la paz social y el bien común”.

La declaración con la firma de los diferentes gobernadores.

Sobre el final pidieron por “un modelo de país más plural, integrado, federal y próspero, capaz de desplegar todo su potencial productivo, económico y cultural; de garantizar el bienestar de nuestro pueblo y de renovar las esperanzas de un futuro promisorio” y advirtieron que esto “requiere de acuerdos fundamentales que tengan como protagonistas a los múltiples sectores que componen la sociedad argentina”.

La declaración lleva la firma de los mandatarios Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Ricardo Quintela (La Rioja), Raúl Jalil (Catamarca), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes), Jorge Capitanich (Chaco) y el vicegobernador de Salta, Antonio Marocco, y fue rubricada en el marco de la 13° Asamblea de Gobernadores del Norte Grande realizada en el día de ayer en Resistencia, Chaco.

La adhesión de los radicales Morales y Valdés representan toda una novedad en el actual escenario donde, tras un tibio repudio, buena parte de la oposición retomó su agenda de trinchera e incluso sugirió abiertamente que se trataba de un montaje del oficialismo.

Las declaraciones y posturas radicales (en el sentido menos partidario de la palabra) de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el ex presidente de la Nación, Mauricio Macri, vienen dominando la tónica de Juntos por el Cambio en los últimos tiempos, arrastrando incluso a quienes en algún momento apostaron a una impronta más dialoguista, como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En este contexto, el miércoles pasado el bloque de Senadores de la oposición, incluyendo a radicales y legisladores de la Coalición Cívica, se negó a participar de la sesión de repudio al atentado a la titular de la cámara alta.

Lo hicieron publicando un polémico comunicado en cuyo título expresaron que “no avalarán el uso político partidario del Congreso”.

Un día después, el radicalismo federal se desmarcó claramente de esta determinación, que coquetea con el negacionismo del intento de magnicidio, insinuando que rechazar semejante intento de crimen tiene alguna connotación partidaria, y respaldó un repudio contundente desde el norte del país.

Con las PASO presidenciales a menos de un año, las estrategias al interior de la oposición son divergentes, y en sintonía con una de las marcadas tradiciones históricas del partido centenario, los gobernadores norteños optaron por una vía más reconciliada con la democracia y el juego limpio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias