Efecto dólar soja: se vendieron más de 700.000 toneladas el primer día  - Política y Medios
04/10/2022 - Edición Nº5359

ACTUALIDAD

Efecto dólar soja: se vendieron más de 700.000 toneladas el primer día 

Esa respuesta inmediata del agro al revalúo contrasta con las apenas 350.000 toneladas comercializadas en toda la semana pasada. Efecto sobre la brecha cambiaria y la expectativa de acumular US$5.000 millones en septiembre. 

 

Por: Patricio Ballesteros Ledesma 

 

Casi como despedida del país antes de emprender su viaje a Estados Unidos en pos de agilizar la “fábrica” de dólares, el ministro de Economía Sergio Massa puso la firma al DNU con la medida más esperada por muchos sojeros y las grandes agroexportadoras. 

Con el llamado dólar soja establecido por el Gobierno en $200 el domingo último, no hizo falta especular cómo recibiría la medida el sector productor y exportador de la oleaginosa, las ventas se dinamizaron de una forma inédita al día siguiente. 

El lunes se realizaron operaciones de los granos del complejo sojero con el nuevo valor fijado por un volumen superior a las 700.000 toneladas, un indicador indiscutible del efecto que provocó el tipo de cambio diferencial implementado. 

Eso es lo que le reclamaban al titular del Palacio de Hacienda quienes tenían la soja acopiada en silos y bolsas a la espera de un valor más alto para comercializar sus cosechas y finalmente lo consiguieron: son más $72.000 por tonelada. 

El objetivo es poner incentivos sobre la mesa a partir de un esfuerzo del Estado. En términos netos representa lo mismo que si fueran retenciones cero para el productor, explicó Massa en la inusual conferencia de prensa dominical ante los CEO de las principales cerealeras y funcionarios de su equipo. 

 

Régimen extraordinario por un mes 

El ministro anunció que los sojeros de forma voluntaria podrán liquidar dólares a un precio diferencial de $200 por unidad del 5 al 30 de septiembre y, como incentivo adicional, los que entreguen más del 85% de su tenencia mediante este mecanismo serán elegibles para programas de beneficios en los próximos meses. 

En la Bolsa de Comercio de Rosario, la cotización de la tonelada de soja para entrega inmediata pasó de los $50.700 negociados al cierre del jueves pasado (el viernes fue feriado), a $72.500 del lunes 5 de septiembre, con un salto del 43%.  

El mercado también recibo el impacto de la medida y los dólares financieros cayeron en sus valores que venían con tendencia alcista: el blue y el MEP bajaron a $270 y $274, mientras que el CCL cerró a $280.  

Y hasta la Bolsa reflejó una suba promedio del S&P Merval del 1,4%, aunque por el feriado en Estados Unidos habrá que esperar a hoy para ver qué sucede con las acciones y bonos locales en Wall Street.  

Los productores ya necesitaban comprar insumos y pagar cuentas de la presente campaña, pero aguantaron al cambio de mes y así ganaron más de un 40% en pesos. Por comparación, en toda la semana pasada apenas se vendieron 350.000 toneladas al tipo de cambio oficial previo. 

Visto de otro modo, el valor percibido por el productor del complejo sojero de la cotización internacional de la tonelada pasó de poco más del 22% hace dos meses a un virtual 46% en septiembre, a raíz de la implementación de esta medida. 

 

Se esperan obtener US$5.000 millones 

El secretario de Agricultura Juan José Bahillo declaró que la aplicación de un tipo de cambio especial para las exportaciones de soja “equivale a retenciones cero hasta el 30 de septiembre” y puntualizó que “mejora en un 40% el ingreso de los productores”. 

Ante la falta de reservas del BCRA, que no sólo complica las importaciones imprescindibles sino el cumplimiento de las metas establecidas con el FMI, el ministro Massa sabía que debía ofrecer un plus de precio al plan anunciado el mes pasado con las cuentas de prefinanciación y adelanto de exportaciones. 

El objetivo del Gobierno es conseguir alrededor de US$5.000 millones a lo largo de septiembre, un compromiso firmado por las grandes cerealeras, según confió el ministro, ya no tanto para la importación de combustibles, que por el cambio de temporada irá en descenso, sino para reforzar la compra al exterior de bienes de capital e insumos que diversas industrias necesitan para no frenar su operación. 

Además, el BCRA debería atesorar un monto similar de reservas antes de cerrar el trimestre y terminar el año con US$5.800 millones acumulados, tal como se estableció en la meta del acuerdo con el FMI y a esa cifra no puede llegar con las exiguas compras diarias que viene haciendo y exportaciones menguantes en el segundo semestre.  

Los derechos especiales de giro (DEG) podrían hacer la diferencia si con el saldo en cuenta corriente de todo el comercio exterior no alcanza. 

 

Aumentar reservas para alcanzar metas 

Massa confía en que para el miércoles se habrán obtenido al menos $1.000 millones por esta vía y el resto antes de terminar el mes. Con la mitad del año aprobada por la entidad crediticia, queda la segunda parte por cumplir y en un contexto de tradicional menor disponibilidad de divisas de aquí a diciembre. 

Con las reservas reales actuales en poco más de US$1.000 millones (tras el saldo negativo de US$520 millones de agosto), y la meta de alcanzar los US$4.400 millones en el tercer trimestre, el desafío no sería alcanzar ese monto en menos de un mes sino flexibilizarlo en las reuniones técnicas en curso con el FMI y lograr un nuevo acuerdo en el encuentro del ministro con Kristalina Georgieva en Washington el lunes próximo. 

De lo contrario se debería recurrir a recetas que resultan recesivas para la economía, como frenar más las importaciones, seguir subiendo la tasa de interés o pasar de la micro a la macro devaluación, lo que además traería consecuencias inflacionarias peores y devastadoras para la población con menores ingresos. 

Todo es un juego de pinzas quirúrgicas en el que utilizar grandes tenazas no haría otra cosa que desacelerar el crecimiento en curso y agravar el panorama para los próximos meses. Pese a los grandes intereses en pugna y la creciente crisis social, desde el Gobierno prefieren moderar todo y se inclinan por ajustes aquí y allá sin sobresaltos.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias