Horacio Rodríguez Larreta toma impulso y desafía a Macri - Política y Medios
04/12/2022 - Edición Nº5420

LA INTERNA, DESDE ADENTRO

Horacio Rodríguez Larreta toma impulso y desafía a Macri

El jefe de Gobierno hace una cuenta simple: tiene la imagen negativa más baja y ganaría fácil un ballotage en 2023. Macri y Bullrich lo amenazan con una primaria, pueden apostar a ganarle, pero empezaron a sufrir el destrato del círculo rojo.

Por: J.Nye

 

Horacio Rodríguez Larreta cree que cuanto más se aproxima la elección presidencial, más cerca le queda la Casa Rosada. Hace una cuenta simple: tiene la imagen negativa más baja y ganaría fácil un ballotage. Mauricio Macri y Patricia Bullrich lo amenazan con una primaria, pueden apostar a ganarle, pero empezaron a sufrir el destrato del círculo rojo. Y en la UCR empezó a ser el plan B, sino el A.

El jefe de Gobierno es la figura más protegida del país, por lejos: lo cuidan los medios de comunicación y los grandes empresarios, quienes de vez en cuando lo testean en algún evento. No suele caracterizarse por la rebeldía: el año pasado, el grupo Clarín le hizo decir varias veces que no controlaría las tarifas de las telecomunicaciones. La única vez que se plantó ante señores poderosos fue en la cumbre de IDEA, cuando se animó a preguntarle a los comensales si no se creían responsables de la grieta que paraliza a los gobiernos. Nadie respondió.

Larreta salió a la cancha en las últimas semanas, decidido a mostrar estructura. Fue el protagonista estelar del acto por los 20 años del PRO en el gremio de gastronómicos, con mensajes grabados de Macri y Bullrich, que está estudiando becada en Oxford. 

Un dato festejado en la sede de Uspallata es que el diputado Waldo Wolff, elegido por la ex ministra para ser candidato a jefe de Gobierno, se fue de su grupo de whatsapp, molesto por recibir tantas órdenes. Quienes lo conocen creen que fue una puesta en escena para tocarle la puerta a Larreta.

El jefe de Gobierno también logró cerrar con la UCR, un dato que tal vez no tuvo la repercusión que merecía. Fue a Santiago del Estero y Jujuy para encontrarse con Gerardo Morales, gobernador y presidente del partido, quien en diciembre lo acusaba de comprarle dirigentes, como parte de su pelea con Martín Lousteau.

A Morales le interesa no romper con Larreta porque entiende que si hay primarias con boletas cruzadas más de un radical del interior lo va a querer tener en la suya. No es negocio enfrentarlo en agosto para abrazarse en octubre.

Los radicales tienen chances de ganar en Santa Fe, Córdoba, se asocian a Rogelio Frigerio en Entre Ríos y podrían retener Mendoza, Jujuy y Corrientes. Bullrich sólo tiene el teléfono a mano del mendocino Alfredo Cornejo, con chances de volver. 

Morales tendrá que ajustar cuentas con Facundo Manes, interesado en ser candidato a presidente por la lista 3, sin Juntos por el Cambio ni Larreta. Si no lo bancan, asegura que se baja y deja al partido sin su principal figura para competir. ¿El jujeño se animaría a ser sparring de Larreta? Tal vez una negociación en las listas legislativas lo tiente. De eso se habla. 

Además de viajar al interior cada 15 días, la otra apuesta de Larreta es sumar dirigentes nuevos, un llamado a la sociedad civil enfrentada a la clase política, tan habitual del PRO en sus inicios. Bullrich lo denunció por presunto uso de datos personales. "Parece que Milei sortea sueldos y el PRO bancas", fue la crítica repetida en su entorno.

Pero el mayor poder es el círculo rojo y Larreta se lo dijo a Bullrich en enero. "¿Tenes 100 millones de dólares para pagar la campaña?", la desafió. "No, pero te rompo el orto igual", respondió la ex ministra. La charla fue similar a la que Eduardo Duhalde tuvo con Mauricio Macri y Felipe Solá hace una década, que dejó al reciente canciller sin respuesta. Tal vez los números estén desactualizados y ahora la tecnología permite gastar menos. Pero de algún lado hay que recaudar. Y no siempre hay plata para todos. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias