CFK intenta tomar las riendas de la economía potenciando el poder territorial que Alberto no tiene - Política y Medios
15/08/2022 - Edición Nº5309

ENTRETELONES DE CASA ROSADA

CFK intenta tomar las riendas de la economía potenciando el poder territorial que Alberto no tiene

En una semana ajetreada, la rosca interna para orientar las decisiones económicas (y determinar quién las toma) no se tomó descanso a pesar de los gestos albertistas que apenas surtieron efecto en el kirchnerismo.

Por Juan Pablo Peralta, desde Casa Rosada.

Parece que fue hace meses que Alberto Fernández estuvo en Alemania junto a los líderes de siete de las principales potencias del  mundo -y otros invitados como él- que en su caso asistió como representante a cargo de la titularidad de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Lejos quedaron los detalles sobre sus reclamos al FMI por los Derechos Especiales de Giro, la condena a la invasión rusa a Ucrania -sus consecuencias- y el reclamo (rechazado) que propuso rediscutir la soberanía de las Islas Malvinas a Boris Johnson (Reino Unido).

Ese nuevo viaje presidencial -con otra importante comitiva- se perdió entre los titulares de los diarios debido a los avatares que siguen azotando a la frágil economía local, que otra vez se enturbió con el refuerzo al cepo a las importaciones -buscando evitar el drenaje de moneda estadounidense de las reservas del Central- que produjo más presión en el dólar blue (que ya roza los $240) y el Contado con Liquidación a $251,96; un Riesgo País por arriba de los 2500 puntos, y la caída de bonos atados a la inflación.

Con ese panorama se fue y volvió el primer mandatario, que el martes mandó a sus voceros a avisar a los periodistas que estamos acreditados en Casa Rosada que iba a seguir su agenda desde la Residencia de Olivos. Según se supo más tarde extraoficialmente, el jefe de Estado descansó pero mantuvo diálogo con Martín Guzmán y Miguel Angel Pesce (Banco Central).

Obviamente, la premisa fue charlar sobre qué se iba a argumentar en las horas siguientes a este proceso. En ese contexto, ya presidente y Ministro habían tomado distancia de los dichos de Cristina Kirchner con respecto al déficit fiscal.

La senadora había desestimado que esa sea la causa de la suba de precios, y apuntó a la evasión y la ganancia desmedida de las empresas. El tándem le respondió que no se puede vivir eternamente en déficit.

Nunca faltan los rumores en los pasillos rosados que repiten una posible -y casi eterna- salida del mandamás de Hacienda, que en poco tiempo fue desmentida con el anuncio de un viaje que Guzmán hará la semana que viene a Europa para avanzar en las negociaciones por las deudas con el Club de París.

Otro susurro en Balcarce 50, y que por momento toma ribetes de leyenda urbana, son los pedidos a Sergio Massa (Cámara de Diputados) para que hable en nombre de terceros con Fernández en referencia a, entre otros temas, convencerlo de un cambio en el Gabinete y el plantel económico, y la remanida intermediación en la interna, ya no sólo entre CFK y el hombre que ella promovió al sillón de Rivadavia, sino también en la disputa entre el Movimiento Evita y La Cámpora.

Por estas horas se escuchó de todo: reuniones, contactos telefónicos, supuestos y posibles cónclaves entre las facciones encontradas.

El pedido de iniciar diálogos por Malvinas ante Boris Johnson, una de las postales de la gira por Europa.

Igual, la idea de ir paulatinamente avanzando en el traspaso de planes sociales de las organizaciones a los intendentes y gobernadores parece estar tomada, y el encargado de remarcar eso fue el propio ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

El miércoles, al terminar la reunión de Gabinete -convocada por Juan Manzur-, el ex intendente de Hurlingham manifestó que casi 200 mil personas pidieron el cambio de Unidad de Gestión y que la responsabilidad de esas prestaciones estará a cargo de municipios, estados provinciales e Iglesia.

Zabaleta dejó para el final a las estructuras que todavía los comandan desde el Estado: Emilio Pérsico, Fernando “Chino” Navarro, y el resto de lechos organizacionales de izquierda, que administran los beneficios con quitas, en teoría voluntarias, y que según advirtió el ministro, serán controladas recibiendo las denuncias pertinentes en la cartera que todavía dirige.

Por otra parte, en la conferencia de prensa que siguió a esa junta ministerial fue Manzur quien justificó la sugerente ausencia de Guzmán, que explicó que el funcionario estaba “muy ocupado trabajando  y siguiendo las directivas del Presidente de la Nación”.

En ese contexto el tucumano reiteró su promesa de que el problema de la falta de gasoil, que afecta a 23 provincias, será solucionada en los próximos días con la llegada de cuatro barcos con ese combustible. El ministro coordinador señaló que “con estos niveles de crecimiento que tiene el país, la Argentina no se autoabastece”.

Con respecto a la importante suba del billete verde informal, el principal funcionario de la jefatura ministerial hizo uso de la vieja fórmula de minimizar el hecho refiriéndose a ese mercado como “pequeño y marginal”.

Esa mañana, el máximo funcionario de Casa Rosada, decidió cambiar su agenda. Dejó de lado una visita a la Ciudad Universitaria donde con Daniel Filmus (Ciencia y Tecnología) entregaría equipamiento científico, y se subió a un avión que aterrizó en Jujuy donde visitó en una clínica a la líder de la Túpac Amaru, Milagro Sala, quien cumpliendo condena domiciliaria por varios delitos, sufrió una Trombosis Venosa Profunda.

La determinación del mandatario fue cuestionada por el gobernador local, Gerardo Morales, todo el arco opositor, y vale decirlo, por albertistas que no entendieron la finalidad de la jugada, que para analistas que son asiduos visitantes a Pertutti (a metros de la Pirámide de Mayo) no alcanzaba para congraciar a “La Jefa”; que sólo habló mediante uno de sus capitostes: Andrés “Cuervo” Larroque, que a través de un tuit que algunos catalogaron de irónico publicó un módico: “Muy bien @alferdez”.

Ese mismo día, sobre el final de la jornada hubo sorpresa con la caída del sol. Después de una entrevista con Alberto Fernández hablaría con la prensa acreditada el gobernador santafecino, Omar Perotti.

Inesperadamente apareció en escena el hombre más buscado por los medios y que había sellado el acuerdo de pago de deuda de la Nación con la provincia (unos 151.800 millones de pesos, que serán cancelados a través de bonos actualizables), se trataba de Martín Guzmán.

En la requisitoria periodística el economista se mostró conforme y optimista con lo realizado en materia de limitaciones a la compras desde el exterior. Afirmó que con esas iniciativas el BCRA había recuperado USD 900 millones.

Sobre las presiones que ejerce el kirchnerismo para que sea eyectado de su cargo de Ministro con la intención del armado de un superministerio a cargo de Massa, el discípulo de Joseph Stiglitz declaró que esa es una agenda de nosotros (los periodistas) pero no de él, que está abocado a conseguir el bienestar de las argentinas y los argentinos.

“Hábil declarante” apuntó un colega con muchos años de trabajo en Casa de Gobierno cuando terminaron las únicas tres preguntas que el equipo de comunicación del Ejecutivo dejó hacer.

Llegó el jueves con la novedad de que la Mesa de Enlace anunciaba un paro nacional de comercializaciones con movilización -pero sin cortes de ruta- en reclamo a la falta de gasoil. Con ese cuadro, y como es habitual, se llevó adelante la conferencia de la portavoz Gabriela Cerruti, que le bajó el precio a la demanda de los productores agropecuarios.

En otro orden de cosas, la vocera afirmó que el Gobierno nacional no aplica ningún cepo a las importaciones y explicó que la medida apunta a “priorizar a las pequeñas y medianas empresas”. A su vez, confirmó el fin del pago de la doble indemnización, al manifestar que se trató de “una medida de emergencia tomada por la crisis de la pandemia”.

Otra cosa que aseguró, es que las cifras en materia laboral van en ascenso con la creación de 20 mil empleos por mes, no por día, como había errado en la anterior rueda de prensa. Consultada por PolíticaYMedios por la remarcación de precios y un aumento del 20% en supermercados, Cerruti negó las subas y aconsejó a este periodista acreditado “cambiar de supermercado”.

Además, informó que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Hang, sucesor de Roberto Feletti, mantiene reuniones con distintos empresarios para renovar la medida de Precios Cuidados.

“El 20% de los supermercados es una cifra alta. Cambie de supermercado Peralta, busque precios, porque lo están estafando”, ironizó la Portavoz. La desmentida generó polémica y varios economistas salieron a mostrar empíricamente los aumentos que se están dando, mostrando a través de sus redes sociales y entrevistas, listas de los propios comercios.

En la previa del cierre semanal, estuvo en duda la realización del acto por el 48º aniversario del fallecimiento de Juan Domingo Perón, en la CGT. Una cadena de confusiones y discusiones que se dieron en el seno de la central gremial -y entre la Rosada y referentes sindicales- no confirmaban lo que se había dado por hecho, la presencia de Alberto Fernández en Azopardo 802.

En la sede del Ejecutivo circuló que Héctor Daer (de Sanidad e integrante del tridente cegetista) negoció ese evento sin acordar con el resto de sus colegas, especialmente con los que observan con preocupación los números económicos y ven la caída del salario real ante el permanente crecimiento del Índice de Precios al Consumidor. Un guarismo que muy probablemente dé por arriba del 5 por ciento para el concluido mes de junio.

Posteriormente a estas intrigas, la Confederación General del Trabajo prefirió llevar adelante el acto, donde el presidente sostendrá su discurso del día anterior en La Rioja, pero esta vez como presidente del PJ Nacional. En el norte criticó a la oposición macrista, y la responsabiliza de las corridas cambiarias e hipotéticos golpes de mercado que acechan su administración.

A la vez, al lado del gobernador Ricardo Quintela y Daniel Scioli (Desarrollo Productivo), el Mandatario reconoció el problema con la moneda norteamericana, pero la adjudicó a una “crisis de crecimiento”, una frase que algunos en Balcarce 50 asociaron al “crecimiento invisible” de Mauricio Macri.

La última actividad como titular del Poder Ejecutivo, antes del homenaje al General que inventó el Justicialismo, fue la que puso a Fernández y a su par ucraniano, Volodimir Zelenski, en contacto mediante una llamada telefónica que duró 35 minutos. En ella, el líder cuya nación está siendo atacada por fuerzas rusas, le agradeció la ayuda humanitaria -que el presidente argentino prometió incrementar- y el repudio del país en todos los fueros internacionales a la invasión.

El principal funcionario de la Casa de Gobierno le ratificó el rechazo de la Argentina a la incursión que comanda Vladimir Putin (aunque no se lo nombra en el comunicado del Gobierno argentino). Junto al canciller Santiago Cafiero, el jefe de Estado local “sostuvo el apoyo a todas las negociaciones que puedan emprenderse para el cese de las hostilidades y la búsqueda de un diálogo que lleve de manera urgente a la paz, tal como lo hizo en la reunión del G7”, informaron las usinas comunicacionales de Presidencia.

Dejando el plano internacional, lo que está claro, es que todo lo que diga el jefe de Estado este viernes tendrá su contralor en la tarde del sábado en Ensenada, cuando la vicepresidenta Kirchner exponga en un polideportivo de la localidad bonaerense junto al intendente local, Mario Secco

La ex presidenta incrementa su acercamiento con los ediles de la tercera sección y otros distritos bonaerenses, donde además respalda la reelección de Axel Kicillof.

Esos jefes comunales entienden que el destino inexorable del kirchnerismo es la inmensa Provincia de Buenos Aires, donde el Evita albertista promete disputarle hegemonía, aunque conforme entienden varios dirigentes territoriales, “a un altísimo costo”.

Sobre la posibilidad de que la mentora del Frente de Todos juegue como candidata a la primera magistratura, hay ríos de versiones desmentidas desde el Instituto Patria. Lo que no faltan son quienes en su entorno la pregonan hace meses.

La certeza gira en torno a su presencia en las boletas que necesiten traccionar votos en partidos afines, como La Matanza, y en las de las provincias que van reperfilando sus compromisos con la Nación y el futuro de “La Lapicera”.

Los que entienden que un factible triunfo de Lula en Brasil y un oponente como Macri del otro lado podrían mover el tablero, se apoyan además en el principio de que “la gente no va a querer ponerle el voto a lugartenientes con poder temporal, ahí lo tienen a Alberto”, y agregan sin querer dar sus nombres: “Los kirchneristas quieren votar a Cristina y los macrista a Macri, lo demás, es especulación mediática y política..”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias