Facundo Manes, la esperanza de la UCR para volver al poder - Política y Medios
04/12/2022 - Edición Nº5420

LA INTERNA, DESDE ADENTRO

Facundo Manes, la esperanza de la UCR para volver al poder

El neurólogo fue protagonista de la convención de la UCR en La Plata, aunque casi no habló. Su hermano Gastón fue elegido presidente y Gerardo Morales, titular del partido, lo llamó para compartir una foto.

Facundo Manes es el candidato presidencial que la UCR no tuvo en este siglo: tiene buena imagen, habla del futuro, coquetea con el antisistema y se desliga del fracaso presidencial más reciente.

Fue protagonista de la convención de la UCR en La Plata, aunque casi no habló. Su hermano Gastón fue elegido presidente y Gerardo Morales, titular del partido, lo llamó para compartir una foto.

Ambos se lanzaron como candidatos presidenciales, pero el jujeño sabe que su aventura tiene poca vida. “No voy a hacer locuras”, tranquiliza a sus correligionarios cuando lo consultan sobre el alcance de sus aspiraciones.

La oposición jujeña cree que estudia una reforma constitucional para repetir como gobernador y en el comité nacional lo imaginan como candidato a senador nacional, su anterior cargo.

Con esa foto, imaginan, nadie le discutirá su poder para armar listas a gusto, con Manes como candidato presidencial. El neurólogo está decidido a jugar y quiere competir en octubre como sea.

No acepta una postulación testimonial, como sparring en una interna de Juntos por el Cambio, el único modelo que acepta el PRO. En la convención radical, intentó que el documento excluyera la pertenencia de la UCR a JxC, una invitación a una ruptura que no descarta.

Detuvo esa maniobra el senador Alfredo Cornejo, quien reunió a un grupo de convencionales afines dispuestos a hacer ruido.

El expresidente del partido tenía motivos para dar ese paso: Mauricio Macri se había reunido unos días antes con el ex diputado Luis Petri, quien se anima a enfrentarlo en una primaria de 2023 para la gobernación de Mendoza.  

Pero la ratificación de la UCR en las alianzas electorales recién se vota el año que viene y la continuidad en JxC puede llegar condicionada, con reglas de juego para una primaria y un posible gobierno.

Martín Lousteau quedó atrapado en su alianza con Horacio Rodríguez Larreta, quien sólo podría elegirlo como sucesor si le garantiza un frente nacional capaz de pelear la presidencia, esto es, con Manes afuera.

El economista no tiene poder alguno para lograr algo así. En la Convención, además, se turnaron para reprocharle haber promovido la ruptura del bloque de diputados, un hecho sin precedentes.

La pregunta entre los radicales es si Manes tiene techo y, dato no menor, quién se lo pone.

¿Está preso de las propias internas de su partido? Ya ni siquiera, porque sólo hay dos candidatos. ¿Y si sólo se trata de borrar la flagelación radical?

Puede ser, pero no es lo único. Los que caminan con Manes empezaron a notar cierto temor del círculo rojo, esos empresarios con dominio de los sectores estratégicos que financian campañas.

No le confían y hasta lo vetan de los medios de comunicación, donde también le cierra las puertas Larreta, quien en la campaña llegó a llamar a los dueños de los canales de TV para excluirlo. Lo lograba.

Al neurólogo no le interesa. Cree que ya consiguió una buena imagen y es tiempo de conectar con la gente cara a cara en cada rincón del país.

Ya logró entusiasmar al gobernador de Corrientes Gustavo Valdés, encumbrado por ser uno de los mandatarios de mejor imagen del país y jefe político de la flamante secretaria de juventud del partido, Valeria Pavón.

Las encuestas en el norte del país lo tienen en alza: todos lo conocen y casi nadie lo rechaza.

En Buenos Aires la elección será simultánea a la Nación y el neurólogo dio muestras de su poderío en las legislativas. Perdió por no hacer pie en el conurbano.

Los números no aparecen en los sondeos de los consultores más conocidos, porque no lo miden. A Patricia Bullrich le pasa lo mismo. Comparten el enemigo.

Para los radicales que confían en Manes sólo se trata de protegerlo, esperar la fecha de cierre y lanzarlo. Creen que puede ganar. Están seguros.    

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias