Finlandia y Suecia solicitaron ingresar a la OTAN: Putin afirmó que no son enemigos, pero lanzó una advertencia - Política y Medios
30/11/2022 - Edición Nº5416

TENSA CALMA

Finlandia y Suecia solicitaron ingresar a la OTAN: Putin afirmó que no son enemigos, pero lanzó una advertencia

Los países nórdicos recibieron el apoyo de Dinamarca, Noruega e Islandia. El mandatario ruso, al igual que ante Ucrania, adelantó que no tolerará una amenaza nuclear para Moscú.

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, informó este lunes que el Gobierno solicitará formalmente su ingreso en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el marco de la invasión rusa de Ucrania, y un día después de que lo hiciera otro de los países escandinavos, Finlandia.

En una rueda de prensa junto al líder del opositor Partido Moderado, Ulf Kristersson, la ‘premier’ sueca ha destacado que el país “está abandonando una era para entrar en una nueva”.

En tanto, Kristersson consideró que “a Rusia no le va a gustar que Suecia y Finlandia entren en la OTAN. Tenemos que estar preparados para unos meses complicados”.

El partido de Andersson ya había adelantado a lo largo del fin de semana que apoyaba la medida. No obstante, este mismo lunes, el partido ha confirmado que ha aprobado la solicitud para pedir el ingreso en la alianza.

“La dirección del Partido Socialdemócrata ha decidido que el partido trabajará para que Suecia solicite el ingreso en la OTAN”, había explicado la fuerza política previamente en un comunicado.

El texto explica que la solicitud está condicionada a que no se despliegue armamento nuclear alguno ni bases permanentes en suelo sueco, según el texto, que tilda de “histórica” la decisión.

“La invasión rusa de Ucrania ha empeorado la situación en materia de seguridad para Suecia y para Europa en su conjunto”, expresó la ministra de Asuntos Exteriores sueca, Ann Linde, a través de las redes sociales.

Por su parte, este domingo el presidente finlandés, Sauli Niinistö, y el Comité de Exteriores y Seguridad del país nórdico aprobaron formalmente la solicitud del ingreso en la OTAN, decisión anunciada en conferencia de prensa desde Helsinki por el jefe de Estado y la primera ministra, Sanna Marin.

“Hoy es un día histórico. Iniciamos una nueva era”, destacó Niinistö.

Sanna Marin junto a Sauli Niinistö durante el anuncio de ayer.

[El apoyo de los nórdicos y la tensa calma de Moscú]

En torno a esta sensible decisión geopolítica, las autoridades de Dinamarca, Islandia y Noruega se manifestaron este lunes respaldando a sus naciones vecinas, que hasta el momento se mantenían aisladas de la alianza occidental.

A través de un comunicado colectivo, los países nórdicos remarcaron que estas decisiones se fundamentan en la “soberanía nacional de cada país” y sostuvieron que tanto Finlandia como Suecia “están en su derecho a elegir cómo garantizar su seguridad”.

Al respecto, manifestaron que ambos países “tienen derecho a solicitar que se inicie el proceso de adhesión sin que exista intento alguno de interferencia externa”, para luego enfatizar que “comparten los principios y valores de la Alianza y podrán reforzar nuestra defensa colectiva al tiempo que impulsan la seguridad euroatlántica”.

En esa misma línea, adelantaron que harán “todo lo posible para intentar que el proceso salta adelante de forma rápida, dado que Finlandia y Suecia ya están a la altura de los estándares necesarios para hacerse con la membresía” y recordaron que incluso sus fuerzas militares se han entrenado en conjunto con las de sus naciones.

Hacia el final, sentenciaron: “La seguridad de estos países es un asunto que nos preocupa a todos. En caso de que el territorio de algunos de estos países sufriera un ataque antes de hacerse con la membresía, los ayudaríamos de todas las formas posibles”.

El primer ministro noruego, Jonas Gahr Støre, también apoyó la medida del Gobierno finlandés a través de su cuenta personal de Twitter.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, también se manifestó al respecto enviando un mensaje de cierta tranquilidad aunque advirtiendo que podría actuar igual que ante Ucrania en caso de que el movimiento represente un riesgo nuclear para Moscú.

“En cuanto a los (posibles) nuevos miembros de la Alianza Atlántica, Finlandia y Suecia, me gustaría informarles de que Rusia no tiene problemas con esos Estados y, por lo tanto, la ampliación a esos países no genera una amenaza inmediata para Rusia”, afirmó en el encuentro en el Kremlin de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), la alianza militar de varias ex repúblicas soviéticas.

No obstante, aclaró: “La expansión de la infraestructura militar a ese territorio provocará una respuesta nuestra. Esta irá en función de las amenazas creadas contra nosotros”.

Durante la semana pasada, el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso interpeló al Gobierno finlandés con una advertencia análoga a la realizada a Ucrania en diciembre: la adopción de “medidas técnico militares” en caso del emplazamiento de bases militares y misiles nucleares en las cercanías de Moscú.

El ingreso de los países nórdicos a la OTAN le supondría a Rusia un incremento de 1.300 kilómetros de frontera con países pertenecientes al conglomerado militar liderado por Estados Unidos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias