Axel Kicillof visitó el complejo donde se emplazará la central Atucha III en Zárate - Política y Medios
03/10/2022 - Edición Nº5358

ACTUALIDAD

Axel Kicillof visitó el complejo donde se emplazará la central Atucha III en Zárate

El gobernador, que este año asistió a la firma del nuevo contrato con los representantes de Nucleoeléctrica Argentina y la Corporación Nuclear Nacional China, recorrió las instalaciones. ¿Cuál es su rol en la demanda eléctrica y la transición energética?

Por: Patricio Ballesteros Ledesma

 

Ya no es un proyecto postergado sino una realidad que avanza. Una de las mayores iniciativas argentinas para aumentar su capacidad de generación de electricidad mediante energía nuclear y la mayor inversión de capitales chinos en el país se transformó en un hecho. Como ocurrió hace cuatro décadas, el país inicia la construcción de una nueva central.

Tras los problemas generados en el preacuerdo de financiación anterior durante el gobierno de Mauricio Macri, a los que luego se sumaron los derivados por la pandemia, que se inició en el gigante asiático pero repercutió en todos los acuerdos bilaterales, el pasado 1 de febrero se firmó el contrato para el diseño, suministro y construcción de la nueva unidad del complejo nuclear Atucha en Zárate.

El acuerdo contempla la transferencia de tecnología para la fabricación argentina de combustibles nucleares como condición precedente y se plantea que la central del tipo HPR-1000 tendrá una vida útil de 60 años, utilizará uranio enriquecido como combustible y agua liviana como refrigerante y moderador.

Además, se aclara que cumplirá con los todos los requisitos estipulados por el Organismo Internacional de Energía Atómica e incorporará las nuevas medidas y tecnologías de seguridad surgidas tras el incidente en Fukushima.

En forma virtual, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, había participado de la rúbrica del contrato junto a los presidente y vice de Nucleoeléctrica Argentina, José Luis Antúnez y Jorge Sidelnik, el presidente la Corporación Nuclear Nacional de China, Yu Jianfeng, el vicepresidente de la CNEA, Diego Hurtado de Mendoza y los embajadores de ambos países.

[La puesta al día del Gobernador in situ]

Y este miércoles 3 de mayo, Kicillof, funcionarios nacionales y provinciales visitaron las instalaciones del complejo de Zárate para ponerse al tanto de la evolución de las dos unidades existentes y preparar las obras de la nueva central nuclear, que iniciará su construcción a fines de año y tendrá una potencia eléctrica bruta de 1.200 MWe para abastecer al SADI.

Durante la evaluación del estado del Plan Nuclear Argentino, todos destacaron que el sector trabaja en conjunto para reconstruir una política en la materia soberana al más alto nivel tecnológico y de capacitación profesional, a partir de una experiencia de más de seis décadas.

Durante la recorrida por la central Atucha II - Presidente Néstor Kirchner, el gobernador expresó que para la provincia, como principal potencia industrial y agropecuaria de la Argentina, es fundamental desarrollar el sector energético para pensar un futuro mejor. “Nuestro compromiso es el de empujar para que se superen todos los obstáculos y podamos avanzar con proyectos que son esenciales para nuestro pueblo", aclaró Kicillof.

Al referirse a la construcción de las nuevas instalaciones, que representan uno de los mayores proyectos del Estado argentino, subrayó que “los contratos se interrumpieron porque hubo un Gobierno que no pensó en el bienestar de la Argentina, pero ahora tenemos la obligación de consolidar y poner en marcha estos proyectos sin dilaciones".

En esa línea, el gobernador agregó: “La energía nuclear es un legado nacional, algo que no tienen otros países; estuve cuando Cristina puso en marcha Atucha II, fue una proeza para la industria argentina”.

[Inversión china por más de US$8.300 millones]

Respondiendo a las chicanas políticas de la oposición y de algunos comunicadores críticos del Gobierno, Kicillof sostuvo que “hay ignorancia y mala fe al hablar de los contratos con China. Argentina necesita financiamiento para dar vida a su Plan Nuclear y los que estamos a favor del desarrollo nuclear tenemos que empujar estos proyectos y dar la discusión”.

Por su lado, el secretario de Energía nacional, Darío Martínez explicó que "el plan nuclear es estratégico para nuestro país, que es uno de los pocos que cuenta con las capacidades y la mano de obra necesarios para impulsarlo". A su vez, José Luis Antúnez, presidente de NA-SA, comentó: “Que hayamos podido recuperar los proyectos, recomenzarlos y tener esta visita es una felicidad enorme”.

Nucleoeléctrica Argentina es la empresa a cargo de la operación de las tres centrales nucleares en funcionamiento en el país: Atucha I y Atucha II en Zárate, Buenos Aires y Embalse en Córdoba, y la potencia total instalada de sus 3 plantas es de 1.763 MW.

Es una sociedad anónima cuyo capital social accionario se encuentra distribuido entre el Ministerio de Economía de la Nación (79%), la Comisión Nacional de Energía Atómica (20%) e Integración Energética Argentina S.A (IEASA) y emplea a 3.000 trabajadores.

Atucha III, cuarta central a nivel nacional y tercera en el ámbito bonaerense, estará emplazada junto a las dos actuales en el predio de la localidad de Lima, municipio de Zárate, demandará una inversión superior a los US$8.300 millones.

Tiene un plazo de obra aproximado a los 8 años y medio, demandará 7.000 puestos de trabajo directos en el pico de obra (700 fijos para la región), y una participación de la industria metalmecánica nacional del 40%, con la compra de insumos locales por US$500 millones.

Este proyecto se había iniciado con el lanzamiento del Plan Nuclear Argentino en 2006 y, a pesar de los convenios celebrados en 2015 durante la Presidencia de Cristina Fernández, su construcción fue paralizada durante los 4 años posteriores.

[Incrementar la electricidad de origen nuclear]

Ahora, tras la firma del contrato entre NA-SA y la CNNC en 2022, se reactivó la iniciativa con el objeto de incrementar un 60% la generación de energía eléctrica de origen nuclear, que hoy aporta alrededor del 7% del total nacional, según datos de CAMMESA.

Estas nuevas instalaciones permitirán la diversificación de la matriz de suministro eléctrico de forma confiable, segura y limpia, y la sustitución de la demanda de combustibles fósiles en la generación primaria para reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Un dato relevante en esa línea indica que la generación de energía de origen nuclear en el país permitió ahorrar en 2021 la emisión de 4,7 millones de toneladas de CO2 al ambiente.

Durante la visita, los funcionarios nacionales y el gobernador fueron informados de los avances de la extensión de vida de Atucha I y del proyecto CAREM desarrollado por la CNEA, el primer reactor nuclear de baja potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina. 

La obra comenzó en febrero de 2014 y el año pasado se suscribió un acuerdo para la terminación de las instalaciones. Con capacidad para producir 32 MWe, permitirá un mejor suministro en zonas alejadas de los grandes centros urbanos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias