Cacharí: tras el temporal, Kicillof y Larroque dispusieron ayuda de la Provincia - Política y Medios
27/01/2023 - Edición Nº5474

INTERIOR PROVINCIAL

Cacharí: tras el temporal, Kicillof y Larroque dispusieron ayuda de la Provincia

Una tormenta de viento y lluvia castigó al pueblo de poco más de 2.600 habitantes. El intendente de Azul, Hernán Bertellys, llegó a la localidad a fin de verificar el estado de situación y dialogó con vecinas y vecinos afectados. Kicillof dispuso el inmediato envío de ayuda.

Por: Miguel Di Spalatro

 

“Fue una noche brutal”, dicen los vecinos de Cacharí, refiriéndose a lo sucedido el pasado martes 26 de abril entre las 23 y la medianoche. Una tormenta de viento y lluvia castigó al pueblo de poco más de 2.600 habitantes.  A la par que ráfagas de más de 100 kilómetros por hora volaban techos, derribaban postes y árboles, las calles y las casas quedaron totalmente a oscuras.

Se vivieron momentos de desesperación viendo como en un instante las familias perdían sus viviendas y las calles se transformaban en una postal de guerra con chapas diseminadas por todas partes, vehículos sepultados debajo de árboles y paredes derribadas.

Con la impotencia de no poder hacer nada por los bienes materiales, fue necesario refugiarse donde se pudiera para preservarse de accidentes o pérdidas humanas que por fortuna no hubo que lamentar.

El viento como llegó, pasó. La Cooperativa Eléctrica restableció el servicio en algunas calles y las y los cacharienses pudieron entonces dimensionar el impacto de la tragedia. Treinta vecinos sufrieron la voladura total del techo de sus viviendas y varios más daños parciales. Quedaron destruidos galpones y tinglados de talleres. La ruta 3, principal acceso a la localidad, terminó cortada por la caída de árboles.

Vista previa de imagen

Como sucede siempre en las tragedias, los primeros en reaccionar fueron los bomberos voluntarios.  Acudieron de inmediato a liberar la ruta y ayudar a los vecinos que habían quedado a la intemperie.

Cacharí es un pueblo orgulloso de su cuerpo de bomberos. El jefe del destacamento es Sebastian Meitin y entre las acciones relevantes de los últimos meses mencionan el haber viajado a Corrientes para combatir el fuego que arrasó a esa provincia.

Ahora, en la ciudad de la que son parte, les tocó levantar escombros, serruchar troncos, liberar de chapas y postes las calles y evitar que algún vecino se accidentara con los cables de electricidad caídos sobre las veredas. Con el amanecer del miércoles llegó la preocupación de los gobernantes.

Vista previa de imagen

El intendente municipal de Azul, Hernán Bertellys, llegó a la localidad a fin de verificar el estado de situación y dialogó con vecinas y vecinos afectados.

Después de recorrer las calles del pueblo que pertenece a su distrito, dijo que la situación era más grave de lo que había imaginado: “Hay familias que perdieron todo".

También se refirió a la tormenta que se abatió sobre Cacharí por la noche: "Nunca pasó un fenómeno así aquí y por supuesto vamos a estar junto a cada cachariense y estamos con todo el equipo para poder resolver esto lo más rápido posible, consiguiendo los elementos y también armando las cuadrillas con gente de Cacharí, Azul, y también de Chillar que están viniendo, así que la solidaridad en todo el partido y el compromiso para solucionar esto es fundamental", dijo.

La noticia de lo sucedido llegó también al gobernador Axel Kicillof. El viernes 4 de octubre de 2019, en su campaña electoral, había conocido Cacharí, que hasta la noche del martes 26 lucía una prolija plaza, un camping bien arbolado y una limpia avenida de acceso con bulevares.

Kicillof dispuso el inmediato envío de ayuda. Cuando Andrés Larroque, Ministro de Desarrollo de la Comunidad, se comunicó con las autoridades locales dicen que preguntó “¿Qué necesitan para reconstruir el pueblo?”. Antes de que pasaran 24 horas de la tragedia, a las 22 del miércoles 27 de abril, llegó a Cacharí el primer camión cargado con chapas y materiales de construcción enviado por la provincia.

Claro que todo es poco ante una tragedia de estas características. Es por eso que hasta el 15 de mayo se extenderá una campaña solidaria para la compra de materiales destinados a los vecinos en situación más vulnerable.

Se podrá colaborar a través de los Bomberos Voluntarios. Para eso se habilitó una cuenta en el Banco Provincia, la 6345-1179/0 donde se reciben donaciones a través el CBU 0140399001634500117909.

Para que, como dice Daniel Juárez, periodista cachariense, “entre martillazos y motosierras el pueblo se vaya apoderando de la calma”. Esa calma que otorga el saber que hay un estado presente, vecinos solidarios y que a solo 36 horas de la catástrofe la reconstrucción ya está en marcha.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias