Las sanciones a Rusia acercan a los Estados Unidos a Venezuela - Política y Medios
14-06-2024 - Edición Nº5978

EMBARGO AL PETRÓLEO

Las sanciones a Rusia acercan a los Estados Unidos a Venezuela

Biden anunció el embargo de la importación de petróleo, gas y energía desde el gigante euroasiático y paralelamente iniciaron las negociaciones con Maduro.

El presidente de Estados Unidos, Joseph Biden Jr., anunció este martes el embargo de las importaciones estadounidenses de “petróleo, gas y energía” desde Rusia, como una de las sanciones más determinantes por la invasión a Ucrania, que sin dudas afectará las economías a nivel global.

“Significa que el petróleo ruso no será aceptado en puertos de EE.UU.”, sostuvo el mandatario en una discurso pronunciado desde la Casa Blanca, donde afirmó que esta medida tiene el apoyo tanto del Partido Demócrata como del Republicano.

Además, mencionó que se trata de una medida “estrechamente coordinada” con los aliados estratégicos de la Unión Europea (UE). En ese sentido, Boris Johnson también anunció que el Reino Unido irá “reduciendo paulatinamente” la importación energética desde Rusia.

“Esta decisión de hoy no está exenta de costos aquí en casa. La guerra de Putin ya está perjudicando a las familias estadounidenses en las gasolineras, y esto aumentará aún más los costos”, reconoció Biden a través de sus redes sociales, tras lo cual advirtió: “Daré todos los pasos que podamos para minimizar el aumento de precios de Putin aquí en casa”.

Al respecto, anunció que, sincronizadamente con sus socios, “ya hemos anunciado una liberación colectiva de 60 millones de barriles de petróleo de nuestras Reservas Estratégicas de Petróleo”.

Tras comprometerse a “seguir trabajando con todas las herramientas a nuestra disposición para proteger a las familias y empresas estadounidenses” advirtió a las compañías petroleras que la guerra “no es excusa para aumentos excesivos de precios, o aumento de ganancias, o cualquier tipo de esfuerzo para explotar esta situación”.

La advertencia de Biden a las firmas petróleras.

No obstante, esta no es la única iniciativa que prevé Washington en el futuro cercano, sino que en las últimas horas se conoció una noticia que generó amplias repercusiones en nuestro continente: la reanudación de los diálogos entre el Gobierno estadounidense y el venezolano.

“Quiero comentarles que el día sábado pasado en horas de la noche llegó a Venezuela una delegación del gobierno de los Estados Unidos de norteamérica”, anunció Nicolás Maduro en conferencia de prensa en las últimas horas.

Al respecto, se explayó: “La recibí en el Palacio Presidencial como he recibido en otras oportunidades a delegaciones de distintos Gobiernos del mundo y en especial también del Gobierno de los Estados Unidos. Me tocó como canciller recibir delegaciones junto al presidente Chávez, me tocó como presidente recibir delegaciones del Gobierno y del Congreso estadounidense”.

El mandatario venezolano contó que mantuvieron “una reunión que podría calificar de respetuosa, cordial, muy diplomática. La hicimos en el despacho presidencial principal y ahí estaban las banderas juntas, se veían muy bonitas; unidas como deben estar las banderas de Estados Unidos y Venezuela”.

El encuentro se extendió por casi dos horas y, según confió, trataron “temas de interés”, acordando “trabajar en una agenda hacia adelante”.

Maduro recalcó la voluntad para “desde la diplomacia, el respeto y la máxima esperanza de un mundo mejor, poder avanzar en una agenda que permita el bienestar y la paz de los pueblos de América completa, América Latina y el Caribe” y concluyó adelantando que “continuarán hacia adelante las conversaciones, las coordinaciones y una agenda positiva entre el Gobierno de Estados Unidos y el de Venezuela”.

Los conflictos bélicos trastornan las diferentes facetas de la vida humana y la geopolítica no es la excepción. Tras más de una década de hostilidades, ahora Venezuela parece ir adquiriendo el status de socio comercial razonable ante la necesidad de aumentar la oferta petrolera que propician las sanciones a Rusia.

Paradójicamente, el atributo de ser un importante productor petrolero global le valió a Venezuela ser destinatario de los bloqueos por parte de los Estados Unidos, y ahora le vale la reanudación de las relaciones.

Si bien se trata, evidentemente, de una decisión forzada por un fenómeno extraordinario, las hostilidades entre Moscú y el eje occidental podrían extenderse más allá de la guerra; si se contempla que en la genealogía del conflicto uno de los elementos fundamentales fue el acercamiento de la OTAN a Ucrania y, por ende, a Moscú.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias

Más Noticias