Hablemos de dinero (y de criptomonedas) - Política y Medios
22/05/2022 - Edición Nº5224

ACTUALIDAD

Hablemos de dinero (y de criptomonedas)

Si los conceptos de Blockchain y criptomonedas te parecen confusos y rebuscados, no estás solo. La moneda virtual es compleja y controversial, pero vale la pena aprender sobre ella para poder tomar decisiones informadas y entender el punto de partida de lo que podrían ser las finanzas del futuro.

Por: Dolores Collazo. (Estudio Comunicación, me dedico al Marketing Digital y me considero una apasionada de la tecnología blockchain)


Para entender lo que es el dinero digital, me parece interesante primero repasar el concepto del dinero.

En Economía, el dinero es definido como un medio aceptado y generalizado para el intercambio de bienes y servicios. Cualquier cosa podría virtualmente ser considerada dinero mientras cumpla con tres características: ser medio de cambio, ser resguardo de  valor y tener una unidad de medida.

Han habido muchos diferentes tipos de dinero a lo largo de la historia. Aquí un pequeño resumen a muy grandes rasgos:

- En un principio, las sociedades se regían por el sistema de trueque, un intercambio de bienes o servicios de semejante valor entre sí. Su limitación fue que los mismos no acuñaban valor en el tiempo.
- El dinero mercancía llega como la solución tecnológica perfecta, con el uso de recursos naturales escasos y valiosos para el intercambio justo, como lo fueron el oro y la plata. Su principal desventaja fue que transportar estas monedas en cantidad era incómodo y poco práctico.
- Así es que el dinero fiduciario llega como la solución a esta problemática: los bancos centrales alojarían ese dinero y darían una promesa en papel que podría ser intercambiado por oro; esto da comienzo a la confianza en el sistema bancario. Su limitación sale a la luz cuando estas entidades comienzan a dar préstamos, ya que esto los dejaba en un balance en donde, si todos quisieran retirar su oro al mismo tiempo, el mismo ya no se encontraría totalmente respaldado.
- El dinero fiat, el que usamos en la actualidad, aparece cuando pasamos a la confianza total en los bancos y billetes de papel expendidos por los mismos que, en esencia, no tienen un valor respaldado por ningún objeto físico, sino por promesas y registros bancarios. Y está completamente aceptado que si todos quisieramos sacar esas divisas, no podríamos.

Vale aclarar que el hecho de que los bancos centrales controlen la emisión de su moneda no es necesariamente y totalmente negativo, ya que puede traer grandes beneficios para que una sociedad pueda funcionar correctamente y que el dinero sea distribuido de manera equitativa. Sin embargo, diversos sucesos a lo largo de las últimas décadas generaron escepticismo hacia estos sistemas tradicionales. 

Tras la crisis mundial de 2008, comenzaron a tomar fuerza estudios que se venían llevando a cabo hace décadas para buscar una alternativa digital al sistema actual.

Ese mismo año, una persona anónima (aunque se sospecha que podría ser un grupo) bajo el seúdonimo de Satoshi Nakamoto, publicó un artículo, presentando Bitcoin.

Nakamoto planteó que “Bitcoin nace con ambiciones elevadas: proporcionar a los ciudadanos un medio de pago que posibilite la ejecución de transferencias de valor rápidas, a bajo costo y que, además, no pueda ser controlado ni manipulado por gobiernos, bancos centrales o entidades financieras”.

Tal como sucedió repetidamente en la historia de la humanidad, frente a la desconfianza surgió una solución tecnológica.

[¿Qué es Bitcoin?]

Bitcoin es una nueva manera de dinero (distinta a la que conocemos actualmente) completamente digital, abierta, global, de emisión limitadapredecible y descentralizada. Estas reglas son preservadas de manera inamovible por la red entera que sustenta Bitcoin.

Es completamente digital, porque no solo vive en bytes sino que tampoco es representación de otro activo del mundo real. 

Es abierto y global porque al ser digital y descentralizado no tiene fronteras que lo detengan y está abierto a todo el mundo.

Es de emisión limitada porque la cantidad de bitcoins totales que existirán está limitada a un máximo de 21 millones de unidades. Hasta ahora existen 18,6 millones, por lo que quedan unos 2,4 millones todavía por “minar”.

Es predecible porque cada cuatro años se reduce a la mitad la cantidad de nuevos bitcoins que se emiten, en un evento que se conoce como halving. De esta manera, la criptomoneda se vuelve gradualmente más escasa porque cada vez hay menos oportunidades de conseguirla sin tener que comprársela a otro. 

Es descentralizado porque, al contrario de los sistemas tradicionales de pago, la red de Bitcoin no es puesta en funcionamiento por una sola persona ni entidad, sino por miles de computadoras alrededor del mundo que llevan el registro de todas las transacciones de bitcoins alguna vez hechas, y validan las nuevas en base a ese registro. Esto es lo que se conoce como blockchain.

(No te preocupes, ya vamos a ahondar en todos estos conceptos)
 


Cuando hablo de Bitcoin (con mayúscula), hablo de la red de ordenadores descentralizada, es decir, el entorno virtual donde se realizan todas las operaciones. El bitcoin (con minúscula) refiere a la moneda virtual o criptomoneda nativa de esta red.



[¿Qué es Blockchain?]

Se podría decir que, entre otras cosas, una blockchain es una gran base de datos distribuída y segura en la que los registros están enlazados, cifrados y contenidos en cada uno de los nodos validadores para proteger la seguridad y privacidad de las transacciones.

Quienes disponen sus computadoras a validar estas transacciones son conocidos como mineros (puede ser cualqueir persona con un equipo lo suficientemente bueno para que soporte el programa), y su motivación para hacerlo es que, si sus computadoras logran validar la transacción a través de la criptografia (resolución de un complejo problema matemático conocido como “prueba de trabajo”), reciben una recompensa (en el caso de la red de Bitcoin, recibirán bitcoins como recompensa).

La seguridad de estas redes radica en que nadie puede crear transacciones falsas, dado que decenas de miles de personas distribuidas en todo el mundo (al menos en el caso de Bitcoin) cuentan con los registros pasados y, por ende, cualquier atacante a la red debería convencer al menos al 51% de mineros simultáneamente de incluir su transacción maliciosa, lo que implicaria un gasto enorme en equipo y poder computacional, y aún así tendría mínimas posibilidades de llevarlo a cabo.

(Por supuesto que este proceso es más complejo y apasionante de entender, y ameritaría una nota entera o más. Si te interesa saber más al respecto te recomiendo este video de Dot CSV, este otro de 3Blue1Brown y esta nota de El gato y la caja. Además, sobre el final de la nota, te dejaré algunos recursos para seguir alimentando tu curiosidad.)

[¿Qué es lo que le da valor al bitcoin?]

Gran parte del éxito de la moneda radica en la seguridad de su red, como comentábamos antes. Además, el hecho de que sea limitado y que su capacidad de conseguirlo se reduzca en el tiempo son grandes atractivos para inversores.

[¿Quién determina el precio del activo?]

Es importante comprender que al enviar o recibir bitcoins, no se están transfiriendo ni dólares, ni euros, ni otra moneda gubernamental, sino bitcoins. Y los bitcoins tienen su propio precio, en base a su cotización en una divesidad de mercados alrededor del mundo. Su valor está muy ligado al dólar ya que es la moneda de uso más extendido globalmente.

El precio de Bitcoin es obtenido por el valor que cada uno de nosotros le asignamos al activo, y lo que estamos dispuestos a intercambiar por él. Eso determina cuánto vale para la sociedad (básicamente oferta y demanda, como con cualquier otro activo). 

Existen herramientas y plataformas que facilitan estos intercambios, como exchanges o brokers, donde uno puede comprar, vender o ahorrar bitcoins.  (Pero de eso hablaremos más adelante)

Te recomiendo ver este video de Bit2Me a partir del minuto 1:45 para ahondar en este tema.

[¿Podría Bitcoin reemplazar al dinero?]

Por ahora, no se puede saber. 

Es una realidad que desde que Bitcoin salió, el valor de su moneda no para de incrementar anualmente a medida que más gente adopta esta tecnología. 

Sin embargo, su valor es muy fluctuante. La misma cantidad de bitcoins que hoy equivale a 100 dólares estadounidenses, mañana puede equivaler a un monto mayor o menor, dependiendo de si el precio del bitcoin subió o bajó en el transcurso del día, lo que desalienta a la gente a intercambiarla como cualquier otra moneda mucho más estable.

El Salvador fue el primer país en reconocer al bitcoin como una moneda de curso legal en su país en septiembre de 2021, ante la creencia de su presidente, Nayib Bukele, de que la criptomoneda será un elemento positivo para la economía y la sociedad.  

De todas maneras, esta es una discusión muy compleja y existen otras criptomonedas que podrían cumplir con los requisitos necesarios para reemplazar el dinero como lo conocemos. 

(Hablaremos de ellas en la próxima columna).

Gracias por tu tiempo.

[Fuentes/Recursos para seguir indagando:]

https://www.youtube.com/playlist?list=PLYJGABoky_vThSOj9gOxZF3pH49xgwPX_

https://www.youtube.com/watch?v=pqEidVW9da0&t=955s&ab_channel=QuantumFracture

https://www.youtube.com/watch?v=S2HxMK7iO4c&feature=emb_title

https://www.youtube.com/watch?v=YaXLv7TkZhE&t=207s&ab_channel=DamianKuc

https://elgatoylacaja.com/nestor-en-blockchain 

https://open.spotify.com/show/4XPTQJyyYYz8zVRvBWrWLa?si=de99adf03c2b45cc 

https://open.spotify.com/show/3MYjMGrrN17i45X1C4pMsj?si=d11280c000d74189 

https://www.youtube.com/playlist?list=PLYJGABoky_vThSOj9gOxZF3pH49xgwPX_ 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias