El papel clave de las organizaciones en las internas del PJ La Plata tras la renuncia de Máximo Kirchner - Política y Medios
27/11/2022 - Edición Nº5413

REORDENAMIENTO

El papel clave de las organizaciones en las internas del PJ La Plata tras la renuncia de Máximo Kirchner

La renuncia a la presidencia del bloque de diputados condicionó los alineamientos de dirigentes locales camporistas. El alakismo y el bruerismo desplegaron toda su capacidad para captar al electorado.

A fines de marzo se realizarán, finalmente, las elecciones internas del Partido Justicialista en cada uno de los municipios de la Provincia de Buenos Aires.

Como ya se definieron las autoridades nacional, el presidente Alberto Fernández, y la bonaerense, Máximo Kirchner, en la Ciudad de La Plata, los históricos apelan a las viejas recetas para interpelar a los afiliados, mientras La Cámpora recalcula y las organizaciones aprovechan para engrosar filas.

El sacudón que atraviesa la política regional entró en un nuevo estadío en los días posteriores a la dimisión de quien lideraba la bancada de diputados del Frente de Todos en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación.

Es que esta salida, ante la reprobación del arco cercano al hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, volvió -en cierta manera- en contra algunos apoyos con los que contaba uno de los socios mayoritarios de la coalición de gobierno.

En esa línea, si bien parece algo lateral, la realidad del PJ La Plata cruje ante un nuevo escenario electoral internista donde, al ser consultados por PolíticaYMedios, desde el oficialismo partidario marcaron los presuntos trabajos que se hacen para lograr la unidad.

Si bien este planteo hasta la semana pasada proseguía desde el lado de algunos dirigentes camporistas locales, la premisa estalló por los aires tras la decisión del presidente el PJ provincial.

Gabriel Bruera en una manifestación acompañado por la militancia de Patria Grande.

Más allá de haber sido desaconsejado, la determinación del diputado nacional por Buenos Aires aventajó al alakismo y el bruerismo que, desde mediados de diciembre, trabajan sin prisa pero sin pausa por su propia cuenta.

Por caso, desde el sector cercano al Ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense confiaron que, actualmente, la estrategia se centra en recabar la mayor cantidad de datos de los afiliados al PJ para realizar una especie de búsqueda de adhesiones “puerta a puerta”

Aunque es una novedad, la táctica para interpelar es histórica y no es el único grupo de influencia política dentro del PJ y con pregnancia en la Capital provincial: de hecho, desde el entorno próximo al ex diputado provincial por la Octava Sección Electora, Gabriel Bruera, confiaron que persiguen el mismo camino de búsqueda individualizada de votos para sumar adeptos.

Mientras desde el alakismo cosechan los frutos del envío de cartas con salutaciones con postales de fin de año para las Fiestas e intentan estrechar nexos para ampliar su base electoral internista, por el lado del bruerismo reconocieron otros actores claves dentro del PJ y que también, a su modo, participan del FdT: las organizaciones sociopolíticas.

La inflexión del punto radica en lo siguiente: con un padrón de alrededor de 50 mil afiliados, las adhesiones entre alakistas y brueristas vienen parejas. Aunque para los comicios partidarios no se contemplarían (el potencial no es azaroso) a quienes se afilien este año, desde distintos movimientos y agrupaciones desarrollaron estrategias para inscribir militantes y sumar apoyo.

Al mismo tiempo que algunas organizaciones como Encuentro Peronista plantean que “la presidencia del PJ platense, por una cuestión social, política y fundamentalmente histórica, tiene que ser ocupada por una mujer”, desde el Movimiento de Unidad Popular empezaron a chequear avales para participar de las próximas elecciones internas.

De hecho, mediante una publicación en las redes oficiales, expusieron: “Creemos en un partido que contenga a todos los sectores y con un rol activo en la construcción política de la Ciudad”.

Conforme surge de la consulta de varios actores intervinientes, ahora la discusión está en discutir la posibilidad de contemplar la participación de nuevos afiliados, posibilidad que se fundaría en que, tras los aplazamientos eleccionarios internos del años pasado con razón de la pandemia del coronavirus, se debería propiciar un acceso democrático. 

Lo cierto es que algunos dirigentes del bruerismo comenzaron a tener conexiones directas con otros de organizaciones políticas nacionales con representación seccional y con el objeto de ensanchar los apoyos a una lista de la que poco se vislumbra a futuro. Entonces, los escenarios son múltiples.

En la marcha contra la Corte Suprema de Justicia del 1° de febrero, desde el bruerismo marcharon hacia el Palacio de Tribunales de Capital Federal bajo la bandera del PJ local y con consignas a favor del ahora concejal y ex diputado provincial, Guillermo Escudero, quien es la insignia de bandera de este sector político.

También durante la movilización surgieron acercamientos con otras organizaciones.

Por caso, en la confección de la última lista de esta agrupación -que dentro del FdT compitió con la lista vinculada a Victoria Tolosa Paz-, entremezclados con otros camporistas, se advirtieron algunos dirigentes del Frente Patria Grande y de agrupaciones de trabajadores de la tierra y la economía social que articulan con el bruerismo y compartieron las últimas movilizaciones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias