FMI: Georgieva abrió la puerta a una extensión de vencimientos y López Obrador respaldó a Argentina - Política y Medios
26-02-2024 - Edición Nº5869

SEÑALES

FMI: Georgieva abrió la puerta a una extensión de vencimientos y López Obrador respaldó a Argentina

La directora del FMI llamó a los países más endeudados a “actuar ahora” para extender los vencimientos de deuda. AMLO pidió “un trato justo” para nuestro país y reclamó autocrítica al fondo.

En medio de las empantanadas negociaciones del ministro de Economía, Martín Guzmán, con el Fondo Monetario Internacional (FMI), este viernes se observaron señales promisorias para los planes de reestructuración de los plazos de pago.

La directora del organismo de crédito internacional, Kristalina Georgieva, advirtió a través de una videoconferencia realizada en el marco del Foro Económico de Davos, advirtió que una eventual suba de las tasas de interés de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos caería como “agua fría” sobre la inestable recuperación económica que atraviesan muchos países endeudados.

En este sentido, no sólo llamó al Banco Central norteamericano a comunicar con claridad las políticas de suba de tasas que implementarán -en torno a las cuales hay altos niveles de especulación- para evitar sorpresas; sino que también envió un guiño a los deudores.

“Actúen ahora. Si puede extender los vencimientos, háganlo. Si tiene descalces de moneda, ahora es el momento de abordarlos”, manifestó la economista búlgara en un panel que abordaba las perspectivas económicas globales.

Lo que hace la Fed tiene implicaciones para todos nosotros, por eso es muy importante que la Fed continúe comunicándose claramente para evitar sorpresas”.

En tanto, en el plano político, nuestro país cosechó el respaldo del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que pidió al FMI “un trato justo” para con Argentina en medio de su conferencia de prensa matutina, al tiempo que les reclamó una autocrítica respecto al proceder en el préstamos a nuestro país.

El mandatario, de estrecha relación con Alberto Fernández, llamó a que el organismo “asuma su responsabilidad en el endeudamiento excesivo de Argentina”, y lo convocó a que, con “honestidad” y “ética” reconozcan que “cometieron el error de darle créditos al Gobierno anterior, más allá de lo razonable”.

AMLO consideró, en línea con lo admitido por el ex asesor de la Casa Blanca para latinoamérica y actual presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Mauricio Claver Carone, que el crédito stand by fue otorgado a la administración de Mauricio Macri “por razones políticas”.

Además, cuestionó que ahora el Fondo le exija a la actual administración pagar “de inmediato” e imponiendo “condiciones que son completamente injustas”.

Desde su óptica, las políticas económicas que el organismo “recomienda” al país -y a las cuales se encuentra atada la posibilidad de un acuerdo de reestructuración de pagos- terminarán por “empobrecer más al pueblo argentino” y “debilitar por completo al Gobierno”.

Es por esto que, además de los entendimientos con el fondo, una de las prioridades para la Casa Rosada es cosechar el apoyo del aparato político estadounidense, en particular del Partido Socialdemócrata que gobierna.

Así como la intervención de la administración Trump ante el directorio del FMI fue sustancial para aprobar el crédito a la administración de Macri contra la férrea resistencia de la Unión Europea, sin dudas será imprescindible un apoyo de la Casa Blanca para lograr ahora la anhelada reestructuración de deuda.

Reunión entre el Canciller argentino y el secretario de Estado norteamericano.

En esta empresa se enmarcó el reciente viaje diplomático del canciller, Santiago Cafiero, a Washington, donde se reunió con el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, y la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Si bien en líneas generales los encuentros tuvieron como eje diferentes tópicos de la agenda bilateral entre países, el respaldo al plan económico de crecimiento diseñado por Guzmán fue un tema latente al que -sin mencionar al FMI- Blinken brindó su apoyo.

“Apoyamos muy firmemente una economía argentina vibrante”, expresó durante el encuentro el secretario de Estado al ministro de Relaciones Exteriores.

En tanto, este jueves Guzmán sostuvo que “Argentina ahora quiere más tiempo para pagar y quiere llegar a un acuerdo, que es necesario para ambas partes. La economía va mejor, pero necesitamos más tiempo para pagar”.

Además, en declaraciones al diario francés Le Figaro, detalló: “La diferencia que tenemos con el FMI es la velocidad de consolidación fiscal y las combinaciones entre gastos e ingresos. No queremos penalizar la demanda cuando la economía se está recuperando”.

El ministro de Economía también recordó que “el programa stand by de 2018 con el FMI no permitió que Argentina retomara su crecimiento, no controló la inflación, ni protegió a los más vulnerables”, sino que “por el contrario, ha agravado la recesión, el desempleo, la pobreza y la inflación”.

Por último, cuestionó: “Estos 45.000 millones de dólares que se tomaron en 2018 se destinaron principalmente al pago de deuda con acreedores privados y, en más de la mitad, a la salida de capitales”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias