Sombrillas y petroleras: análisis de la explotación del “oro negro” en Mar del Plata - Política y Medios
25/05/2022 - Edición Nº5227

ACTUALIDAD

Sombrillas y petroleras: análisis de la explotación del “oro negro” en Mar del Plata

Entre reposeras y sombrillas el verano marplatense no solo se calienta por la ola de calor. Hay una demanda popular que, amen de los oportunismos políticos, se debe atender para construir consensos o respetar la voluntad del pueblo más allá de los intereses económicos que impiadosamente mueven el mundo.

Por: Miguel Di Spalatro

 

Mar del Plata comenzó el año con altas temperaturas, una temporada turística record, falta de agua en barrios de la ciudad y el anuncio de que la explotación petrolera llegará cerca de sus costas.

La idea de buscar petróleo mar adentro a unos 307 kilómetros del principal balneario del país, surgió durante el gobierno de Mauricio Macri. Es por eso que el rechazo expresado por el intendente Guillermo Montenegro llamó la atención de propios y extraños: “No voy a defender sólo el trabajo sino también la calidad de vida de todos los que viven en mi ciudad”, manifestó el jefe comunal y agregó: “Por eso voy a manifestar públicamente mi rechazo a cualquier tipo de explotación petrolera en las costas de General Pueyrredon”. Habló también de la carencia de los elementos necesarios para saber qué impacto tendrá esta actividad en la pesca y en el turismo, los dos grandes motores de Mar del Plata. 

Entre los brindis de fin de año, el incremento de casos de COVID y la alegría por las playas repletas de turistas, fue un dirigente de su mismo color político el que le salió al cruce.

El exministro de Energía Juan José Araguren, que fue el impulsor del proyecto, le respondió a Montenegro: “Lamento que hable de un tema que no conoce. Se oponen al desarrollo”.

En el 2017, cuando aún estaba en el cargo, Araguren, había anunciado que la Ronda 1 del Plan de Exploración offshore incluía una vasta región de la Plataforma Austral Norte (5.000 km2); la Cuenca Malvinas Oeste (90.000km2) y la Cuenca Argentina Norte (130.000 km2) y que en el 2019 habría una segunda Ronda para incorporar la Cuenca Argentina Sur que cuenta con un área aproximada de 120.000 km2.

El gobierno de Alberto Fernández siguió adelante con el plan petrolero de Cambiemos. Sin anuncios, en los últimos días de 2021 se publicó en el Boletín Oficial la resolución que firmó el gobierno otorgando la declaración de impacto ambiental para tres áreas de exploración offshore, dos de ellas ubicadas a 307 kilómetros de Mar del Plata.

Junto al rechazo, políticamente oportuno, de Montenegro, las organizaciones ambientalistas llamaron a movilizarse en defensa de las costas y el Mar Argentino. El 4 de enero unas tres mil personas se concentraron frente a la Rambla. La municipalidad anunció que iría a la Justicia, pero no fue la única en recurrir a los tribunales. Un ciudadano y una organización no gubernamental de ambientalistas también presentaron recursos de amparo y lograron que la titular de la Fiscalía Federal N°1 de Mar del Plata, Laura Mazzaferri, dictamine en favor de conceder las medidas cautelares que solicitaban el cese o suspensión de las actividades de exploración sísmica, explotación petrolera y otros trabajos vinculados frente a las costas de Mar del Plata.

El Instituto Argentino del Petróleo y del Gas, se expresó a favor de la exploración y cuestionó la postura de los ambientalistas. "No dejes que te asusten con imágenes tremendistas y consignas chatarra", señalaron en un comunicado.

Aseguraron que nadie en Mar del Plata verá plataformas ni petróleo, amparándose en que hay áreas a explorar que se encuentran ubicadas a 307 km y hasta 440 kilómetros de la costa.

“Esto no es nada nuevo. La Argentina busca hidrocarburos en su mar desde hace más de 90 años. Desde entonces, se han perforado 187 pozos en el lecho marino y se han producido algunos hallazgos de interés, sin incidentes ambientales significativos”, argumentan.

Sin embargo, las voces que se alzan a favor de cuidar el medio ambiente y el ecosistema son diversas.

La ONG Greenpeace afirmó que si este proyecto  avanza, será el primer paso para una futura explotación petrolífera en el Mar Argentino. Con esto, de acuerdo con  un estudio de la Universidad Nacional del Centro sobre operaciones petroleras en nuestro mar,  sería inevitable que se produzcan derrames de petróleo contemplando incluso algunos de grandes cantidades, mayores a 1.000 barriles.

El Partido Socialista pidió que se trate un proyecto de ordenanza presentado hace seis meses en el Concejo Deliberante que busca la creación de una Comisión de Estudio y Análisis sobre la instalación de plataformas petrolíferas offshore en la plataforma continental argentina. La intención es que el cuerpo deliberativo tome en su agenda la temática y convoque a una audiencia pública para que toda la comunidad marplatense pueda opinar.

Sin mencionar directamente el tema, en las últimas horas la presidente del cuerpo colegiado, Marina Sánchez Herrero, presentó un proyecto de ordenanza para unificar las políticas públicas relacionadas al medio ambiente. “El municipio de General Pueyrredon debe adoptar una norma estructural en materia ambiental, que incluya a la comuna en el sistema del desarrollo sostenible”, sostuvo la legisladora.

El Obispado de Mar del Plata expresó su “preocupación” por la exploración y explotación de hidrocarburos frente a las costas de la ciudad y convocó a un debate “honesto y transparente” para que las necesidades particulares y las ideologías “no afecten el bien común”.

“Los riesgos de derrame de petróleo, las consecuencias negativas del fracking, el impacto ambiental de otras formas de exploración y explotación; el peligro que comporta para la supervivencia de especies tales como la ballena franca austral, el pingüino de Magallanes, la reproducción de anchoítas, merluza y calamar, y las consecuencias que puedan tener para la industria de la pesca y del turismo”, fueron consideradas en un comunicado de la jerarquía eclesiástica que cita la Encíclica Laudato Si, en la que el papa Francisco afirma: “La tecnología basada en combustibles fósiles muy contaminantes ‒sobre todo el carbón, pero aun el petróleo y, en menor medida, el gas‒ necesita ser reemplazada progresivamente y sin demora”.

Acción Marplatense pide audiencias públicas para escuchar todas las voces y una consulta popular que fije la opinión de los ciudadanos.

“Todas las personas, sectores, organizaciones no gubernamentales, universidades, expertos y expertas en la biología, la economía, el turismo, las energías, la sostenibilidad ambiental, económica, laboral, fiscal y urbana deben tener la oportunidad de participar y compartir saberes y perspectivas. Mar del Plata debe confiar en Mar del Plata para entenderse luego con toda la Argentina y con el mundo”, dicen en un comunicado.

Mientras que todo esto ocurre, desde el gobierno nacional, Matías Kulfas y Gabriela Cerruti salieron a explicar que el gobierno se compromete a “llevar adelante estas actividades de la manera más sustentable, controlada y consensuada posible”. En relación a las fuertes críticas y la masiva movilización que se desarrolló el martes en la costa marplatense en rechazo a la exploración petrolera, como a menor escala ya venía ocurriendo en el último tiempo, la vocera del Gobierno dijo que “se necesita un diálogo profundo con todas las fuerzas de la sociedad, incluidas las organizaciones ambientalistas y ecologistas” y comentó que con muchas de ellas ya están hablando.

Sin embargo, la Asamblea por un Mar Libre de Petroleras anunció que el sábado a la mañana llevará adelante una nueva jornada de rechazo a la exploración sísmica. De 9 a 13, marcharán a las rutas y se concentrarán en tres lugares estratégicos distintos. En la Ruta 2 a la altura del puente de arroyo La Tapera, en la Ruta 11 Norte a la altura de la calle Scaglia y la tercera en la Ruta 11 Sur, a la altura de Las Macetas, calle 515.

“Se hará reducción de la circulación en las rutas para volantear a los autos que ingresan y egresan de la ciudad”, explicaron sus organizadores y además invitaron a participar con carteles, banderas, bombos y distintas expresiones artísticas. “El atlanticazo crece con la fuerza del pueblo en las calles y el gobierno no puede parar la marea”, expresaron.

Mientras el gobernador Axel Kicillof trata de llevar tranquilidad asegurando que “no va a afectar la cuestión visual” y que “es prácticamente imposible que haya un derrame”, los marplatenses esperaban que también se expresara el ministro de Ambiente, Juan Cabandié.  Tras varias jornadas de silencio, el funcionario afirmó que “es la primera vez que el Ministerio de Ambiente participa de un estudio de impacto ambiental” y sostuvo que “a partir de ahora, la actividad offshore en nuestro país empieza a tener un componente ambiental”.

Entre reposeras y sombrillas el verano marplatense no solo se calienta por la ola de calor. Hay una demanda popular que, al margen de los oportunismos políticos, se debe atender para construir consensos o escuchar y respetar la voluntad del pueblo más allá de los intereses económicos que impiadosamente mueven el mundo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias