Cagliardi sigue tropezando: tensión con el STMB y demandas de los guardavidas - Política y Medios
26/01/2022 - Edición Nº5108

BERISSO

Cagliardi sigue tropezando: tensión con el STMB y demandas de los guardavidas

El Sindicato de Trabajadores Municipales espera saber cuando cobrarán su aguinaldo. Mientras tanto, los guardavidas advierten que el intendente les dio dos embarcaciones que no funcionan.

Por: Pedro Domínguez

 

Mientras se termina diciembre, la Municipalidad de Berisso parece esperar la llegada del 2022 para dar respuesta a todos los inconvenientes que existen en la ciudad tanto en el plano sindical como en el plano político.

De este modo, hay que recordar lo que ocurrió el pasado 10 de diciembre, cuando se supo que Sebastián Mincarelli dejaba de ser concejal y, tras una reunión con el intendente Fabián Cagliardi y Juan Ignacio Mincarelli, se determinó que ocupe un rol entre el Ejecutivo y el Legislativo, teniendo una coordinación entre ambos lados para mantener una comunicación certera de lo que ocurre en las dos veredas.

En el mismo momento en que ocurrió este acuerdo, el Sindicato de Trabajadores Municipales esperaba una respuesta favorable por parte del Ejecutivo, por los dos trabajadores que recibieron una notificación avisando que hasta el 31 de diciembre, estarían desempleados.

Tras la noticia y luego de semanas de conflicto, salieron nuevamente a pedir explicaciones. Así, según contaron tuvieron una reunión que terminó en la nada, ya que el ntendente envió una carta a través de sus redes sociales en la que, palabras más, palrabas menos, aseguró que el STMB mentía. “Quiero aclarar que los argumentos del STMB no sólo son mentiras, sino que también la medida de fuerza arbitraria afecta la prestación de servicios”, decía el comunicado.

Así, el Sindicato puso el grito en el cielo y, tras varios días de lucha, siguen esperando una respuesta. Al mismo tiempo, resta saber que ocurrirá con uno de los temas cruciales de diciembre: el aguinaldo. Por lo pronto, el intendente no notificó cuándo se abonaría el mismo.

Al mismo tiempo, permanence la tensión entre el sindicato de guardavidas y Cagliardi, quien entregó dos embarcaciones que no funcionan.  “El 19 de noviembre nos entregaron una embarcación semirrígida que el Municipio anunció como equipo nuevo, pero que en la realidad efectiva, tiene unos 16 años de uso y que denunciamos como obsoleta, a tal punto y con tanta razón que se fracturó en diversos puntos de su caso haciendo imposible su navegación y utilidad en rescates”, informaron los trabajadores.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscribite a nuestro boletín de noticias